PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:05:20.08:33

Chile y Argentina con voluntad para definir frontera en Patagonia

Los gobiernos de Chile y Argentina expresaron su buena voluntad para llegar a un acuerdo sobre los límites fronterizos en el Campo de Hielo Patagónico Sur, pendiente desde 1998.

En Madrid, en la cumbre Europa-América Latina y el Calibe, los presidentes Sebastián Piñera, de Chile, y Cristina Fernández, de Argentina, manifestaron su disposición para resolver de manera bilateral el tema, sin descatar que Chile acuda a una instancia internacional.

Después de cuatro años de negociaciones, se prevé que antes de septiembre, el gobierno argentino envíe a Chile la cartografía oficial de Campo de Hielo Sur, con el fin de iniciar la fase final de demarcación del último tramo pendiente de la frontera entre ambos países. En Chile hay preocupación por las discrepancias con Argentina respecto al trazado de la línea en los 2.200 kilómetros cuadrados de territorio.

Al terminar la cartografía, Santiago podrá hacer algunas objeciones, lo que dilataría el proceso por algunos meses.

Si no se logra un acuerdo, el tema deberá zanjarse mediante un arbitraje internacional, lo que coincidirá con la demanda que enfrenta Chile desde 2009 por parte de Perú en el Tribunal Internacional de La Haya para revisar los límites marítimos.

Piñera dijo que "tenemos algunos temas pendientes del pasado, entre ellos está la delimitación de un tramo de Campos de Hielos entre el Monte Fitz Roy y el Monte Murallón, en el cual hemos estado trabajando y vamos a seguir trabajando y tenemos también el tema que Perú llevó ante el Tribunal Internacional de La Haya en el cual también estamos trabajando".

En el ministerio de Relaciones Exteriores chileno se teme que la demarcación por las más altas cumbres será favorable a la pretensión argentina y dejará la frontera en un punto más cercano del Océano Pacífico.

Los avances tecnológicos en materia de estudios de glaciares también podrían favorecer a Argentina.

La región de la Patagonia, con una gran extensión de hielos continentales, es llamada Hielo Continental Patagónico en Argentina y Campo de Hielo Sur en Chile, de la cual se desprenden 49 glaciares. Gran parte del territorio está protegido al formar parte de diferentes parques nacionales, como los de Bernardo O'Higgins y Torres del Paine en Chile y el de Los Glaciares en Argentina.

El embajador chileno en Argentina, Miguel Otero, dijo que no hay conflicto con ese país por el asunto de la demarcación y que "los resultados de las comisiones técnicas deberán ser entregados a los respectivos gobiernos, y éstos deberán decidir qué es lo que hacen. El resto son especulaciones".

El senador Hernán Larraín, del partido en el gobierno, afirmó sin dar nombres que "hay quienes quizás del lado transandino quieren convertir esto en un hecho político. Siempre Chile parece, en algunos países, convertirse en el chivo expiatorio de problemas políticos locales, pero nosotros no vamos a caer en el juego".

Según la prensa chilena, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) de Argentina concluyó la cartografía refundida de Chile y Argentina sobre Campos de Hielo y la entregó al gobierno transandino para su envío a Santiago.

El IGN, con el apoyo de la cancillería y el Instituto Geográfico Militar de Chile comenzó en marzo pasado a confeccionar los mapas a escala 1:50.000, que serán utilizados por los dos gobiernos en el proceso de demarcación de la frontera entre el monte Fitz Roy y el cerro Murallón.

Los expertos de ambas naciones concluyeron los trabajos de levantamiento topográfico en la zona, que se habían realizado en reserva en los últimos tres años.

En Santiago, causó sorpresa la celeridad que imprimió Argentina a la confección del mapa.

La demarcación de la frontera en Campos de Hielo está pendiente desde 1998, cuando los parlamentos de ambos países suscribieron un tratado para zanjar la disputa por la zona estratégica por sus recursos hídricos.

El convenio demarcó la zona de Campos de Hielo que va desde el cerro Murallón hasta el cerro Daudet, y dejó pendiente la delimitación del territorio de 2.200 km2 que se extiende entre los montes Fitz Roy y Murallón.

La estrategia de Chile fue dilatar el inicio de la demarcación, lo que habría sido aceptado por Argentina.

En aquella época, la posibilidad de un arreglo político para definir esa frontera fue rechazada por congresistas argentinos, encabezados por la diputada Cristina Fernández y su esposo, el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner.

Ambos demandaban llevar la controversia a un arbitraje internacional, considerando que la mayor parte del territorio en disputa era argentino.

La situación se mantuvo hasta el 27 de febrero de 2006, cuando el gobierno de Néstor Kirchner exigió a Chile activar de inmediato el trabajo técnico de la comisión mixta de límites de las cancillerías para demarcar la frontera en Campos de Hielo.

Chile y Argentina estuvieron a punto de ir a la guerra en 1978 por una disputa territorial en el Canal de Beagle, resuelta por la oportuna mediación del entonces Papa Juan Pablo II.(Xinhua)
20/05/2010

Noticias relacionadas
·Panamá espera consolidar beneficios con Acuerdo UE-Centroamérica
·Destaca canciller argentino resultados y debates de Cumbre ALC-UE
·Invitan a presidente uruguayo a disertar en conferencia de OIT
·Desestima Colombia juicio en Ecuador contra ex ministro colombiano de Defensa
·Designan fórmula vicepresidencial de Rousseff en Brasil
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh