Última hora:  
Español>>Sociedad

Jefe de un Centro de bienestar social suspendido por un escándalo

Actualizado a las 03/07/2012 - 16:34
Palabras clave:Wenzhou,huérfano,Bienestar Social
Jefe de un Centro de bienestar social suspendido por un escándalo


Cangnan,Wenzhou, 03/07/2012,(El Pueblo en Línea)-El presidente del Centro de bienestar social de Cangnan, en la provincia de Wenzhou, ha sido suspendido de su cargo después de que hayan salido a la luz unas fotos de dos niños huérfanos atados a una silla.

Huang Yitao, presidente del Centro, admitió después de la publicación de las fotos que los niños estaban abandonados, lo que provocó la indignación del público, de acuerdo con información de la oficina local de asuntos civiles.

Un voluntario de 24 años, que estaba de visita el 22 de junio en el Centro de Bienestar Social durante el Festival de Duanwu, tomó dichas fotos. Las imágenes muestran a Guo Qun, de dos años, y a Guo Cheng, de ocho años, atados al respaldo de una silla de madera.

Las fotos fueron tomadas mientras los chicos estaban comiendo. El medio de comunicación local de Zhejiang, Modern Gold News, entrevistó a un miembro del personal del Centro de Bienestar Social que admitió que a menudo atan a los niños con cuerdas. "La última vez fue el 29 de junio. En la calle llovía mucho, pero Guo Qun y Guo Cheng seguían saliendo al patio a jugar. Su ropa se mojó tres veces. Tuvimos que encerrarlos para que no pudiesen salir de nuevo", según informó el miembro del personal.

Los trabajadores del Centro de bienestar social no han sido castigados, según Wu Jiaxing, de la oficina de asuntos civiles de Cangnan. "Sólo se encierra a un niño del centro cuando su comportamiento es demasiado nervioso o violento. El resto del tiempo tienen libertad para moverse por las instalaciones", dijo Wu.

Ambos niños nacieron con problemas de salud. Guo Qun sufre sordera y mudez congénita y epilepsia, y Guo Cheng sufre esquizofrenia y puede ser violento.

Según Wu, el Centro de bienestar social cuenta con 21 huérfanos, y 19 de ellos nacieron con problemas de salud. Cuatro cuidadoras son responsables de atender a los niños, y las edades de éstas rondan los 60 años. Todas las trabajadoras son mujeres locales jubiladas.

El Centro de bienestar social se ha comprometido a transferir a todos sus niños a otra institución local en menos de una semana.

Du Wei, fundadora de la ONG de Shanghai Lupin Foster Home, donde los huérfanos enfermos son admitidos y trasladados a hospitales locales para recibir tratamiento, dijo que no había suficiente personal en el Centro de bienestar social para supervisar a los niños.

Du, que ha visitado muchos centros de bienestar social en China, dijo que ha visto casos similares de negligencia.

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás