Última hora:  
Español>>Sociedad

Se acabó la aleta de tiburón

Actualizado a las 11/07/2012 - 16:22
El tazón de sopa de aleta de tiburón de los banquetes ha sido tradicionalmente un símbolo de riqueza y estatus social en China. Sin embargo, lo que para algunos es una fiesta para otros es una gran pesadilla.
Palabras clave:animal,medio ambiente,protección,tiburón
Se acabó la aleta de tiburón

Pekín, 11/07/2012(El Pueblo en Línea)-El tazón de sopa de aleta de tiburón de los banquetes ha sido tradicionalmente un símbolo de riqueza y estatus social en China. Sin embargo, lo que para algunos es una fiesta para otros es una gran pesadilla, ya que la población de tiburones, que son capturados por sus aletas, está disminuyendo a un ritmo alarmante. Esta situación empeora a la vez que la economía de China mejora; cada vez hay más gente que se puede permitir disfrutar de este manjar.

Se ha informado de que China Continental, Hong Kong y Taiwán, consumen en conjunto más del 95 por ciento de las aletas de tiburón del mundo. WWF informa de que todos los años se cazan alrededor de 73 millones de tiburones en todo el mundo. El Consejo Estatal de China tiene la intención de prohibir en los próximos tres años el consumo de aleta de tiburón en los banquetes oficiales, informó Xinhua.

La aleta de tiburón era famosa por su riqueza nutritiva, pero la tecnología moderna ha comprobado que sólo contiene nutrientes básicos, con la proteína como componente principal. Los biólogos marinos informaron del alto contenido en mercurio y otros metales pesados en las aletas, como resultado de la acumulación gradual que sufren los tiburones que se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria marina.

Una pequeña ciudad de Wenzhou, en la provincia de Zhejiang, es el centro de esta cruel industria. Más del 90 por ciento de los tiburones importados en China se procesan en la ciudad de Puqi antes de ser enviados por todo el país para acabar en las mesas de los restaurantes y hoteles de lujo.

El comercio de la aleta de tiburón es un negocio lucrativo en Puqi, que lleva desarrollando esta industria desde la dinastía Song (960-1279). En este momento, las más de 20 fábricas dedicadas a este negocio generan alrededor de 250 millones de yuanes (39 millones de dólares de EE.UU) cada año. Sin embargo, los trabajadores ganan menos de 2.000 yuanes al mes y la mayoría nunca han probado ese plato tan apreciado, aunque se hayan pasado décadas desmembrando la carne de tiburón. Un tazón se sopa de aleta de tiburón puede costar cientos de yuanes.

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás