Actualizado a las 2008:11:10.08:44

Expertos chinos creen que más pandas salvajes enfermerán en invierno tras sismo

Expertos chinos dijeron que más osos panda salvajes podrán enfermar este invieron, en comparación a otros años, después del terremoto que afectó a la provincia china suroccidental de Yunnan en mayo, y que provocó daños en su hábitat natural y la plantas de bambú en la zona, que constituyen su principal alimento.

"Será un gran desafío para los centros de investigación o crianza recibir más pandas salvajes", declaró Zhang Guiquan, subdirector de la Administración de Reserva Natural de Wolong, ubicada en Sichuan.

Los pandas gigantes salvajes, que generalmente viven a una altitud de entre 2.500 y 3.200 metros, suelen trasladarse a zonas más bajas en busca de alimentos, ya que el bambú está cubierto por la nieve en esa época del año. Algunos incluso "piden ayuda a los residentes locales" si están muy hambrientos o enfermos, explicó Zhang.

Asimismo, el responsable de la reserva señaló que cada invierno, entre diciembre y marzo, se suelen encontrar entre cuatro y cinco pandas salvajes en Sichuan.

"Este año los animales bajaron de las montañas tan pronto que esto nos hace pensar que sufrirán una situación peor a la de otros inviernos", dijo Zhang, quien añadió que el principal motivo para que hayan bajado en una fecha tan temprana puede ser la insuficiencia de alimentos.

A finales de octubre, campesinos locales encontraron dos pandas salvajes, uno en Wolong y el otro en el distrito de Qingchuan, dos de las zonas más afectadas por el devastador terremoto de 8,0 grados de magnitud que azotó la provincia suroccidental de Sichuan el pasado 12 de mayo.

Uno de los pandas ha sido trasladado al Centro de Conservación e Investigación de Pandas Gigantes de China, en la ciudad de Ya'an, también en Sichuan y que no sufrió daños graves en el seísmo, para recibir tratamiento médico.

La mayoría de los pandas gigantes sufrían malnutrición, anemia, y otras enfermedades cuando fueron descubiertos por los residentes locales, dijo Tang Chunxiang, veterinario jefe del citado centro, que también recibió 53 pandas que vivían en cautividad en la reserva natural de Wolong.

"Algunos de ellos pueden llevar bacterias desconocidas e incluso enfermedades infecciosas, que pueden llegar a poner en peligro a los que viven en cautividad", destacó Tang. "Por ello, tenemos que ofrecerles habitáculos individuales para separarles del resto".

A pesar de que se han transferido 26 pandas del centro a otras provincias, incluyendo las de Beijing, Fujian, y Yunnan, todavía viven en él un total de 62.

"Los alimentos son suficientes, pero necesitamos más espacio destinado a su alojamiento, ya que los pandas adultos prefieren vivir solos", dijo.

El centro tenía originalmente 18 recintos cerrados para los animales. Después del terremoto, se contruyeron un total de 18 habitáculos temporales y otros 20 permanentes están en construcción, y se espera que estén completados para finales de año.

En el seísmo, murió un panda del centro de Wolong, la mayor reserva natural para este animal en China, y otro desapareció. Actualmente todavía hay siete pandas en la reserva con edades comprendidas entre uno y dos años. Todos han sido trasladados a un lugar seguro tras el temblor, explicó.

Las autoridades locales continúan con los esfuerzos para restaurar la reserva y el hábitat de los pandas, dijo Zhang. (Xinhua)
10/11/2008

Noticias relacionadas
·Actúa ciudad china contra taxis ilegales tras huelga de taxistas
·Aviones de Suryakirans
·Ataque suicida mata 2 soldados en noroeste de Pakistán
·Mueren 11 al explotar minibús en sur de Rusia
·Inaugurada conferencia internacional de cambio climático en Beijing
 Más  
Noticias de PCCh