Última hora:  
Español>>América Latina

Bolivia incentiva consumo de leche con impuesto a bebidas alcohólicas

Actualizado a las 26/04/2012 - 10:03
<b>LA PAZ, 25 abr (Xinhua) --</b> Para subir el consumo de leche en Bolivia a un ritmo per cápita anual de 50 litros y bajar el de cerveza que alcanza un promedio de 38 litros por persona en este país andino, el gobierno de Evo Morales aprobó hoy la reglamentación de una ley que crea un impuesto adicional a la cerveza y otras bebidas alcohólicas.
Palabras clave:

Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 25 abr (Xinhua) -- Para subir el consumo de leche en Bolivia a un ritmo per cápita anual de 50 litros y bajar el de cerveza que alcanza un promedio de 38 litros por persona en este país andino, el gobierno de Evo Morales aprobó hoy la reglamentación de una ley que crea un impuesto adicional a la cerveza y otras bebidas alcohólicas.

El gabinete de ministros aprobó el miércoles el Decreto Supremo 1207 que reglamenta y pone en funcionamiento el Fondo Pro Leche, que pretende subir y fomentar el consumo de ese producto lácteo entre la población boliviana.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales, explicó que ese decreto reglamenta también los mecanismos de pago, administración y el financiamiento que sustentará este fondo.

La Ley 204, aprobada el 15 de diciembre de 2011 a iniciativa del presidente Evo Morales, establece la retención de 0,10 centavos de boliviano (1 dólar es igual a 7 bolivianos) en la comercialización de cada litro de cerveza, y 0,40 centavos a las bebidas alcohólicas importadas; recursos que serán destinados al Fondo Pro Leche.

Actualmente en Bolivia se consumen 30 litros de leche por persona al año y, en cambio, sólo de cerveza -sin contar con las otras bebidas alcohólicas- la población toma 38 litros per cápita anual, según los datos del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Estos 30 litros anuales per cápita están muy por debajo de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recomiendan, como consumir 150 litros por persona al año.

En América Latina el promedio de consumo de leche es 104 litros anuales.

Ante esta situación, la ministra Morales lamentó que en Bolivia se consuman 38 litros per cápita de cerveza al año y no así de leche.

"La idea del gobierno del presidente Evo Morales es aumentar el consumo de leche a 50 litros anuales per cápita, a través de la generación de hábitos de consumo y revertir el alto índice de consumo de bebidas alcohólicas", expuso la funcionaria.

Calificó de "escalofriante" el aumento del promedio anual del consumo de cerveza en el país en 10 por ciento, contra el de la leche de apenas 2 por ciento.

El fondo será financiado con porcentajes de retención aplicados a la cerveza y a las bebidas alcohólicas.

En el primer año se estima recaudar 33 millones de bolivianos (4,7 millones de dólares), que serán destinados a la producción y promoción de lácteos.

Al incrementarse el consumo de leche, las industrias deberán utilizar el 100 por ciento de su capacidad instalada. Actualmente se usa menos de 40 por ciento de la infraestructura, de acuerdo a la estimación del gobierno.

Según la norma, los dos impuestos adicionales se aplicarán a personas naturales y jurídicas, determinando las tasas correspondientes sobre el volumen del producto alcanzado, esa retención no incluye la base imponible, ni de importación, que se aplica en el momento de la comercialización de la cerveza y la importación de bebidas.

IMPORTADORES Y EXPORTADORES

Sobre esta nueva ley, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo a Xinhua que Pro Leche, puede generar conflictos con exportadores de bebidas extranjeros al considerar que tiene "carácter discriminatorio".

La segunda empresa cervecera más grande del mundo, SABMiller, pidió la pasada semana al gobierno boliviano un trato "equitativo" en la aplicación del impuesto Fondo Pro Leche, que se aplicará un descuento de 0,40 centavos de bolivianos para las empresas extranjeras y 0,10 centavos de bolivianos para las nacionales.

Según Rodríguez, en la Organización Mundial del Comercio y la Comunidad Andina de Nacionales (CAN) existen normas para promover el comercio en igualdad de condiciones y una de ellas tiene que ver con la "no discriminación".

En el ámbito de la CAN de la que forman parte Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador, en cumplimiento del programa de liberación y de zona de libre comercio vigente desde la década pasada, se establece que un producto andino al momento de ser importado a otro país del bloque "no puede ser sujeto de ningún arancel o de una medida equivalente a un arancel".

"El objetivo es muy bueno y loable, pero no se puso a todos los consumidores ni a los empresarios en la misma balanza; se está cobrando cuatro veces a uno y una vez al otro. Estamos hablando de la inversión extranjera y eso desmotiva a la inversión", dijo el asesor jurídico Roberto Delgado de la empresa Backus, subsidiaria de SABMiller.

Delgado señaló que entienden la voluntad del gobierno boliviano de proteger a la industria nacional, pero por la experiencia que vieron en otros países, incluso en el Perú, esta decisión "no es nada positiva porque desalienta a la inversión".CUENTAS FISCALES

Por su parte, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Empresas (Aemp) abrió dos cuentas corrientes fiscales en febrero pasado para recaudar las retenciones de un impuesto por comercio de cerveza y la importación de bebidas alcohólicas, que se destinarán para financiar el Fondo Pro Leche.

Ambas cuentas bancarias permitirán reunir los aportes destinados a fomentar el consumo de leche.

Esta norma establece que las empresas nacionales que producen cerveza deberán retener y transferir al Fondo Pro Leche 0,10 bolivianos por cada litro de cerveza vendida, mientras que las entidades que importan bebidas alcohólicas y vinos con sustancias aromáticas deberán destinar 0,40 bolivianos al fondo.

Los importadores de bebidas fermentadas, como la sidra, deberán abonar 0,75 bolivianos por litro y 1,30 bolivianos por litro de agua ardiente, licores y demás bebidas espirituosas.

La primera cuenta está destinada a recibir los depósitos por retenciones, que deben efectuar las personas naturales o jurídicas por venta de cerveza e importadoras de bebidas alcohólicas, y la segunda concentra las multas por el incumplimiento de la normativa.

Los montos corresponden a un estudio que busca garantizar la sostenibilidad del Fondo, sin imponer una carga que estimule al contrabando.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás