Actualizado a las 2008:03:04.10:25

Preocupa a naciones de AL conflicto Colombia, Ecuador, Venezuela

Las naciones de América Latina se mostraron el día 3 preocupadas por el incremento de las tensiones diplomáticas que llevaron al rompimiento de relaciones de Ecuador y Venezuela con Colombia, y promovieron para mañana martes una reunión de la OEA para buscar soluciones.

La crisis diplomática provocada por la incursión del Ejército colombiano a territorio ecuatoriano -el sábado- para matar a 21 guerrilleros de las FARC, llegó este lunes a un nivel máximo, que llevó a la ruptura diplomática.

El gobierno ecuatoriano calificó de "patrañas y montajes" la acusación del gobierno del derechista Alvaro Uribe en torno a los supuestos intercambios de información y acuerdos entre los rebeldes y funcionarios del país vecino.

Más tarde, el gobierno de Ecuador comunicó su decisión de romper relaciones diplomáticas con Colombia por decisión del presidente Rafael Correa.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien había estado negociando con las FARC la liberación de rehenes colombianos, decretó la víspera un estado de alerta de sus Fuerzas Armadas, ordenó el cierre de su embajada en Colombia y la movilización de tropas hacia la frontera con ese país.

Hoy, la cancillería venezolana anunció la expulsión del embajador de Colombia, Fernando Marín, y de varios miembros del cuerpo diplomático.

Ante el incremento de las tensiones, el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, llamó para mañana martes a un Consejo Extraordinario del organismo.

En tanto, Argentina confirmó este lunes que pedirá mañana ante la OEA se ratifique el principio de inviolabilidad territorial respecto a la incursión colombiana a Ecuador.

En un comunicado, el canciller Jorge Taiana dijo que el respeto de la soberanía territorial "es un principio inviolable en el derecho internacional y nada ni nadie puede justificar su violación".

Brasil, por su parte, dijo que la evolución del problema es negativa, y que se evidencia en la ruptura de relaciones diplomáticas.

El canciller Celso Amorim dijo que "se trata de una situación extremadamente grave, como cualquier violación territorial, que es algo condenable. Reconocemos también que puede haber circunstancias que disminuyan la gravedad de esa situación".

El gobierno boliviano condenó la incursión de tropas colombianas en Ecuador, pero dijo que la crisis entre ambos países debe ser encarada a través de soluciones pacíficas, duraderas y humanitarias.

El canciller David Choquehuanca dijo que "Bolivia considera injustificable cualquier tipo de acción que signifique la violación de la soberanía e integridad territorial de los estados".

La presidenta chilena Michelle Bachelet lamentó la crisis surgida en la frontera colombo-ecuatoriana.

Bachelet se pronunció porque no aumente la tensión entre Ecuador, Colombia y Venezuela, y pidió respetar las fronteras luego de hacer consultas con otros presidentes y cancilleres sudamericanos.

Uruguay, por su parte, instó a los gobiernos de Colombia, Ecuador y Venezuela a establecer un ámbito de diálogo para resolver y superar las diferencias existentes.

En un comunicado de la cancillería, el gobierno pidió una reunión extraordinaria de cancilleres de los Estados Parte del Mercado Común del Sur (Mercosur, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) para analizar la situación planteada.

Asimismo, llamó "a los países involucrados a que se abstengan de cualquier acción y actitud que potencialmente pueda agravar la actual situación".

El presidente de Perú, Alan García, consideró inaceptable el ingreso de helicópteros colombianos a Ecuador, y dijo que no permitirá que ocurra lo mismo en territorio peruano.

García dijo que Colombia violentó las normas internacionales y debe disculparse con el gobierno ecuatoriano.

El mandatario costarricense Oscar Arias hizo un llamado a la cordura y a la utilización de vías diplomáticas para resolver las diferencias entre Colombia y Ecuador.

Arias, Premio Nobel de la Paz 1987, formuló votos porque "la calma, la prudencia y la sensatez prevalezcan".

Guatemala también se pronunció en este sentido. El presidente Alvaro Colom hizo un llamado al diálogo y la negociación para resolver la crisis diplomática.

El mandatario dijo que le preocupa "el deterioro de las relaciones entre dos países a los que nos unen fuertes vínculos de hermandad y solidaridad".

El gobierno de El Salvador y el ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) coincidieron en que la crisis diplomática abierta tiene que ser resuelta por la vía de la diplomacia.

Sin embargo, el presidente Elías Antonio Saca, aliado de Estados Unidos, legitimó la acción colombiana.

"El gobierno colombiano tiene todo el derecho del mundo de perseguir, tiene todo el derecho del mundo de combatir a una narcoguerrilla que es perjudicial, como son las FARC", dijo Saca, quien es el único presidente latinoamericano que mantiene tropas de su país en Irak, nación árabe que sufre una invasión liderada por Estados Unidos. (Xinhua)
04/03/2008

Noticias relacionadas
·España llevará a cabo elecciones parlamentarias
·Ofrece México mediar en posible diálogo entre Colombia y Ecuador
·Gobierno argentino expresa su respaldo a Venezuela y Ecuador
·Expulsa Venezuela a diplomáticos de Colombia
·Gobierno panameño advierte conflicto colombiano puede agravarse
 Más  
Noticias de PCCh