Última hora:  
Español>>Sociedad

Maestro fiel marca gran diferencia para escuela de 4 alumnos en área remota de Liaoning

Actualizado a las 11/09/2012 - 11:12
La escuela primaria de Shuangshanzi en el pueblo de Quanjuyong, provincia de Liaoning, tenía cientos de estudiantes en la década de 1990.Hoy en día, tan sólo hay cuatro y un único maestro: Zhang Baohua.
Palabras clave:Liaoning,escuela,4 alumnos,Zhang Baohua
Maestro fiel marca gran diferencia para escuela de 4 alumnos en área remota de Liaoning

Fuente:China Daily

Shenyang, 11/09/2012(El Pueblo en Línea)- La escuela primaria de Shuangshanzi en el pueblo de Quanjuyong, provincia de Liaoning, tenía cientos de estudiantes en la década de 1990.

Hoy en día, tan sólo hay cuatro y un único maestro: Zhang Baohua.

Esta es la escuela donde Zhang comenzó su carrera de maestro hace 30 años y probablemente será donde la termine dentro de tres años.

Solía ser una de las mejores escuelas del lugar. Algunos de los graduados ingresaron en las mejores universidades de Pekín, como la Universidad de Tsinghua y la Universidad de Pekín.

Shuangshanzi es la única escuela que queda en las proximidades, dice Zhang.

“El camino que conecta la escuela con las casas del pueblo es muy duro para los días lluviosos”, dice.

“Así que los profesores y los estudiantes paulatinamente se mudaron a un internado cerca de la ciudad del condado”, agrega

Lo que Zhang dice que era un camino, es en realidad un río seco que se llena de agua cuando llueve un poco.

No obstante, los cuatro estudiantes restantes todavía frecuentan la escuela porque no pueden costear los gastos de la matrícula de la nueva escuela y, con edades entre 8 y 10 años, son demasiado jóvenes para el internado.

Teng Liming (43), un fotógrafo de la provincia de Liaoning, se enteró de la escuela por casualidad y en mayo viajó durante dos horas hasta encontrarla.

“Estaban izando la bandera”, recuerda.

“Cuatro niños saludaban, mientras Zhang izaba la bandera nacional y sostenía el mástil de madera con una mano”.

Teng no tuvo mucho tiempo para hablar con Zhang, porque el maestro debía impartir todas las clases.

“No sólo les enseñaba, sino también preparaba la comida y los cuidaba durante la siesta”, dice Teng.

Zhang dice que los estudiantes son muy traviesos.

“A veces pierden sus zapatos mientras juegan fuera”, explica.

A pesar de su tamaño, a la escuela no le falta mucho, comparada con otras.

Además de las asignaturas académicas, Zhang enseña música y educación física. Lo único que no puede enseñar es inglés, dice Zhang, quien se graduó del colegio para profesores en los años ochenta.

“Estudio inglés cada día”, dijo a Teng, quien notó que había varios libros de texto en inglés en el escritorio de Zhang.

“Me enseño a mí mismo con los manuales de mi hija. Es difícil comenzar una nueva lengua a esta edad. Pero los estudiantes estarían decepcionados si no tuvieran clases de inglés como los niños de la ciudad”, explica.

El hijo y la hija de Zhang fueron a la universidad en la provincia de Liaoning. Su hija se graduó este año y enseña en una escuela media de la provincia.

Teng permaneció dos noches en la casa de Zhang, que está a más de 7 km de la escuela. Zhang debe caminar por el río seco cada día para llegar a la escuela.

El gobierno local intentó cerrar la escuela varias veces, pero los padres intervinieron porque piensan que Zhang es un maestro excepcional. Sus estudiantes siempre obtienen altas calificaciones en los exámenes de final de semestre.

“Mi mayor deseo es que todos vayan a la escuela media en dos o tres años”, dice Zhang.

“Mi carrera de enseñante terminará entonces. Pero estos cuatro niños permanecerán siempre como el gran tesoro de mi vida”, concluyó.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás