Actualizado a las 2008:11:21.15:38

China busca nuevos avances en América Latina (por Wang Hailou)

Del 16 al 26 de noviembre, el presidente chino Hu Jintao realiza una visita de Estado a Costa Rica, Cuba y Perú así como Grecia. Esta es la tercera vez que el presidente Hu visita la región latinoamericana después de su gira en 2004 y 2005.

Esta es una importante visita realizada en un momento especial. En la actualidad, la crisis financiera provocada por la crisis de las hipotecas sup-prime de Estados Unidos está haciendo estragos a nivel mundial y la crisis financiera está extendiéndose de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo; y no se sabe todavía su duración, amplitud y profundidad. China y América Latina son países en vías de desarrollo y cómo enfrentar eficazmente la crisis financiera constituye un desafío común que enfrentan en la actualidad. Al mismo tiempo, el 15 de noviembre, el Gobierno chino dio a conocer el “Documento sobre la Política de China hacia América Latina y el Caribe”, dando así realce a esta visita del presidente Hu.

Esta visita constituye una importante medida para lograr un nuevo adelanto de las relaciones chino-latinoamericanas en esta nueva situación. Gracias a la acumulación y desarrollo de cerca de medio siglo, las relaciones chino-latinoamericanas ya cuentan con una buena base y se encuentran en desarrollo expedito. Actualmente, las relaciones chino-latinoamericanas se encuentran en su mejor período tanto en velocidad, como en amplitud y profundidad, pero enfrentan también el desafío de cómo subir a una nueva altura. En el terreno político, se estrechan cada vez más los contactos de altos niveles y la confianza política mutua se ha incrementado. Sólo en el curso de este año, la presidenta chilena Michelle Bachelet, el presidente peruano Alan García, el presidente brasileño Lula Da Silva, el presidente mexicano Felipe Calderón y el presidente venezolano Hugo Chávez visitaron a China uno tras otro. En el dominio económico, las relaciones económicas y comerciales chino-latinoamericanas han avanzado a pasos agigantados. El volumen comercial bilateral en 2007 ascendió a 102.610 millones de dólares, 100 veces el de hace 30 años; fue la primera vez que sobrepasó la meta de los 100.000 millones de dólares, alcanzando así con tres años de antelación la meta de 100.000 millones de dólares formulada para 2010 por el presidente Hu durante su visita a América Latina en 2004.

Los tres países latinoamericanos que visita en esta ocasión tienen cada uno sus características y cierta representatividad. A juzgar por las regiones, Costa Rica pertenece a Centroamérica y Cuba al Caribe en tanto que Perú se encuentra en América del Sur; a juzgar por la magnitud de los países, Perú, Cuba y Costa Rica son, respectivamente, países grande, mediano y pequeño en América Latina; a juzgar por las relaciones bilaterales, Cuba fue el primero de los 33 países latinoamericanos en establecer relaciones diplomáticas con China (1960) y es el único país socialista en el hemisferio occidental; Costa Rica es el único de los siete países centroamericanos que mantiene relaciones diplomáticas con China, y el que más recientemente estableció dichas relaciones con China (junio de 2007). Perú es el país latinoamericano con más descendientes de sangre china, uno de los más importantes socios comerciales de China en la región y el país organizador de la XVI Cumbre de APEC este año. La visita del presidente Hu a los mencionados tres países no sólo ayudará a reforzar ulteriormente las relaciones bilaterales, sino también a dar impulso al desarrollo estable y continuo de las relaciones chino-latinoamericanas.

No hace falta decir que esta visita del presidente Hu es un gran acontecimiento en los anales de las relaciones chino-latinoamericanas y marca que estas relaciones entran en un nuevo período histórico. Ante todo, esta visita del presidente Hu profundizará ulteriormente la presentación de la política del Gobierno chino hacia la región latinoamericana, permitiendo a los pueblos latinoamericanos conocer los tres objetivos primordiales de la política de China para con América Latina (respetarse y confiarse mutuamente en lo político y ampliar el consenso; ganar-ganar y beneficio recíproco y profundización de la cooperación en lo económico; tomar el uno al otro como referencia, avanzar juntos e intensificar los intercambios) y los deseos de China de fortalecer la cooperación chino-latinoamericana en los dominios político, económico, de humanidades así como en los terrenos social, de paz, seguridad y justicia; ayudará a aumentar la comprensión mutua y dará una nueva fuerza motriz para el desarrollo de las relaciones chino-latinoamericanas. En segundo lugar, a través de la firma de una serie de acuerdos de cooperación con los tres países, particularmente el anuncio del inicio de las negociaciones sobre un Acuerdo de Libre Comercio entre China y Costa Rica y las negociaciones chino-peruanas en curso sobre el Acuerdo de Libre Comercio, empujarán necesariamente la cooperación chino-latinoamericana hacia una nueva altura. En tercer lugar, el que tras su asistencia a la Cumbre del G-20, el presidente Hu comunique a países latinoamericanos lo sucedido en la Cumbre Financiera, coadyuvará indudablemente a coordinar los criterios y posiciones de ambas partes sobre el enfrentamiento a importantes crisis y otros problemas. El que por primera vez el presidente Hu pisara tierra centroamericana ampliará como nunca antes la influencia de China en Centroamérica. En el continente latinoamericano surgirá necesariamente una nueva onda de “interés por China”. (Pueblo en Línea)
21/11/2008

Noticias relacionadas
·China se convirtió en el mayor acreedor de EEUU, medios internacionales
·Fidel Castro dijo que es efusiva, amistosa y franca su entrevista con Hu Jintao
·Elecciones regionales en Venezuela serán automatizadas
·Hu: China establecerá asociación de cooperación amplia con AL
·Hong Kong y Perú firman acuerdo de comercio e inversión
 Más  
Noticias de PCCh