PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2012:03:29.10:49

Pide Benedicto XVI más libertad para la Iglesia en Cuba

LA HABANA, 28 mar (Xinhua) -- Benedicto XVI finalizó hoy su visita oficial y pastoral de tres días a Cuba, donde se reunió con el presidente Raúl Castro y con su hermano y antecesor Fidel Castro, y pidió mayores libertades para la Iglesia católica en la isla.

La aeronave de Alitalia, que transporta al jefe del Estado Vaticano y a su séquito, despegó a las 17:40 horas locales (22:40 GMT) del aeropuerto internacional "José Martí" de La Habana rumbo a Roma.

En un salón de la terminal aérea, donde se efectuó la ceremonia de despedida debido a la lluvia, Benedicto XVI agradeció haber podido visitar esta "hermosa" isla, y el "interés" y la "colaboración" de las autoridades locales para la realización del viaje.

Tras llamar a "estrechar la concordia y hacer fructificar lo mejor del alma cubana", el líder de la Iglesia católica criticó medidas restrictivas impuestas desde afuera que inciden de forma negativa en la población, en alusión al bloqueo económico que Estados Unidos impone a Cuba desde 1962.

Sobre la visita, el presidente cubano Raúl Castro destacó que el pueblo "acogió y hoy despide con sentimientos de respeto y afecto" a Benedicto XVI, luego de una visita que se desarrolló en un ambiente de "mutua comprensión" y permitió "conocernos mejor y darle a conocer la justeza de nuestros propósitos".

Pocas horas antes de su partida, Benedicto XVI, de 84 años, se reunió con Fidel Castro, de 85 años y retirado de la vida política activa desde 2006 por enfermedad, quien había expresado en un artículo el martes pasado que "gustosamente" saludaría al líder de la Iglesia católica, como lo hizo con su antecesor Juan Pablo II en 1998, en La Habana.

Ambos líderes hablaron sobre "los graves problemas que aquejan a la humanidad", en una entrevista de 30 minutos celebrada en la sede de la Nunciatura, informó la web oficial Cubadebate.

"Intercambiaron animadamente sobre temas ecológicos, culturales, científicos, religiosos y sobre los graves problemas que aquejan a la humanidad", indicó la fuente.

El obispo de Roma también sostuvo un encuentro la víspera con el presidente Raúl Castro en el habanero Palacio de la Revolución (sede gubernamental), donde Benedicto XVI pidió un mayor espacio para la Iglesia y sugirió que el Viernes Santo, día en la que la fe católica conmemora la crucifixión de Cristo, sea feriado en la isla.

En la reunión de unos 40 minutos, calificada de "muy cordial y serena" por fuentes vaticanas, ambas partes trataron "temas relacionados con la situación de Cuba y las esperanzas de contribuir siempre al clima positivo del momento que el país está enfrentando".

Paralelo al encuentro, el secretario de Estado del Vaticano (primer ministro), Tarcisio Bertone, se reunió durante 20 minutos con el primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado, y el vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo, entre otros.

Con el lema de "Peregrino de la Caridad", Benedicto XVI llegó el pasado 26 de marzo en la tarde, procedente de México, al aeropuerto "Antonio Maceo", de la oriental ciudad de Santiago, invitado por el gobierno y la Conferencia de Obispos Católicos de la isla.

En la ceremonia de bienvenida, Raúl Castro dijo al líder religioso que "Cuba lo recibe con afecto y respeto y se siente honrada con su presencia".

Horas más tarde, Benedicto XVI ofició una misa al aire libre ante más de 200.000 personas en la plaza "Antonio Maceo", de la segunda ciudad en importancia del país -864 kilómetros al este de La Habana-, donde elogió los esfuerzos de los cubanos en la preparación de este viaje apostólico, al que calificó de deseado.

Al término de la eucaristía, el jefe del Estado Vaticano entregó la "Rosa de Oro", una de las máximas condecoraciones de la Iglesia católica, a la imagen de la virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, a la cual se dedica un Año Jubilar para honrarla en el aniversario 400 del hallazgo de su imagen.

Visitó también el santuario de la virgen de la Caridad, en la Basílica Menor del poblado de El Cobre -a 30 kilómetros de Santiago-, donde se postró ante la patrona de Cuba, a la que pidió que la isla antillana avance "por caminos de renovación y esperanza" y también oró por la población de la vecina Haití.

Su última actividad oficial fue una misa oficiada durante la mañana de este miércoles ante miles de personas en la emblemática Plaza de la Revolución "José Martí" de La Habana, donde Benedicto XVI llamó al amor y la reconciliación entre los cubanos.

"Cuba y el mundo necesitan cambios, pero éstos se darán sólo si cada uno está en condiciones de preguntarse por la verdad y se decide a tomar el camino del amor, sembrando reconciliación y fraternidad", señaló en la homilía, a la que asistió el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

Tanto en Santiago de Cuba como en La Habana, Benedicto XVI fue saludado de forma calurosa por la población durante sus recorridos en el "papamóvil" por las avenidas.

Esta fue su segunda gira por Latinoamérica, que comenzó en México el 23 de marzo pasado, así como el 23 viaje internacional en sus siete años de pontificado.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, calificó la visita del líder religioso a la isla de "muy positiva".

 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh