Última hora:  
Español>>Sociedad

La fruta prohibida deja un sabor amargo en la boca de los ladrones

Actualizado a las 04/07/2012 - 17:17
Los tres hombres sin trabajo que robaron 15 kilos de melocotones de un Instituto agrícola no tenían ni idea de que la fruta que estaban robando suponía una pérdida de miles de millones de yuanes en investigación experimental.
Palabras clave:Zhengzhou,fruta,melocotón,ladrón
La fruta prohibida deja un sabor amargo en la boca de los ladrones


[1] [2] [3] [4]



Zhengzhou, 04/07/2012,(El Pueblo en Línea)-Los tres hombres sin trabajo que robaron 15 kilos de melocotones de un Instituto agrícola no tenían ni idea de que la fruta que estaban robando suponía una pérdida de miles de millones de yuanes en investigación experimental.

El Instituto de Investigación de la Fruta en Zhengzhou había cultivado durante más de 10 años unos melocotones que tenían un valor estimado de 100.000 yuanes (15.700 dólares de EE.UU).

Niu Liang, un investigador del instituto de Henan que opera bajo mandato de la Academia China de Ciencias Agrícolas, dijo al China Daily el martes que la noche anterior habían sido robados melocotones extraídos de cepas experimentales del Instituto.

Niu dijo que los melocotones, con más de 20 variedades diferentes, eran una creación del Instituto, proyecto que supuso más de una década de investigación y una inversión de más de 2 millones de yuanes.

"Muchos de los melocotones pertenecen a un programa con la nueva cepa del 12 ª plan de cinco años de duración del instituto ", dijo Niu. "Algunas de estos proyectos están patrocinados por el gobierno".

Con la ayuda de sus colegas, Niu logró atrapar a uno de los tres sospechosos en el huerto de cultivo, los otros dos escaparon.

Li Yonggang, el sospechoso que Niu capturó, es un hombre de mediana edad de ese pueblo que no tenía ni idea del valor real de esos melocotones, según un informe del diario Dahe.

"De verdad que yo no sabía que esos melocotones eran tan caros", dijo Li.

Li aseguró que no conocía el nombre de los otros dos sospechosos, y todos ellos eran personas desempleadas que se reunieron en frente de la asociación budista local, donde los que buscan trabajo se suelen reunir para esperar a los empleadores.

"Yo sólo escuché que uno de ellos era adivino, y que el otro era vendedor de incienso", dijo Li al diario Dahe.

El investigador Niu Liang dijo que nunca pensó que los desempleados cogerían tantos melocotones.

"En el pasado, por lo general, los sospechosos robaban varios melocotones para comer dejando la mayoría de los melocotones en los árboles, pero esta vez robaron casi la totalidad de los melocotones de varias cepas", dijo Niu. "Nuestro programa de investigación se va a retrasa un año más debido a este robo, lo que supone una pérdida económica de más de 100.000 yuanes."

Niu dijo que el instituto afronta grandes dificultades para evitar el robo de los melocotones, ya que esta huerta se extiende sobre un área de 47 hectáreas.

"La zona solía ser una región suburbana con poca gente. Ahora, con el proceso de urbanización, se ha convertido en un centro urbano con muchas personas sin trabajo a nuestro alrededor", dijo.

Algunos de los trabajadores del Instituto fueron golpeados cuando intentaban impedir que las personas sin trabajo robaran frutas, dijo Niu.

Liu Shu'e, un trabajador del Instituto, dijo que una constructora derrumbó el muro del campo de cultivo, lo que facilita la entrada de ladrones en la huerta.

"El color de los melocotones es muy brillante y atrae la mirada de los transeúntes que no dudan en robarlos ", dijo Liu.

El Instituto va a reparar la pared destruida de la huerta para evitar futuros incidentes, dijo Niu Liang.

Chen Tao, de la Asociación de Abogados de Pekín, dijo que probablemente no se acuse a los sospechosos de delitos penales, ya que no tenían ni idea del valor real de los melocotones que robaron.

"Lo que los sospechosos pretendían robar eran melocotones comunes, no los resultados científicos de un experimento de gran valor, por lo tanto el valor del robo equivale al valor de unos melocotones comunes", dijo Chen.

En 2003, cuatro trabajadores inmigrantes fueron sorprendidos robando 23,5 kg de uvas de un Instituto de Investigación en Pekín, uvas que fueron cultivadas para un proyecto experimental y que tenían un valor de 11.220 yuanes, según un informe de la Televisión Central de China.

En ese caso, el tribunal dictaminó que el valor de las uvas debía ser 376 yuanes, y sólo uno de los cuatro ladrones pasó tiempo en prisión, mientras que los otros tres quedaron en libertad sin cargos criminales.

Liu Hua contribuyó a esta historia.

[1] [2] [3] [4]

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás