Actualizado a las 2009:09:10.13:39

Enojo, desazón y angustia en la afición argentina por la derrota ante Paraguay

Con una mezcla de enojo, desazón, angustia y un creciente sentimiento de preocupación, la afición argentina siguió el jueves el cotejo que enfrentó a la selección argentina con su par de Paraguay, en Asunción, y que terminó con una nueva derrota, esta vez por 0-1, del combinado que dirige Diego Armando Maradona.

Xinhua recorrió la estación de trenes de Retiro, donde parten los servicios de trenes hacia la zona norte y la periferia de Buenos Aires, y bares de los barrios de Colegiales y Belgrano, para comprobar los cambiantes estados de ánimo con que los habitantes de la capital siguieron las alternativas del partido.

"Si vuelven a ser un desastre como contra Brasil, me levanto y me voy", adelantó Adriana Guarán, 28 años, empleada de una línea aérea, mientras apuraba en el restaurant Vivaldi un café con las típicas medialunas que acompañan desayunos y meriendas en Argentina.

La joven pareció vaticinar lo que sucedería 90 minutos después. "No entiendo lo que pasa. Cuando juegan en Europa, lo hacen bien. Vienen al país, y bajan su nivel", resumió.

A las 20:02 hora local (23:02 GMT) el árbitro brasileño Salvio Fagundes Filho dio comienzo al partido.

En los primeros minutos del partido, y ante la sucesión de salvadas en la valla argentina, que recibió dos disparos en los postes, comenzaron los lamentos y las críticas.

"Maradona no puede seguir, se tiene que ir, si no juegan a nada, estos muertos", reflexionó Carlos Stock, de más de sesenta años, y al borde de una pelea con su mujer, con quien discutió sobre fútbol, política, filosofía y la identidad nacional, todo a partir de un cotejo de balompié.

En la mesa contigua, Eduardo, quien prefirió no dar su apellido, optó por dar la espalda al televisor desde el que se seguían las acciones.

"Prefiero hacer mi equipo para el Gran DT", justificó, mientras abría el diario. El Gran DT es un popular juego en Argentina organizado por el periódico Clarín, en el cual los participantes eligen un combinado de 15 jugadores, con un presupuesto de fantasía, y domingo a domingo obtienen puntos según su rendimiento en la liga local. El premio para el ganador del concurso es de 26.000 dólares.

A las 20.30 hora local (23:30 GMT), 28 minutos de juego, Nelson Haedo Valdez anotó el 1-0 para Paraguay, gol que a la postre sería el único tanto del encuentro.

Como una paradoja, la temperatura bajó de 11.6 a 8.8 grados, mientras una sensación de frío, y no sólo por el clima, embargaba a los televidentes.

Extrañamente, se oyeron gritos de algarabía. Eran los dos empleados de la cocina, paraguayos, que no pudieron contener su alegría por el gol que los depositaba en la Copa del Mundo.

"Ya está viejo. Listo. ¿Cuándo se juega el próximo Mundial? Porque está visto que al de Sudáfrica no vamos", repiqueteó otra vez Carlos. Su mujer, sólo miraba al techo, en silencio.

Lorena, camarera del lugar, indagó a este cronista: "¿A vos que te parece? Son una vergüenza", señaló, como si fuera una especialista en el deporte creado por los ingleses.

Para las 20:49 de Buenos Aires (23:49 GMT) terminó el primer tiempo.

A poco de arrancar la segunda etapa, las noticias para Argentina no fueron buenas. Juan Sebastián Verón, ex jugador de Manchester United e Internazionale, entre otros, y capitán del actual campeón de la Copa Libertadores de América, Estudiantes de La Plata, se fue expulsado por el referí brasileño a los 52 minutos.

Son las 21:24 en la ciudad, y la temperatura sigue bajando. El termómetro cae de 8.8 a 7.6 grados.

Algunos, ante la derrota y la inferioridad numérica, optan por pedir la cuenta e irse al hogar.

Otros, incrédulos, ironizan cuando ven que el veterano defensor Rolando Schiavi, 36 años, de Newell's Old Boys de Rosario, se prepara para ver acción.

Corren 34 minutos del segundo tiempo, y la afición ve en Schiavi un "manotazo de ahogado" de parte de Maradona, que, afirman, manda al apodado "flaco" a buscar el empate con algún gol de cabeza y atropellada.

Desde poco antes está en la cancha Martín Palermo, 35 años, la otra esperanza para un gol de cabeza salvador, que no llegaría.

Faltan cuatro minutos para las 22 horas y el árbitro marca el final. 1 a 0 para Paraguay, que ya alista sus maletas rumbo a Sudáfrica.

¿Argentina? Argentina es una banda que no juega a nada, resume Maximiliano con el corazón estrujado y la esperanza mundialista cada vez más en duda.

Como una ironía, la transmisión televisiva anuncia para el 23 de septiembre un amistoso internacional entre Argentina y Costa Rica, rival de la selección de Maradona en un eventual repechaje, toda vez que el combinado albiceleste cayó al quinto puesto en Sudamérica tras la derrota.

"Ni eso vamos a jugar, si se suspendió por un capricho de Maradona", ironizó Damián, conocedor de que "el Diez" pretendía jugar ese partido de fogueo el 30 de este mes y no el día 23, lo que fue rechazado por la Federación costarricense, que decidió aplazar el encuentro ante lo que consideró "falta de seriedad" de parte de la Asociación del Fútbol Argentino.(Xinhua)
10/09/2009

Noticias relacionadas
·1-0: Argentina pierde en Paraguay y se aleja un poco más de Suráfrica
·3 - 0,España se clasificó para Suráfrica
·FIFA supervisará elecciónes de federación de fútbol de Sudáfrica
·Adriano : "Quiero dar lo mejor de mi" en el partido ante Chile
·Abierto de EEUU: Clijsters venció a Li Na por 2-0 y avanzó a las semifinales del torneo (4)
 Más  
Noticias de PCCh