Última hora:  
Español>>Sociedad

La industria de la belleza en China se beneficia del cambio de imagen

Actualizado a las 17/08/2012 - 13:28
Después de años de estancamiento, los salones de belleza están dejando de lado esa mala reputación que tenían.
Palabras clave:industria de la belleza
La industria de la belleza en China se beneficia del cambio de imagen

Shanghai, 17/08/2012(El Pueblo en Línea)- Después de años de estancamiento, los salones de belleza están dejando de lado esa mala reputación que tenían.

Esta industria, que tradicionalmente se ha considerado indecorosa, no regulada y sombría, ha resurgido de las cenizas. La industria china de la belleza ha recibido el cambio imagen que necesitaba.

Luz de velas, aceites aromáticos y la música suave son las herramientas perfectas para dar a un centro de belleza el toque de estilo necesario. Estos pequeños detalles son los que relajan al cliente, lo hacen destejar la mente y el cuerpo El uso de hierbas y especies en tratamientos de belleza adaptados a un cliente en particular están a la orden del día.

Pero estos tratamientos no son baratos, especialmente en un país donde los salarios son todavía relativamente bajos. Una hora en un balneario cuesta alrededor de 900 yuanes (141 dólares de EE.UU), que es una quinta parte del salario mensual de un joven trabajador de oficina. Incluso las ofertas promocionales pueden costar más de 600 yuanes.

Sin embargo, el alto coste no parece haber disminuido el entusiasmo: "Estamos absolutamente llenos todo el tiempo", dijo Carolyn Zhang, asistente del vicedirector de Banyan Tree Spa, un lujoso centro de belleza de Shanghai.

"A menudo me doy este lujo", dijo Sherry Guo, de 25 años, que trabaja en el departamento de recursos humanos de una empresa internacional de electrodomésticos. Guo gana 6.000 yuanes al mes, y aunque no es mucho, no le provoca ningún remordimiento gastarse dinero en tratamientos faciales y masajes corporales. Ella los llama la "recompensa".

Los salones de belleza que ofrecen spas, masajes y otros tratamientos han resurgido en China en los últimos años. El valor de esta industria en el mercado ya ha superado los 400 mil millones de yuanes por año y llegará a los 600 mil millones en los próximos tres a cinco años, con una tasa de crecimiento anual de más del 15 por ciento, según un informe publicado en junio por la China Venture Capital and Private Equity Association, una importante consultora de inversiones.

Una imagen indecorosa

El reciente éxito de la industria se aleja de la situación de hace 20 o incluso 10 año. "Nunca esperé que cambiaría de esta manera", dijo Zhou Yanli, de 30 años, terapeuta facial de Palai Spa, cadena que cuenta con 40 salones en toda China, incluyendo tres en Shanghai.

Después de graduarse en la escuela técnica de secundaria en 1998, Zhou intentó trabajar en diferentes lugares, pero nunca se le pasó por la mente ser esteticista. Después de años trabajando como camarera del hotel y en ventas, leyó un anuncio de la escuela de belleza Yue-Sai en 2003. Yue-Sai es una gran marca de China, así que pensé que esa escuela no sería un timo", dijo.

"Anteriormente, esta industria no era lo que es hoy. La imagen era tan mala que los padres se preocupaban mucho si sus hijos comenzaban a trabajar en salones de belleza", explicó.

Incluso a finales de los años 90, la mayoría de los salones de belleza eran simplemente pequeñas habitaciones escondidas en los callejones. Ofrecían principalmente masajes faciales y tratamientos de cirugía plástica como la blefaroplastia del párpado (modificación quirúrgica de los párpados y las áreas circundantes).

Pero esos establecimientos, con sus lámparas sin apenas luz y carteles con los nombres "salón de belleza" o "salón de masajes" escritos a mano, a veces ofrecían otros servicios sin garantías que daban mala reputación a las mujeres que los realizaban. "Mucha gente considera que las mujeres que trabajaban en salones de belleza como personas promiscuidad ", dijo Zhou.

Los salones de belleza también se han beneficiado de los cambios sociales en las últimas décadas. "Hay que entender que en el pasado, la gente despreciaba la búsqueda de la belleza", dijo Shan Xiaoli, de 55 años que visita con frecuencia los salones de belleza.

Cuando era joven, Shan usaba la misma chaqueta y pantalón azul oscuro que todos los demás, e incluso después de que China comenzara la reforma y apertura del país en 1978, bajo el liderazgo de Deng Xiaoping, la gente tardó un tiempo en tener interés por el maquillaje, la ropa atractiva y la aceptación de la belleza como un concepto que no tiene que estar relacionado con la promiscuidad o la falta de dignidad de una persona.
"Cuando era más joven, una chica que se preocupara demasiado por su apariencia era considerada como una vergüenza para la sociedad", dijo Shan. "Sólo me atrevía a pintarme los labios en mi habitación y me lo quitaba rápidamente antes de salir", dijo, y añadió que en aquella época era difícil encontrar maquillaje y a ella se lo dio una tía que viajó desde Hong Kong.

Shan dijo que le gusta la sensación de ser atendida durante los masajes faciales. "No me devolverán la juventud, pero me hacen sentir bien ", dijo.

Mientras tanto, la privacidad que ofrecen hoy en día los salones podría ser otra razón para este auge de la industria de la belleza. Los clientes se sienten más como en sus casas durante los tratamientos.

Los salones no sólo ofrecen servicios de belleza, según Zhou, sino también sirven de refugio para muchas mujeres, que disfrutan de la tranquilidad del lugar."Nos cuentan sus secretos e historias acerca de sus relaciones y sus familias. Se dan cuenta de que en este círculo no hay ni familia ni amigos por lo que todo lo que cuenten no tendrá ningún impacto en sus vidas", dijo.

Este auge no sólo beneficia al sexo femenino. Un número creciente de hombres están comenzando a frecuentar los salones de belleza. Un trabajador del centro Banyan Tree Spa dijo que el 45 por ciento de sus clientes son hombres, pero el motivo por el que acuden es totalmente diferente. "Al igual que los gimnasios, los salones de belleza son buenos lugares para crear guanxi (relaciones), y todos los hombres de negocios necesitan algo de guanxi", según Zhang. Los servicios que los clientes masculinos prefieren son también diferentes. A diferencia de las mujeres, los hombres prefieren masajes corporales en vez de tratamientos de piel.

Fuente:China Daily

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás