Actualizado a las 2010:03:15.14:01


Demuestran formación de cráter en Brasil por impacto de meteoro

Un milenario cráter en la frontera entre Brasil y Uruguay fue formado por el impacto de un meteoro de grandes dimensiones en la Tierra, anunciaron investigadores del brasileño Instituto de Geociencias de la Universidad de Campinas (Unicamp).

La confirmación del origen meteorológico del cráter conocido como "Cerro do Jarau" fue posible a través del análisis de muestras de las rocas de la región y de fotografías de satélites, indicó la Unicamp.

Las deformaciones en las rocas recogidas en la región apenas detectadas por microscopios evidencian que el Cerro do Jarau se formó como consecuencia del impacto de un meteoro, según los investigadores Alvaro Crosta y Fernanda Lourenzo.

En las rocas también fueron identificados "shatter cones" (estructuras cónicas estriadas), que son estructuras de cráteres que apenas se forman por un choque en las rocas.

Según Crosta, el impacto de un meteoro en la Tierra libera una cantidad de energía que no es común en ningún proceso geológico.

El especialista calcula que el meteoro que formó el Cerro do Jarau, de unos 650 metros de diámetro, liberó una energía equivalente a 550.000 bombas atómicas similar a la que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

El impacto abrió un cráter de unos 13,5 kilómetros cuadrados que en la actualidad está erosionado.

"No hay ningún otro proceso que libere tanta energía en la superficie de la Tierra como el impacto de un meteorito con esas dimensiones", asegura Crosta.

"Las deformaciones provocadas en las rocas por ese fenómeno son permanentes y sirven para diagnosticarlo. Es con base en ellas que podemos decir cómo fue el impacto", agregó.

Los resultados del estudio de la Unicamp serán destacados en un artículo en la próxima edición del libro "Impactos de los Grandes Meteoros IV", que será lanzado este mes por la Sociedad Geológica de Estados Unidos.

La posibilidad de que el cráter de Cerro do Jarau tuviera origen en un meteoro fue sugerida anteriormente por investigadores de la Universidad Federal de Río Grande do Sul en la década de 1980, pero sin ninguna evidencia.

La dificultad obedece a que cuando los cráteres formados por meteoros son menos antiguos es posible encontrar fragmentos del meteoro, pero en el caso de los más antiguos es necesario analizar las rocas.

"Cuando hay fragmentos del meteorito, como en el caso del Meor Crater en Arizona (Estados Unidos), formado hace apenas 50.000 años, la comprobación es más simple y directa", afirmó el especialista.(Xinhua)
15/03/2010

Noticias relacionadas
·Pierde precandidato presidencial colombiano oportunidad de votar en comicios parlamentarios
·Postula capital uruguaya calzada peatonal como patrimonio mundial
·Electricidad podrá ser restaurada en horas, según funcionario chileno
·Electricidad restaurada en partes de la capital chilena
·Corte de energía eléctrica afecta a mayor parte de Chile
 Más  
Noticias de PCCh