PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCultura-EntreSociedad-SaludVídeo

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:03:18.11:11

Aspirante a dirigir la FAO promueve fin del hambre

Aspirante a dirigir la FAO promueve fin del hambre

El representante para América Latina y el Caribe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano da Silva, quien aspira a encabezar ese organismo, apuesta a eliminar el hambre en el mundo y cita como ejemplo los casos exitosos de Brasil y China.

En una entrevista con Xinhua, Graziano da Silva dijo que está convencido de que "podemos eliminar el hambre" con base en planes a cargo de la FAO, en especial en aquellos países que enfrentan dificultades para cumplir las Metas de Desarrollo del Milenio para 2015.

Se estima que más de 1.200 millones de personas sufren hambre en el mundo.

Graziano da Silva competirá por la Dirección General de la FAO cuando sus 191 países miembros sesionen del 25 de junio al 2 de julio en su 37 Conferencia en Roma, sede del organismo, y realicen una votación secreta.

Al cargo también aspiran Franz Fischler (Austria), Indroyono Soesilo (Indonesia), Mohammad Saeid Noori Naeini (Irán), Abdul Latif Rashid (Irak) y Miguel Angel Moratinos (España), nominados por sus respectivos gobiernos.

De visita en Brasil para entrevistarse con la presidenta Dilma Rousseff y el cuerpo diplomático acreditado en este país, Graziano da Silva recordó la experiencia del exitoso plan Hambre Cero que él coordinó en 2001 y que permitió a 24 millones de personas salir de la pobreza extrema en cinco años.

El plan, impulsado por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, redujo además hasta un 25 por ciento la subnutrición en el gigante sudamericano.

Aseguró que esa experiencia podría exportarse a otros países con el auspicio de la FAO, una práctica que de hecho ya realiza el organismo en acatamiento de sus funciones.

Destacó que parte del programa del Hambre Cero incluye la entrega de alimentos para la merienda escolar en establecimientos educativos públicos que son comprados a los productores locales, lo que ayuda a las economías regionales y mejora los hábitos alimentarios.

Expuso que esa política fue puesta en marcha en 6.000 ciudades brasileñas y más tarde exportada por la FAO a El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua en América Central. Al menos otros 10 países africanos ya reciben entrenamiento para también ponerla pronto en práctica, dijo.

"Ese es el papel de la FAO: permitir que buenas experiencias sean reproducidas en otros países. La FAO reúne, evalúa, apoya esas experiencias y ofrece medios para replicarlas en otros lugares", explicó.

Refirió los casos exitosos en el combate al hambre y el abatimiento de los índices de desnutrición en Brasil y China.

Recordó una visita a China para conocer los programas de erradicación de la pobreza en la región norte. "Quedé muy impresionado con ese trabajo. Creo que los dos países en el mundo que tienen mejores ejemplos a ser repetidos son Brasil y China, porque tenemos programas probados de larga escala", destacó.

Citó el caso de China, donde esos programas sacaron a 300 millones de personas de la pobreza, mientras que Brasil hizo lo mismo en favor de 30 millones de seres humanos.

Graziano da Silva propone además en su plataforma de trabajo al frente de la FAO una mayor producción de alimentos, atención inmediata a los problemas urgentes, la conclusión de una reforma de la FAO e incrementar la cooperación Sur-Sur.

Según Graziano da Silva, los 12 miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), que suma otros siete países, y la Comunidad del Caribe, compuesta por 14 países, apoyan su candidatura.

"He tenido conversaciones con representantes de diferentes niveles, pero siempre intento enfocarme en las personas que están directamente vinculadas a la FAO", explicó.

De Brasilia, Graziano viajará a Sao Paulo para encontrarse con el ex presidente Lula da Silva a fin de explorar una perspectiva de colaboración futura en Africa. "Él quiere hacer trabajo voluntario, pero nos gustaría darle un status de Embajador de Buena Voluntad, que es una tradición de la FAO", indicó.

De ser elegido al frente de la FAO, Graziano da Silva asumiría el cargo el 1 de enero de 2012 y hasta el 31 de julio de 2015. Podrá ser reelegido por un único mandato adicional de cuatro años.(Xinhua)
18/03/2011

Noticias relacionadas
·AIEA: Situación en planta nuclear de Fukushima no está empeorando
·Brigada mexicana de rescate recupera cadáveres en Japón
·Venezuela prepara evacuación de su embajada en Japón
·Lluvias y riadas aíslan amazonia del occidente de Bolivia
·Argentina ofrece células madre y leche en polvo a Japón
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh