PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludVídeoÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:05:17.13:49

Caso de Strauss-Kahn sorprende a política francesa

El arresto de Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Estados Unidos provocó protestas generalizadas en el medio político francés.

Considerado como uno de los políticos más influyentes en Francia, Strauss-Kahn fue acusado el sábado de haber cometido una agresión sexual contra una camarera de hotel de 32 años. Un año antes de la elección presidencial, este escandaloso caso dejó a la política francesa sumida en el desorden, tanto a la derecha como a la izquierda.

FAVORITO DE LAS ENCUESTAS SUMIDO EN ESCANDALO

En sólo una noche, todas las encuestas sobre la intención de voto realizadas hasta ahora perdieron su valor. Considerado como el principal favorito para la próxima elección presidencial, Strauss-Kahn había estado encabezado la carrera durante meses. Considerado como el principal rival del presidente Nicolas Sarkozy, su estatura internacional y su red de contactos contribuyeron a su popularidad.

Los políticos concuerdan en que todas las consecuencias pueden ser esperadas por el Partido Socialista. En la encuesta más reciente realizada por Harris Interactive para el periódico Le Parisien, el director del FMI iba muy por delante de los otros candidatos presidenciales.

Strauss-Kahn había obtenido el apoyo del 41 por ciento de los simpatizantes de los socialistas, mucho más que sus compañeros de izquierda. Francois Hollande contaba el 24 por ciento y Martine Aubry con el 18 por ciento. Para Francois Hollande es un tema delicado ya que el diputado socialista está consciente de que no debe aprovecharse de la situación.

Sólo un mes antes de la elección del candidato oficial por parte de los miembros del Partido Socialista, programada para finales de junio, Strauss-Kahn tenía el apoyo de numerosos líderes de izquierda. Muchos hablaban de un "acuerdo secreto" que lo ataba a la primera secretaria del partido, Martine Aubry, y que evitaba que compitieran entre ellos.

Ya que este acuerdo ahora se encuentra detenido, Aubry podría entrar a la carrera para convertirse en la candidata oficial del Partido Socialista de Francia.

Otros como Pierre Moscovici, Gerard Collomb y Manuel Valls, quienes son fieles partidarios de Strauss-Kahn, han dicho que podrían involucrarse si su líder dejara la carrera presidencial. Podrían cambiar sus estrategias, lo cual podría multiplicar el número de candidatos en la elección interna del partido y causar divisiones.

GRAN PRECAUCION ENTRE LOS POLITICOS FRANCESES

Aunque los políticos coinciden en que las acciones por las que Strauss-Kahn es acusado son muy graves, salvo contadas excepciones, todos siguieron la misma línea: la prudencia.

Marine Le Pen, por ejemplo, fue muy directa. La jefa del Frente Nacional, el partido francés de extrema derecha, recordó que es bien sabido entre periodistas y políticos que Strauss-Kahn parece tener "relaciones ligeramente patológicas" con las mujeres. Le Pen fue más allá y dijo que Strauss-Kahn quedó desacreditado de manera definitiva como candidato presidencial.

Sin embargo, todos los políticos pidieron que en primer lugar se establezcan los hechos y trataron de no dejarse llevar. Jean-Luc Melenchon del partido de extrema izquierda, Parti de Gauche, pidió "reserva". Herve Morin, quien encabeza al partido francés de centro, Nouveau Centre, dijo que desea que Strauss-Kahn "se beneficie de la presunción de inocencia hasta que la justicia estadounidense haga su trabajo".

Los franceses de derecha decidieron esperar antes de regocijarse. Habiendo obtenido evaluaciones muy bajas en las encuestas durante semanas, el actual presidente francés Sarkozy y su gobierno podrían beneficiarse de manera indirecta del escándalo de Strauss-Kahn.

Strauss-Kahn era visto como "el hombre a vencer" en la carrera presidencial.

El domingo, el vocero presidencial se negó a comentar la noticia. Francois Baroin, vocero del gobierno, simplemente dijo que "el gobierno sigue dos principios simples: el del procedimiento judicial que está ocurriendo de conformidad con la autoridad de la justicia estadounidense ... y el respeto a la presunción de inocencia. El objetivo es evitar alimentar los rumores de un complot".

De hecho, un año antes de la elección presidencial, nadie excluía la hipótesis de manipulación. Christine Boutin, lideresa del Parti Democrate, un partido de derecha, claramente denunció tal posibilidad: "Es muy probable que se haya tendido una trampa para Strauss-Kahn y el haya caído".

OBSCURO FUTURO POLITICO PARA STRAUSS-KAHN

Entre 15 y 25 años es la sentencia de prisión que Strauss-Kahn enfrentaría si se demuestran las acusaciones de agresión sexual.

Algunas personas ya anunciaron la eliminación de su candidatura como candidato presidencial del Partido Socialista debido al poco margen de tiempo restante para la elección interna de su partido que se realizará a finales de junio, en relación con el procedimiento judicial en curso que tomará algún tiempo.

Sin embargo, sólo las conclusiones de la investigación de la policía decidirán el futuro político de Strauss-Kahn. El martes, el Partido Socialista de Francia convocará a una reunión extraordinaria para establecer una nueva estrategia.(Xinhua)
17/05/2011

Noticias relacionadas
·Colombia: 448 han muerto por eventos asociados a la temporada invernal
·OMS destaca avances y rechaza acusación sobre alerta por gripe
·Más de 900.000 costarricenses reciben tratamiento por hipertensión
·Presa Tres Gargantas china libera más agua para aliviar sequía en cauce medio de Yangtse
·Retiran permiso de conducir a Gao Xiaosong por conducir ebrio
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh