Nuestro sitio  | Ayuda  | Mapa del sitio  | Archivo    
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO
 
Actualizado a las 09:20(GMT+8), 19/03/2001
China  

Informe sobre la ejecución del plan de desarrollo económico y social del 2000 y sobre el proyecto de plan de desarrollo económico y social para el 2001(II)

Zeng Peiyuan

II. OBJETIVOS DE LA REGULACION Y EL CONTROL Y PRINCIPALES TAREAS DEL DESARROLLO ECONOMICO Y SOCIAL PARA EL 2001

El 2001 es el primer año del nuevo siglo, el año del avance hacia los objetivos estratégicos establecidos para la tercera etapa, el año del inicio de la ejecución del X Plan Quinquenal y, además, el año clave en el mantenimiento de la tendencia positiva del crecimiento económico y en el aprovechamiento de la coyuntura favorable para nuestro avance. La realización de un buen trabajo económico en el presente año resultará decisiva para mantener un desarrollo sostenido, rápido y sano de la economía nacional, para iniciar con buen pie el X Plan Quinquenal y para avanzar hacia su cumplimiento.

Las exigencias generales planteadas para el trabajo económico del año en curso son las siguientes: Guiados por la teoría de Deng Xiaoping, cumpliendo el requisito de la "triple representatividad" (a saber, el Partido Comunista de China debe ser fiel representante de lo que se exige para el desarrollo de las fuerzas productivas sociales avanzadas de China, del rumbo por el que ha de marchar su cultura avanzada y de los intereses fundamentales de sus masas populares más amplias) y actuando de acuerdo con el espíritu del XV Congreso Nacional del Partido y de la V Sesión Plenaria de su XV Comité Central, aceleraremos el desarrollo del país aprovechando la coyuntura que se nos presenta. Persistiremos en el principio de ampliar la demanda interna, seguiremos aplicando una política financiera activa y una política monetaria prudente y utilizaremos de manera coordinada los diversos medios de regulación y control macroeconómicos, para de este modo consolidar e impulsar la excelente coyuntura de crecimiento económico. Apoyándonos en la renovación de las estructuras y en las innovaciones científicas y tecnológicas, promoveremos la industrialización por medio de la informatización e impulsaremos con energía el reajuste estratégico de la estructura económica. Fortaleceremos el carácter básico de la agricultura, intensificaremos el apoyo y la protección de la misma, y nos esforzaremos por incrementar los ingresos de los campesinos. Aceleraremos la introducción de cambios en los mecanismos de gestión empresarial, acentuaremos la administración empresarial, y consolidaremos y ampliaremos los éxitos logrados por las empresas de propiedad estatal en la reforma y en la superación de las dificultades. Llevaremos a cabo como es debido los preparativos necesarios para la incorporación de China a la Organización Mundial del Comercio, ampliaremos la apertura al exterior y desarrollaremos activamente una economía abierta. Fomentaremos el empleo por múltiples canales, aceleraremos el establecimiento del sistema de seguridad social y lo perfeccionaremos, y mejoraremos en mayor medida las condiciones de vida del pueblo. Trataremos correctamente la relación entre la reforma, el desarrollo y la estabilidad, a fin de promover el desarrollo sostenido, rápido y sano de la economía nacional, así como el progreso de la sociedad en todos sus aspectos, y nos esforzaremos por que la ejecución del X Plan Quinquenal tenga un buen comienzo. A la luz de estas exigencias, durante el año 2001 nos proponemos alcanzar los siguientes objetivos principales del desarrollo económico y social:

¨D Un crecimiento económico del 7%;

¨D Un incremento aproximado del 10% de las inversiones del conjunto de la sociedad en activos fijos;

¨D Una subida del índice de precios al consumo entre el 1% y el 2%;

¨D Un aumento de cerca del 8% de las importaciones y las exportaciones;

¨D Un déficit de la hacienda central por debajo de 259.800 millones de yuanes;

¨D Una emisión monetaria por debajo de 150.000 millones de yuanes;

¨D Una tasa de desempleo registrado inferior al 4% en las ciudades y poblados, y

¨D Un crecimiento demográfico vegetativo inferior al 10¡ë.

Las tareas fundamentales del desarrollo económico y social para el año 2001 son las siguientes:

1. Persistir en la orientación estratégica de ampliar la demanda interna y esforzarse por mantener un crecimiento de la economía nacional relativamente rápido.

La persistencia en la ampliación de la demanda interna constituye no sólo una política estratégica a largo plazo y un requisito básico para el desarrollo económico de nuestro país, sino también una importante medida adoptada para superar las contradicciones y los problemas existentes en la actual vida económica. Si se quiere mantener la tendencia positiva del desarrollo económico, es indispensable observar este principio. Durante cierto tiempo, deberá seguir aplicándose una política financiera activa y una política monetaria prudente, y será necesario seguir esforzándose por aumentar con dinamismo la demanda efectiva.

Hay que tomar medidas activas para promover un incremento relativamente rápido de las inversiones en activos fijos por parte de los diversos sectores sociales. Las inversiones en activos fijos se centrarán prioritariamente en los siguientes puntos: realizar satisfactoriamente los proyectos en vías de ejecución financiados con bonos del Estado; acelerar los proyectos de agricultura, silvicultura, obras hidráulicas, transporte, telecomunicaciones, infraestructuras urbanas, protección ambiental, construcción y transformación de las redes eléctricas urbanas y rurales, y construcción de silos estatales para el almacenaje de cereales; apoyar la transformación tecnológica de las empresas y la incorporación de las altas tecnologías a la industria; reforzar la construcción de infraestructuras científicas y educativas; y llevar a efecto la disposición estratégica de explotar a gran escala las regiones occidentales y acelerar el desarrollo del Centro y el Oeste del país. Iniciar la ejecución de varios importantes proyectos de ingeniería, los principales de los cuales son las obras para el control de las crecidas del río Huanghe en Linhuaigang, los complejos hidráulicos de Ni'erji en el río Nenjiang y de Baise en el río Youjiang, la línea férrea Golmud (Qinghai)-Lhasa (Tíbet), el gasoducto del oeste al este, el oleoducto Lanzhou-Chengdu-Chongqing, la central hidroeléctrica de Longtan en Guangxi, el nuevo aeropuerto Baiyun de Guangzhou, la planta de combustible etílico de Jilin, la fábrica de abonos químicos a base de gas natural en Hainan, las obras de protección de las aguas desviadas del río Luanhe en Tianjin, la central eléctrica de Wangqu en Shanxi, la central hidráulica de conservación de energía mediante bombeo en Tongbai en Zhejiang, así como las tres obras de transmisión eléctrica de corriente directa de 500 kv desde Guizhou hasta Guangdong, desde las Tres Gargantas hasta Guangdong y desde las Tres Gargantas hasta el Este de China, obras que impulsarán la integración de las redes eléctricas en todo el país. Construir nuevas carreteras troncales nacionales y líneas troncales regionales, entre ellas el tramo Fujian-Jiangxi de la carretera Beijing-Fujian, el tramo Xinxiang-Zhengzhou (Henan) de la carretera Beijing-Zhuhai y la carretera troncal Beijing-Chengde (Hebei). Acelerar el ritmo de trabajo en las etapas iniciales de proyectos como el de la central hidroeléctrica de Xiaowan (Yunnan), el de saneamiento integral de los ríos Tarim y Heihe, el de la terminal internacional de transporte aéreo de Shanghai y el de las líneas ferroviarias del noroeste y el suroeste para la entrada y salida del país. Continuar esforzándose por realizar el trabajo de fundamentación previa de las obras de transvase de agua del sur al norte y los preparativos correspondientes, con el fin de iniciar su construcción lo antes posible. Acelerar los preparativos para emprender las obras de transvase de agua del este al oeste en Liaoning y las obras de transvase de agua del río Huanghe a la Península de Jiaodong (Shandong). Este año, deben construirse y ponerse en funcionamiento varios proyectos importantes, incluidos la tercera fase de las obras del Combinado Siderúrgico de Baoshan (Shanghai), el segundo puente de Nanjing sobre el río Changjiang (Jiangsu), la central hidroeléctrica Mianhuatan (Fujian), los complejos hidráulicos de Jiangya (Hunan), el paso férreo Guangdong-Hainan y la línea férrea Neijiang (Sichuan)-Kunming (Yunnan). Seguir concentrando los esfuerzos para llevar a buen término el control de la calidad de las obras de ingeniería y la administración de los fondos, intensificando la supervisión, el control y la fiscalización de los proyectos. Revisar y suprimir los reglamentos irracionales que restringen las inversiones de los diversos sectores sociales. Crear un entorno favorable a la competencia equitativa y estimular y orientar a los sectores económicos no estatales para que incrementen sus inversiones.

El arranque del mercado y el aumento del consumo son factores clave en el incremento de la demanda efectiva. Hay que reformar la modalidad de consumo de bienestar y completar las políticas y medidas que estimulan el consumo; seguir revisando y eliminando los reglamentos que inhiben el consumo en los sectores eléctrico, inmobiliario, de automovilístico, telecomunicaciones, etc.; establecer y perfeccionar el sistema de créditos individuales y desarrollar activamente los créditos al consumo; mejorar el sistema de fondos de acumulación social para la construcción de viviendas, acelerar la liberación del mercado de su reventa, y fomentar su alquiler; promover en mayor medida el desarrollo de sectores como el turismo, la educación, los servicios comunitarios, las actividades culturales y recreativas, la conservación de la salud mediante la práctica de deportes y la sanidad, ensanchar el ámbito del consumo y ampliar el consumo de servicios; mejorar enérgicamente el ambiente de consumo; continuar fortaleciendo la construcción de infraestructuras urbanas y rurales, como las de suministro de agua potable y electricidad, las de carreteras y las de telecomunicaciones, a fin de crear condiciones que favorezcan el incremento del consumo.

2. Consolidar y fortalecer la agricultura como base de la economía nacional y hacer todo lo posible por incrementar los ingresos del campesinado.

Es preciso reforzar la agricultura y la construcción de infraestructuras rurales. Acelerar el paso en la construcción de diques, obras de dragado y complejos de ingeniería a lo largo de los ríos Changjiang y Huanghe, y de otros grandes ríos y lagos, así como reparar los embalses defectuosos y los que suponen un peligro. En las cuencas del río Changjiang, concluir sin demora las obras de demolición de los muros de contención que impiden el paso del agua durante las crecidas, las de devolución de tierras de cultivo a los lagos y las de construcción de poblados para acomodar a los habitantes desplazados de las zonas afectadas, y construir zonas de retención de las aguas torrenciales. Llevar a cabo la complementación y la transformación de las grandes zonas de irrigación, cuyo centro de gravedad radica en la reducción del consumo de agua, y dar importancia a la superación de las dificultades existentes en las zonas rurales con respecto al suministro de agua a la población y el ganado. Hacer hincapié en la ejecución del programa de mejora de las variedades de semillas, ganados, aves de corral y productos acuáticos, y el programa de protección de la flora y la fauna. Fortalecer la construcción de grandes bases estatales productoras de cereales comercializables y de productos agrícolas de buena calidad, así como la construcción de mercados mayoristas en los centros de producción agrícola. Culminar en lo fundamental la transformación de las redes eléctricas rurales de todo el país y acelerar la entrada en vigor del sistema de tarifas eléctricas iguales para las zonas urbanas y rurales servidas por una misma red, a fin de mejorar las condiciones de producción y de vida en estas últimas.

Hay que impulsar la reestructuración económica de la agricultura y de las zonas rurales. Se debe proteger eficazmente los campos básicos de cultivo y las instalaciones agrícolas complementarias. Las principales zonas cerealícolas deben seguir aprovechando sus ventajas de producción, mantener la estabilidad de su capacidad productiva. Hay que establecer un sistema de información sobre los mercados agrícolas y orientar a los campesinos para que, en conformidad con las fluctuaciones de la demanda, reajusten la estructura de su producción y amplíen la producción de las variedades de buena calidad y de uso especial. Desarrollar la agricultura destinada a la exportación con el fin de obtener divisas. Acelerar el establecimiento de sistemas estandarizados para la seguridad y la calidad alimentarias. Impulsar el desarrollo de la ganadería y la acuicultura; ampliar el procesamiento y transformación de los productos cerealícolas, pecuarios y otros productos agrícolas; apoyar selectivamente el establecimiento de bases de producción, procesamiento y exportación de productos agrícolas, por parte de las empresas líderes que reúnan las condiciones necesarias; y orientar a estas empresas para que junto con las familias campesinas se beneficien mutuamente y logren un desarrollo común mediante la división del trabajo y la coordinación en una gestión agrícola industrializada. Realizar un trabajo activo y prudente encaminado a impulsar el desarrollo de las pequeñas ciudades y poblados, y promover el reajuste estructural y el progreso tecnológico de las empresas de los cantones y poblados.

Es preciso aumentar los ingresos de los campesinos por múltiples vías. Estimular a la mano de obra sobrante de las zonas rurales a diversificar sus actividades y dirigirla hacia las empresas de los cantones y poblados; ordenar el flujo de los campesinos que salen de su tierra natal en busca de trabajo; incorporar a una mayor cantidad de mano de obra rural a la construcción de infraestructuras. Consolidar el sistema monetario en las zonas rurales, mejorar los servicios financieros y potenciar el apoyo financiero a la agricultura y al desarrollo económico del campo. Acelerar la reforma del sistema de recaudación de impuestos y tarifas en las zonas rurales para aligerar eficazmente la carga de los campesinos.

Hay que esforzarse por resolver el problema de la alimentación y el vestido de la población que aún vive en la pobreza y por prevenir y disminuir las recaídas en la pobreza. Intensificar el trabajo de ayuda a los pobres de las zonas de minorías étnicas del Centro y el Oeste del país, las antiguas zonas revolucionarias, las zonas fronterizas y las zonas con condiciones de vida extremadamente difíciles. Persistir en la modalidad de ayuda a los pobres mediante actividades de explotación, incrementar por múltiples canales los fondos de ayuda a los pobres y esforzarse por mejorar las condiciones básicas de producción y de vida en las zonas menos desarrolladas. En las zonas donde las condiciones naturales son adversas para vivir, desplegar de forma planificada trabajos piloto para asentar a la población pobre en lugares con condiciones más favorables.

3. Dar continuidad a la política financiera activa y seguir llevando a cabo una política monetaria prudente.

Dadas las exigencias del desarrollo económico y en vista de que no se ha configurado un mecanismo para impulsar el crecimiento continuo de la inversión social, aún es necesario seguir poniendo en práctica la política financiera activa y trabajar en ello con la intensidad necesaria, a fin de mantener un empuje de la inversión capaz de impulsar la economía y de consolidar y desarrollar la actual tendencia favorable al crecimiento económico. En la actualidad, la oferta de mercancías es abundante y los diversos sectores sociales manejan sus fondos con relativa holgura, por lo que estamos en condiciones de continuar emitiendo adecuadamente bonos del Estado. Teniendo en cuenta el conjunto de los diversos factores, proponemos que este año la hacienda central emita, a través de los bancos comerciales, bonos del Estado a largo plazo destinados a la construcción por un valor de 150.000 millones de yuanes. En todo el año, los ingresos presupuestarios fiscales del país serán de 1.476.000 millones de yuanes; y los gastos, de 1.735.800 millones. El déficit de la hacienda central será controlado dentro de los 259.800 millones, en tanto que en las haciendas locales se mantendrá el equilibrio entre los ingresos y los gastos. Debe sacarse partido de la política financiera activa e impulsar la inversión social y el aumento del consumo mediante la inversión gubernamental. Una parte de las inversiones provenientes de los bonos adicionales del Estado se dedicará a los importantes proyectos de ingeniería para la explotación a gran escala del Oeste, mientras que el resto se asignará a los proyectos en vías de construcción financiados con bonos del Estado, de manera que dichos proyectos se culminen y comiencen a ser rentables cuando antes. Es necesario realizar con éxito el trabajo de incrementar los ingresos y reducir los gastos y administrar los impuestos estrictamente conforme a la ley.

Debe continuar aplicándose una política monetaria prudente; llevar a la práctica en toda regla las diversas medidas de financiación y de concesión de créditos para ampliar la demanda interna, reajustar las estructuras y promover el consumo; apoyar activamente las peticiones razonables de fondos de los diversos sectores, teniendo en cuenta al mismo tiempo la necesidad de evitar los riesgos y de elevar la calidad de los activos. Además, es preciso reajustar oportunamente el volumen de emisión monetaria de acuerdo con las exigencias del desarrollo económico. Se prevé que este año los volúmenes de emisión monetaria en sentido amplio ( M2) y en sentido restringido (M1) aumentarán entre un 13% y un 14%, y entre un 15% y un 16%, respectivamente; la cantidad neta de dinero en efectivo puesta en circulación se mantendrá en unos 150.000 millones de yuanes; y el volumen total de créditos concedidos por las instituciones financieras se incrementará en 1.300.000 millones de yuanes. Hay que reforzar la supervisión y el control de las diversas instituciones financieras, rebajar la tasa de créditos incobrables y elevar el nivel de beneficios y la tasa de suficiencia de capital. Proseguir el ordenamiento, la reforma y la reorganización de las pequeñas y medianas instituciones bancarias y poner en juego las funciones que les corresponden. Intensificar la verificación, la supervisión y el control de los mercados de valores y perfeccionar el sistema de aprobación de las emisiones de valores, a fin de garantizar la calidad de las empresas que cotizan en bolsa. Seguir fortaleciendo la supervisión y el control del mercado de seguros, impulsando de esta forma un desarrollo continuo, sano y ordenado de dicho sector.

4. Reajustar y optimizar la estructura industrial y elevar continuamente la calidad y la rentabilidad de la operación económica.

Hay que acelerar el desarrollo de las industrias de altas tecnologías; llevar a cabo de forma satisfactoria la preparación y la organización iniciales que permitan emprender una serie de proyectos relacionados con las altas tecnologías, tales como las nuevas redes informáticas de alta velocidad y de banda ancha, la televisión digital de alta definición, los sistemas de transmisión de radio y televisión por vía satélite, la biotecnología y la tecnología para la purificación de carbones. Iniciar la ejecución de varios proyectos especiales de importancia, como los vinculados al software, la tercera generación de telefonía móvil, la utilización múltiple de los recursos hídricos y la industrialización de la medicina tradicional china. Impulsar el incremento de la inversión en la creación de empresas y forjar un ambiente de mercado favorable al desarrollo de las industrias de altas tecnologías.

Es imperativo promover el desarrollo de la informatización económica y social; propulsar enérgicamente una amplia implantación de la informática en todos los sectores y desarrollar la administración electrónica de los asuntos gubernamentales, el comercio electrónico y la informatización del sector empresarial; establecer redes informáticas básicas; desarrollar las industrias de software y de circuitos integrados, apoyar el desarrollo de la producción de nuevas piezas de aparatos, de productos de la red informática y de productos audiovisuales digitales, y reforzar la capacidad de fabricar equipos informáticos y de integrar sistemas.

Es necesario promover con dinamismo la industria de fabricación de equipos; apoyarse en los proyectos de gran importancia para acelerar la transformación tecnológica de las empresas fabricantes de equipos clave, desarrollar productos de gran demanda; y centrarse en el desarrollo y la producción de instalaciones de protección ambiental, de equipos de transporte urbano sobre rieles, de equipos petroquímicos, de grandes unidades supercríticas para la generación de electricidad, de instalaciones para la transmisión y transformación eléctricas de corriente continua y de turbinas de vapor.

Es preciso acelerar la reorganización y la transformación de las industrias tradicionales; realizar de manera satisfactoria la producción de variedades petroquímicas, de acero y metales no ferrosos escasas en el mercado, renovar los equipos para reducir el consumo de electricidad y de materias primas, desarrollar nuevos materiales de construcción y acelerar el reajuste estructural de la industria automovilística; desarrollar y aplicar las técnicas de ahorro de agua y petróleo, difundir la técnica de combustión del carbón sin contaminación y su transformación, llevar adelante los experimentos de uso del alcohol como combustible y desarrollar nuevas fuentes de energía y energía renovable propulsando el reajuste de la estructura de los recursos energéticos. Eliminar los equipos, las técnicas y los procedimientos obsoletos y cerrar, de acuerdo con la ley, las empresas que despilfarran recursos, contaminan gravemente el medio ambiente y no cuentan con las condiciones necesarias para garantizar la seguridad en la producción.

Hay que esforzarse por regular y desarrollar el sector terciario. Reformar y elevar el nivel de las ramas tradicionales de servicios, estimular los sectores modernos como el turismo, la informática, la contabilidad, la asesoría y la consulta jurídica, e incrementar poderosamente la participación del sector de servicios en el producto interior bruto y el peso específico del personal dedicado a esta actividad dentro del conjunto de la población activa.

5. Consolidar y ampliar la reforma de las empresas estatales y el éxito logrado en la superación de sus dificultades y promover activamente la reforma en diversos terrenos.

Es menester profundizar en la reforma de las empresas de propiedad estatal; establecer y perfeccionar el sistema de mercado, caracterizado por la unificación nacional, la competencia equitativa y las normas estandarizadas, y esforzarse por desarrollar los mercados de elementos fundamentales, como los fondos, la mano de obra y las tecnologías, con el fin de crear las condiciones imprescindibles para llevar a cabo la reforma de las empresas estatales e impulsar su desarrollo; desarrollar varios grandes grupos de empresas, que se destaquen por sus actividades principales, tengan un alto nivel de administración y sean altamente competitivas; promover la transformación destinada a la implantación del sistema accionarial en las empresas estatales grandes y medianas, y alentar a éstas para que, por medio de la cotización normalizada en bolsa, la inversión mixta sino-extranjera y la participación recíproca, se transformen en sociedades de responsabilidad limitada o sociedades anónimas con un accionariado plural, a excepción de aquellas pocas empresas sometidas al monopolio estatal que deben transformarse en corporaciones con inversión exclusiva del Estado. Las empresas de importancia vital para la economía y la seguridad nacionales deben sujetarse al control de los holdings estatales. Es necesario acelerar el establecimiento del sistema empresarial moderno, reglamentar la estructura de gestión de personalidad jurídica y explorar formas eficaces de administrar los bienes estatales; establecer y perfeccionar un sistema de toma de decisiones basada en estudios científicos; mejorar y potenciar en toda regla la gestión de las empresas; profundizar en la reforma del sistema de personal, de trabajo y de distribución en las empresas; adoptar diversas modalidades para dar una mayor flexibilidad y agilidad a las pequeñas y medianas empresas; acelerar el paso para perfeccionar el sistema de seguridad social, desarrollando activamente los experimentos piloto para mejorar el referido sistema en las ciudades y poblados, e impulsando con paso firme la convergencia de las garantías de subsistencia básica de los trabajadores desplazados de las empresas estatales hacia el seguro de desempleo. Es necesario aumentar los fondos asignados a la seguridad social por medio del reajuste de la estructura de los gastos fiscales y la reducción de la tenencia de acciones del Estado. Hay que persistir en el sistema económico básico caracterizado por un desarrollo conjunto de los diversos sectores económicos que tenga la propiedad pública como sector dominante; apoyar, alentar y orientar a las empresas de propiedad privada e individual y, sobre todo, a las medianas y pequeñas empresas científicas y tecnológicas, para que se desarrollen sanamente.

Debe acelerarse la transformación de las funciones del gobierno; conseguir un notable avance en la reducción de los trámites administrativos de examen y aprobación para las empresas y en el desmantelamiento del monopolio sectorial; esforzarse por promover la reforma de las estructuras inversora y financiera; seguir revisando los asuntos sujetos al examen y la aprobación administrativos, suprimiéndolos o cambiándolos por el registro si ello es posible; en caso de conservarse los trámites necesarios, debe procederse a su simplificación, fijando el plazo para ello y mejorando los servicios pertinentes para crear así un entorno político relajado favorable al desarrollo de los principales agentes económicos en los distintos sectores.

Es preciso continuar impulsando la reforma de los precios; perfeccionar en mayor medida el mecanismo de fijación de precios, rompiendo el monopolio sectorial y el bloqueo regional; reglamentar el comportamiento de los precios en los diversos sectores, entre ellos el suministro de electricidad, gas y agua, las telecomunicaciones, el transporte, los servicios médicos y la educación; promover la reforma de las tarifas en lo tocante al petróleo, el gas natural, el agua, la electricidad, los fármacos y los servicios médicos; elevar el carácter científico y la transparencia de la toma de decisiones en materia de precios por parte del gobierno; e impulsar la reforma de las tarifas e impuestos sobre la circulación de vehículos motorizados.

Debe seguir profundizándose la reforma del sistema de circulación mercantil del grano y el algodón; seguir perfeccionando las diversas medidas encaminadas a reformar el sistema de circulación de granos; consolidar el sistema de responsabilidad de los gobernadores provinciales por el trabajo relacionado con los cereales; ampliar apropiadamente la magnitud de la reserva central cerealista; y reforzar la capacidad del Estado para el reajuste y el control macroeconómicos. En las principales zonas de venta de cereales que reúnan las condiciones necesarias, es preciso acelerar la reforma del mercado de compraventa de granos; en las principales zonas cerealícolas, es necesario seguir persistiendo en lo que se define como "tres políticas y una reforma" (a saber, la política de adquisición estatal de los excedentes de cereales de los campesinos sin restricciones y a precios protegidos, la de venta de cereales a precios normales por parte de las empresas estatales de compraventa de estos productos y la de gestión controlada de los fondos destinados a las adquisiciones del Estado, así como la reforma del sistema de circulación mercantil del grano), para comprar los excedentes de cereales de los campesinos sin restricciones y a precios protegidos. Las empresas estatales encargadas de la compraventa de cereales deben intensificar su reforma para convertirse efectivamente en entidades económicas que funcionen bajo una gestión autónoma y que se responsabilicen de sus propias ganancias y pérdidas. Además, hay que elaborar un inventario concienzudo de los silos de cereales, y ampliar los canales de circulación del algodón y reforzar la administración del mercado algodonero, así como el control de la calidad de este producto.

6. Esforzarse por multiplicar las fuentes de empleo y preocuparse por solucionar satisfactoriamente el problema de la subsistencia del pueblo.

Hay que diversificar las formas de empleo mediante la multiplicación de los canales de colocación laboral; desarrollar con esfuerzo una economía basada en los diversos sistemas de propiedad y en las industrias que cuentan con buenas perspectivas de desarrollo en el mercado y que precisan gran cantidad de mano de obra, al objeto de generar un mayor número de puestos de trabajo; adoptar diversas modalidades de formación profesional y perfeccionar las habilidades laborales con el fin de impulsar la reubicación; y orientar a la población a cambiar de mentalidad con respecto a la selección de empleos, y seguir aplicando la política preferencial para estimular la búsqueda de empleo por cuenta propia.

Es preciso persistir en el principio de¡°asegurar tanto la alimentación como la construcción" dando prioridad a las condiciones de vida del pueblo; asegurar el pago puntual e íntegro de los subsidios de subsistencia básica asignados a los obreros y empleados desplazados de las empresas estatales, así como de las pensiones básicas de los retirados y los jubilados, a fin de prevenir nuevos casos de morosidad; elevar apropiadamente el salario base de los trabajadores de los organismos e instituciones públicas; establecer un sistema unificado de subsidios al trabajo en las zonas fronterizas, lejanas y de condiciones duras; esforzarse por mejorar las condiciones de vida de quienes perciben bajos ingresos y seguir perfeccionando el sistema de garantía del nivel mínimo de vida de la población urbana; garantizar la asignación y la disponibilidad oportunas de los fondos de ayuda, con el fin de resolver apropiadamente los problemas existentes en la producción y en la vida diaria de las masas de las zonas damnificadas y de la población que vive en una situación precaria; profundizar en la reforma de la distribución de ingresos; aplicar a título de ensayo el sistema de anualidades y de opción para los responsables y técnicos superiores de las corporaciones de propiedad estatal que cotizan en bolsa; reforzar la supervisión y la administración de la distribución de ingresos en los sectores monopolistas; e intensificar el saneamiento integral de la seguridad pública.

7. Realizar adecuadamente los preparativos para la incorporación de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y elevar la apertura al exterior a una nueva cota.

Hay que estudiar en profundidad las normas de la OMC e intensificar los esfuerzos de revisión, modificación y perfeccionamiento de las leyes y los reglamentos económicos pertinentes, con el fin de formular y completar una legislación relacionada con el exterior, que corresponda con la realidad de nuestro país y que se ajuste a las normas de la OMC; acelerar el cambio de las funciones del gobierno y la modalidad de gestión económica, e impulsar con todas las fuerzas el reajuste y la reorganización de la agricultura, la industria automovilística, la industria petroquímica, la fabricación de equipos mecánicos y eléctricos, las telecomunicaciones, la banca y los seguros, para aumentar así su capacidad competitiva; y formar con gran energía profesionales altamente cualificados versados en el derecho internacional y en las normas de la OMC.

Es necesario aplicar la estrategia de promover el comercio por medio de la ciencia y la educación y de diversificar el mercado, y esforzarse por aumentar las importaciones y las exportaciones; poner en práctica y estabilizar las diversas políticas y medidas encaminadas a estimular las exportaciones, e incrementar la exportación tanto de mercancías como de servicios; optimizar la estructura de las exportaciones y elevar tanto la proporción que ocupan los productos mecánicos y eléctricos, en especial los de altas y nuevas tecnologías, como la tasa de su valor añadido; organizar como es debido la importación de equipos, tecnologías, materias primas y materiales clave que el país necesita con urgencia.

Hay que estabilizar la magnitud de la utilización de fondos foráneos y elevar su calidad y rentabilidad; impulsar de forma metódica la apertura al exterior del sector de servicios; crear condiciones favorables para atraer activamente a empresas extranjeras, sobre todo a las transnacionales, para que inviertan en las industrias de altas y nuevas tecnologías y participen en la reorganización y transformación de las empresas estatales, así como en la construcción de infraestructuras; explorar diversas modalidades, como la absorción y el establecimiento de fondos para la inversión, al objeto de aprovechar las inversiones extranjeras a medio y largo plazo; continuar realizando experimentos piloto en los proyectos de inversiones extranjeras sujetos a una autorización especial y en la concesión de derechos de operación o de beneficios para captar capitales del exterior; aprovechar de manera racional los créditos de las organizaciones financieras internacionales y de los gobiernos extranjeros, y ampliar sus campos de utilización; y fortalecer la administración de la deuda externa y prevenir los riesgos que ésta entraña.

Es preciso implementar con dinamismo la estrategia de apertura de "salir al exterior" y hacer un mejor uso de los recursos y mercados tanto del país como del exterior; fortalecer la cooperación económica regional; e implantar y perfeccionar el sistema de apoyo mediante políticas y el de supervisión y control para estimular y orientar a las empresas que reúnan condiciones relativamente ventajosas a invertir y establecer fábricas en el extranjero, con miras a ejercer una gestión transnacional.

8. Impulsar con paso seguro la explotación a gran escala del Oeste y promover un desarrollo regional coordinado.

Hay que acelerar la construcción de infraestructuras, entre ellas las hidráulicas, las de transporte, las de energéticos, las de telecomunicaciones y las urbanas; organizar adecuadamente los trabajos de construcción de obras de carácter prioritario como el suministro de electricidad y el envío de gas del oeste al este; y acelerar los trabajos de la etapa preliminar de la construcción del ferrocarril Golmud (Qinghai)-Lhasa (Tíbet) y lograr su puesta en marcha lo antes posible.

Es necesario intensificar la protección y la rehabilitación del ambiente ecológico; acentuar la construcción de obras de protección de los recursos forestales naturales, seguir llevando a cabo los experimentos piloto de devolución de tierras de la agricultura a la silvicultura y a la praticultura, y poner en práctica sin demora las diversas políticas preferenciales al respecto; emprender en las zonas prioritarias el saneamiento integral del entorno para la prevención y el tratamiento de la desertización y la recuperación de pastos naturales, así como acelerar la construcción de bases de semillas mejoradas de especies silvícolas y pratenses; e iniciar los proyectos para la protección y el control del entorno en la zona del Embalse de las Tres Gargantas del río Changjiang.

Deben desarrollarse los sectores económicos aventajados con características propias de las diversas localidades; poner en juego las ventajas en recursos y construir bases de desarrollo, procesamiento y uso integral de los mismos; acelerar la construcción de centros de producción de fertilizantes potásicos de Qinghai y de producción de alúmina de Guangxi, así como la construcción de bases de bosques maderables para la fabricación de papel; fortalecer la construcción de bases de recursos energéticos; aprovechar plenamente las energías hidráulica, solar y eólica; explotar los ricos recursos de paisajes naturales y monumentos histórico-culturales, desarrollando con energía el turismo; y fortalecer las bases agrícolas del Oeste y apoyar la elaboración de productos agrícolas con peculiaridades propias.

Debe darse prioridad al desarrollo de la ciencia, la tecnología y la educación, y realizar como es debido el trabajo de formación, empleo e introducción de personas de valía; acelerar el fomento de la capacidad científica y tecnológica de las regiones occidentales; potenciar la educación básica y apoyar a las diversas provincias (regiones autónomas y municipios) del Oeste para que cada una de ellas seleccione una universidad en la que se ampliará la capacidad de admisión, y a algunos distritos para que desarrollen la formación profesional técnica; llevar a buen término el trabajo de apoyo de los departamentos educacionales del Este a sus contrapartes del Oeste; y estudiar la elaboración de programas y políticas encaminadas a la formación de personas de talento en el Oeste, crear un mecanismo que propicie el surgimiento de personas de valía y el pleno aprovechamiento de sus aptitudes, y reforzar el intercambio de cuadros y personas de valía.

Las regiones del Centro deben poner en juego sus ventajas de ubicación y recursos integrales y acelerar los pasos del desarrollo. Las regiones del Este deben, a su vez, seguir marchando en la primera fila en lo que se refiere a la renovación de las estructuras, las innovaciones científicas y tecnológicas, la apertura al exterior y el desarrollo económico, con el fin de apoyar activamente el desarrollo del Centro y el Oeste.

9. Persistir en aplicar la estrategia de vigorización del país mediante la ciencia y la educación y la del desarrollo sostenible, y fomentar las diversas actividades sociales.

Es preciso desarrollar con celeridad las tecnologías comunes, clave y complementarias propulsoras del ascenso de la estructura económica; esforzarse por llevar adelante la nueva revolución de la ciencia y la tecnología agronómicas; fortalecer la investigación básica y la aplicada; fomentar la construcción de laboratorios nacionales prioritarios; promover la integración de las ciencias naturales y las sociales e impulsar el desarrollo tanto de las ciencias filosóficas y sociales como de las relacionadas con la administración; continuar perfeccionando el sistema nacional de innovaciones científicas y tecnológicas; promover en toda regla el programa piloto de innovación intelectual; profundizar en la reforma del sistema científico y tecnológico; impulsar la aplicación de los logros científicos y tecnológicos a la industria; solucionar eficazmente el problema del desfase existente entre la ciencia y la tecnología, por una parte, y la economía, por otra, y esforzarse por transformar las empresas en protagonistas del progreso y la innovación científicos y tecnológicos; aplicar una política tributaria de apoyo a los productos de altas y nuevas tecnologías; mejorar los servicios crediticios prestados a las empresas de índole científico y tecnológico; aumentar la concesión de créditos a la ciencia y a la tecnología; y premiar con sumas considerables a los científicos y tecnólogos que hayan hecho contribuciones sobresalientes. En las empresas que reúnan las condiciones necesarias, puede llevarse a cabo el experimento de valorar los logros científicos y tecnológicos y las patentes técnicas para luego transformarlos en acciones.

Hay que apresurar el paso en el desarrollo de la educación; reforzar el apoyo a la generalización de los nueve años de enseñanza obligatoria en el Centro y el Oeste; ir popularizando el ciclo superior de la educación secundaria en las ciudades grandes y medianas y en las zonas económicamente desarrolladas; profundizar en la reforma del sistema de gestión de los centros docentes, acentuar el reajuste de la estructura educacional, promover con energía la educación de calidad y acelerar el paso en la informatización de la educación; incrementar las inversiones para apoyar la construcción de infraestructuras en los centros de enseñanza superior; y poner en marcha la ejecución de la segunda etapa del "Programa 211" de la enseñanza superior. En el año 2001 se planea admitir a 160.000 estudiantes de posgrado, es decir, un 24% más, mientras que los centros docentes superiores generales admitirán, según lo previsto, a 2.500.000 estudiantes, esto es, un 13% más. Es preciso estimular a los sectores sociales para que gestionen centros docentes bajo diversos modos, así como desarrollar la formación profesional y la comunitaria de múltiples modalidades e instancias, y aumentar la inversión en el fomento de la formación de personas de talento.

Es necesario potenciar la protección del medio ambiente; intensificar en las ciudades el control integral de la contaminación atmosférica, hídrica y acústica, y la causada por las basuras, a fin de mejorar la calidad del entorno en las ciudades grandes y medianas; seguir esforzándose por sanear tanto los ríos Huaihe, Haihe y Liaohe y los lagos Taihu, Chaohu y Dianchi, como otras zonas prioritarias, y controlar las zonas donde se forman las tormentas de arena, poniendo énfasis en aquellas que afectan a Beijing y Tianjin; reforzar la construcción de sistemas prioritarios de bosques protectores en el Noreste, Norte, Noroeste y los cursos medio e inferior del río Changjiang; estudiar a conciencia el estado de las tierras y los recursos nacionales; desarrollar activamente el trabajo de control y rehabilitación del medio ambiente de las zonas mineras; promover en toda regla una producción limpia, explorar las vías de gestión empresarial para el tratamiento de las aguas residuales y las basuras, y desarrollar con dinamismo las industrias dedicadas a la protección medioambiental; y redoblar los esfuerzos en la supervisión y el control integrales del medio ambiente rural, haciendo especial hincapié en la prevención y el control de la contaminación química de la agricultura.

Es imperativo impulsar el progreso global de las diversas actividades sociales; potenciar el fomento de la civilización socialista en lo espiritual; desarrollar la sobresaliente cultura de la nación china; seguir controlando eficazmente el crecimiento demográfico y continuar mejorando las cualidades de la población; estimular la financiación por múltiples canales para promover el desarrollo de la cultura, la sanidad, la radio, el cine, la televisión, la prensa, la edición y otras actividades; ampliar aún más la cobertura de la radio y la televisión; reforzar la construcción de instalaciones culturales; profundizar la reforma de los sistemas farmacéutico y sanitario, mejorar las instalaciones de los servicios sanitarios en las ciudades y las zonas rurales y, particularmente, en estas últimas, y prevenir y controlar la propagación de enfermedades contagiosas de mayor gravedad; hacer lo posible por desarrollar el movimiento de conservación de la salud de todo el pueblo y promover los deportes de competición; y potenciar la construcción de infraestructuras en las instituciones de seguridad, fiscalía y justicia.

20/03/2001




En esta sección
 

Zeng Peiyuan



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea