Última hora:  
Español>>América Latina

Correa pide a militares combatir a la delincuencia en Ecuador

Actualizado a las 26/04/2012 - 10:12
QUITO, 25 abr (Xinhua) -- El presidente ecuatoriano Rafael Correa instó hoy a las Fuerzas Armadas a replantear sus objetivos en época de paz y contribuir en el combate a la delincuencia y el crimen organizado, que se han recrudecido en el país andino.
Palabras clave:

QUITO, 25 abr (Xinhua) -- El presidente ecuatoriano Rafael Correa instó hoy a las Fuerzas Armadas a replantear sus objetivos en época de paz y contribuir en el combate a la delincuencia y el crimen organizado, que se han recrudecido en el país andino.

"No solo que pueden (combatir la delincuencia), sino que de acuerdo con la Constitución, al ser una institución de protección de derechos, libertades y garantías ciudadanas, deben hacerlo", dijo el mandatario durante un acto castrense.

En ese acto asumieron funciones el nuevo jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Leonardo Barreiro, y el Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), Enrique Velasco.

Correa agregó que la seguridad interna no es una facultad privativa de la Policía y ofreció cambiar la doctrina militar y capacitar a la fuerza para apoyar las acciones encaminadas a proteger a los ciudadanos, sin descuidar las amenazas externas.

"La principal preocupación de nuestra gente es la inseguridad ciudadana y para combatirla requerimos de nuestras Fuerzas Armadas, para lo cual, si es necesario cambiar visiones, estrategias, tácticas, formación, capacitación... debemos hacerlo", apuntó el gobernante.

Correa, cuyo gobierno se ha empeñado en combatir la inseguridad, destacó que la delincuencia "es una guerra, queridos soldados, que estamos obligados a enfrentar y ganar".

Durante su gobierno, Correa ha puesto en marcha una serie de medidas para enfrentar a la delincuencia y ha sacado a los militares a las calles para participar en operativos conjuntos con la Policía en sitios considerados como peligrosos y para que realicen controles de armas.

Asimismo, implementó un programa de pago de recompensas a quienes den información sobre el paradero de delincuentes que constan en la llamada lista de "los más buscados" y aumentó los patrullajes a pie y las labores de inteligencia con policías vestidos de civil.

En el mismo acto castrense, el jefe de Estado recriminó a la Armada por no mostrar resultados efectivos en el control y protección del mar territorial, pese a haber sido dotados de aviones no tripulados, lanchas rápidas, y equipos solicitados.

"No noto una sustancial mejora en la seguridad marítima, y sobre todo, en los más pobres, nuestros sencillos pescadores artesanales que siguen siendo víctimas de piratas y delincuentes", cuestionó el mandatario.

Asimismo, anunció que las empresas que están bajo el control de las Fuerzas Armadas, que no tienen relación con la seguridad, pasarán a manos civiles.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás