Nuestro sitio | Ayuda | Mapa del sitio | Archivo 
   CHINA
   ECONOMIA
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Actualizado a las 10:30(GMT+8), 09/02/2004
Deportes  

Real Madrid y Valencia mantienen su pulso particular por el liderato

El Real Madrid se mantiene líder de la Primera División gracias a su victoria ante el Málaga (2-1) en un encuentro en el que los de Carlos Queiroz no dieron su mejor imagen, pero supieron aprovechar sus ocasiones, al igual que el Valencia que ratificó su buen momento de juego arrollando a un Atlético sin claridad de ideas.

El equipo blanco, que se complicó la vida en los últimos minutos ante el Málaga, podrá perder el primer puesto el próximo domingo en el Santiago Bernabéu cuando se enfrenten a los de Rafa Benítez en un duelo de titanes que decidirá el líder entre los dos mejores conjuntos de la Liga de las Estrellas.

En los primeros minutos de partido, el Real Madrid salió algo dormido, mientras que el Málaga, que organizó una muralla de cinco hombres, se limitó a defender y a salir a la contra. Con poco juego y pocas ocasiones que no entretuvieron al público de Chamartín, el conjunto de Queiroz hizo peligrar, algo más, la portería de Calatayud.

Los 'galácticos', que dejaron su magia en el vestuario, no fueron capaces, en la primera parte, ni de hilar buenas jugadas ni de traspasar la férrea defensa impuesta por Juande Ramos. El Málaga, por su parte, sólo llegó al área de Casillas en balones largos por las bandas y en jugadas a balón parado.

A los 20 minutos del partido, los blancos despertaron y comenzaron a adelantar sus líneas para llegar cuanto antes al área andaluza. La presión del marcador de Mestalla parecía no pesar en los 'merengues' que se limitaron a jugar su partido.

Las ocasiones madridistas se sucedieron y en el minuto 24 Ronaldo hizo sonar las gradas anotando el 1-0 que les mantenía en el liderato. Un gran centro del inglés David Beckham a la banda derecha que controló con el pecho Michel Salgado terminó en el fondo de las mallas cuando el brasileño remató a puerta vacía.

Tras el gol, el partido se sumió en un letargo, aunque a punto estuvo de animarlo Beckham en el minuto 35 cuando lanzó una falta desde la frontal que salió lamiendo el larguero.

Ya en la segunda mitad, el Real Madrid cambió el dibujo del partido y desplegó su juego más efectivo. Las ocasiones no fueron demasiadas, pero la habitual efectividad de los blancos hacía temer el marcador.

En el minuto 58, Téllez Sánchez señaló una mano de Valcarce en la frontal del área andaluza que se transformó en el segundo gol de los locales en las botas de Roberto Carlos que lanzó un tremendo zurdazo a 117 kilómetros por hora.

Con este gol del carioca, la tranquilidad llegó al banquillo del técnico portugués, Carlos Queiroz, que estuvo muy nervioso en los primeros compases, algo que no ocurrió en el del Málaga que veían aumentada su mala racha de resultados después del 1-6 que le endosó el Valencia.

Con el 2-0, el equipo andaluz no cambió su forma de juego y mantuvo los nervios templados aprovechando las ocasiones de las que disponían. El ex atlético Luque, llevó la sorpresa a la grada cuando en el minuto 73 realizó un disparo cruzado que no pudo atajar Casillas y que puso incertidumbre a la recta final del encuentro.



El Valencia golea al atlético y presiona al Madrid

En Mestalla, Valencia y Atlético de Madrid comenzaron el encuentro conscientes de lo que se jugaban, los 'chés' no se podían permitir una derrota que les alejara del liderato, mientras que los rojiblancos querían mantener a toda costa los puestos de 'Champions'.

La responsabilidad del choque paralizó la ambición de los dos equipos que tardaron cinco minutos en entrar en juego. Después de los primeros compases, fue el Valencia el que adelantó sus líneas y puso en peligro la meta del debutante en Liga Sergio Aragoneses.

En un primer disparo de Vicente (min.14) desde fuera del área y un remate de cabeza del murciano Mista (min.19) después los de Benítez estuvieron a punto de adelantarse en el marcador ante un Atlético de Madrid sin centro del área y con pocas ideas ofensivas.

El 'pichichi' del Valencia, Mista, estuvo muy despierto en los primeros 45 minutos y lo intentó una y otra vez, pero Aragoneses en unas ocasiones y la fortuna de alguno de los defensas 'colchoneros' en otras sirvió para que el marcador no se moviera.

La recompensa del '20' valencianista llegó en el minuto 30 de juego cuando Vicente sacó un córner que alcanzó a rematar en el punto de penalti tras una mala salida de Aragoneses, que la tocó sin evitar el desastre atlético.

Tras el descanso, los de Gregorio Manzano no encontraron su juego y con la expulsión de Sergi (min.51) por doble tarjeta amarilla, la estructura del equipo se rompió. Tras unos minutos de incertidumbre, los valencianistas lucharon por lograr el segundo, mientras que el conjunto rojiblanco, con uno menos en el campo, presionó algo más, aunque el griego Demis Nikolaidis estuvo muy sólo en la delantera.

Cuando las cosas parecían más calmadas, Vicente terminó con las ilusiones rojiblancas en el minuto 66. El valenciano inició una contra y sin pensarlo, se marchó hacia el pico del área y cuando parecía que iba a centrar soltó una sutil parábola a la escuadra que superó a Sergio Aragoneses.

El 2-0 pesó como una losa a los pupilos de Manzano que no dieron respuesta, algo que les pasó factura en el 71 cuando, de nuevo, Mista se introdujo dentro del área tras un buen servicio desde la derecha de Angulo y cruzó un gran disparo que certificó la derrota del Atlético, que mañana podría perder su puesto de Liga de Campeones. (CRI)

09/02/2004




En esta sección
 

El Real Madrid se mantiene líder de la Primera División gracias a su victoria ante el Málaga (2-1) en un encuentro en el que los de Carlos Queiroz no dieron su mejor imagen, pero supieron aprovechar sus ocasiones, al igual que el Valencia que ratificó su buen momento de juego arrollando a un Atlético sin claridad de ideas.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea