Última hora:  
Español>>Sociedad

Los artículos de lujo como posibles pruebas para acabar con la corrupción

Actualizado a las 25/09/2012 - 16:40
Pekín, 25/09/2012(El Pueblo en Línea)- Varias agencias anticorrupción locales chinas han organizado clases para que sus miembros conozcan los conocimientos básicos sobre los artículos de lujos en un esfuerzo por acabar con la corrupción.
Palabras clave:corrupción
Los artículos de lujo como posibles pruebas para acabar con la corrupción

Pekín, 25/09/2012(El Pueblo en Línea)- Varias agencias anticorrupción locales chinas han organizado clases para que sus miembros conozcan los conocimientos básicos sobre los artículos de lujos en un esfuerzo por acabar con la corrupción.

Este tipo de clases son necesarias ya que los artículos de lujos se han convertido en una nueva forma de corrupción en China.

Yang Dacai, un alto oficial de seguridad laboral de la provincia de Shaanxi que llevaba al menos 11 relojes de lujo diferentes en distintas fotos, fue despedido el viernes pasado. Es el último ejemplo de corrupción en el que hay envueltos artículos de lujo.

El caso de Yang recuerda al pueblo chino la trama inmobiliaria de un oficial llamado Zhou Jiugeng, cuyos lujosos cigarrillos desató la ira de muchos cibernautas, con la consiguiente detención del corrupto.

A diferencia del dinero en efectivo o una casa, los pequeños objetos de lujos, como relojes, bolsos, joyería y cigarrillos, saltan menos a la vista. Las agencias anticorrupción no están acostumbradas a tomar estos objetos como posibles evidencias de corrupción.

El salario mensual de un funcionario chino rondaba los 5.000 yuanes (780 dólares de EE.UU) en 2008, incluyendo subsidios y prestaciones sociales, según la Oficina Nacional de Estadísticas. No tiene fundamento alguno que un funcionario pase años guardando el total de sus ingresos para adquirir un reloj Rolex u Omega.

No todos los funcionarios que usan objetos de lujo son corruptos. Pero estos tesoros pueden revelar algunas claves sobre la corrupción.

Aquellos funcionarios que porten objetos de lujo deben ser investigados minuciosamente ya que muy probablemente no puedan permitírselos con sus ingresos.

Además, los funcionarios del gobierno sirven a los intereses del público, por lo que es inadecuado ser adicto a estos artículos y lucirlos en lugares públicos.

No hay nada malo con desear tener objetos de lujo, que a ojos de muchas personas es sinónimo de una vida elegante, pero aquellos funcionarios que porten objetos de lujo deben proporcionar pruebas de que los han obtenido de manera lícita; de lo contrario serán investigados y castigados por la ley.





PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás