PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludVídeoÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:04:21.08:12

El Madrid, campeón en la prórroga ante el Barça (1-0)

Según noticias locales, Dieciocho años son demasiados para casi todo. En especial si uno se los pasa esperando. El Real Madrid ha acudido siempre a la cita, pero unas veces con desgana y las más de ellas distraído, ocupado en otras cuestiones que entendía de mayor enjundia. Acumuló decepciones y desengaños que terminaron por convertir el sueño de la Copa del Rey en la peor de las pesadillas que amargó al madridismo durante esas casi dos décadas. Pero no conviene dudar de los grandes, y el Real Madrid es de los más grandes. Ha vuelto a ganar en el mismo escenario donde conquistó su última Copa y lo ha hecho después de superar al considerado por todos como el mejor equipo del mundo, al Barcelona, lo que multiplica el valor de este trofeo. Y es que la Copa no es un trofeo menor, nunca mereció tal consideración. Sólo lo ven así quienes no lo ganan. Si la final de Copa es la fiesta del fútbol español, esta fiesta tiene ahora un rey indiscutible, el Real Madrid. No fue un partido brillante, como no suelen serlo las finales, pero sí intenso, nervioso, eléctrico. En juego estaba un título y el orgullo de los dos mejores equipos del mundo.

En la primera parte el partido lo gobernó el Real Madrid, en lo táctico y en lo anímico. Decidió dónde y cómo jugar hasta sacar de punto al Barcelona, al que se vio incómodo y desconcertado como pocas veces. El árbitro no se libró de la hipertensión con la que actuó el Madrid, cuyos futbolistas acudieron en bloque a protestar cada falta señalada por Undiano Mallenco, que fue a Valencia a dirigir un partido de fútbol y por momentos se vio en medio de una pelea de barrio. Imposible gobernar un encuentro así, con más tensión que juego, con más emoción que virtuosismo.


Cristino Ronaldo fue el autor del único tanto de un encuentro en el que el Real Madrid tuvo contra las cuerdas al equipo de Pep Guardiola y en el que los blancos perdieron el control en la segunda mitad. El Madrid alborotó la final y creó un escenario en el que reinó sin discusión mientras le aguantó el físico. Volvió a ceder el balón y la iniciativa al Barcelona, pero esta vez adelantó la presión hasta el campo rival, lo que obligó a los defensas del Barça a iniciar el juego. Por primera vez en mucho tiempo se vio a los hombres de Guardiola quitándose el balón de encima, golpeándolo en vez de acariciarlo. (Pueblo en Línea)

21/04/2011

Noticias relacionadas
·Ciclismo: Italiano Malagutti gana quinta etapa, local Tardáguila lidera Vuelta del Uruguay
·Voleibol brasileño: Muchachas del Volei Futuro volverán a la cancha tras accidente
·Copa Libertadores: Argentinos recibe a Fluminense
·Santos necesita vencer a Táchira para avanzar en Libertadores
·Mundial Sub 20: Espera Colombia recibir más de 300.000 turistas
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh