Última hora:  
Español>>América Latina

ENTREVISTA: Cuba prepara próximo Censo de Población y Viviendas

Actualizado a las 10/09/2012 - 09:48
LA HABANA, 9 sep (Xinhua) -- Unos 100.000 cubanos participarán en el Censo de Población y Viviendas, que comenzará el próximo sábado y que constituye el número 18 de la historia de la isla, informó uno de los directivos de esa investigación.
Palabras clave:

Por Raúl Zurita

LA HABANA, 9 sep (Xinhua) -- Unos 100.000 cubanos participarán en el Censo de Población y Viviendas, que comenzará el próximo sábado y que constituye el número 18 de la historia de la isla, informó uno de los directivos de esa investigación.

El director nacional del Censo, Juan Carlos Alfonso, explicó a Xinhua que en la actualidad continúa en todo el país la capacitación de unos 76.000 enumeradores y supervisores, escogidos entre estudiantes y profesores de las enseñanzas técnico-profesional y superior.

Ellos son los encargados de recoger la información a partir de las primeras horas del próximo 15 de septiembre, de ahí la importancia de esa preparación, precisó Alfonso, quien también dirigió la anterior investigación hace 10 años.

La recolección de los datos acerca de viviendas y personas, que es por declaración y no requiere presentar documentos, se realizará durante 10 días, hasta el 24 de septiembre.

Para Alfonso, quien además dirige el Centro de Estudios de Población y Desarrollo (Cepde), entidad adscrita a la Oficina Nacional de Estadística: Indicadores sociales y demográficos de Cuba por territorios (Onei), el trabajo de enumeradores y supervisores y la elaboración del registro censal y el procesamiento son las etapas más complejas.

Este será el cuarto que se realiza en la isla desde el triunfo revolucionario de 1959.

A partir de mañana lunes y hasta el próximo jueves los jóvenes encuestadores y supervisores recorrerán las áreas censales que les corresponden para familiarizarse con esos territorios, antes de comenzar a recolectar la información.

Al día siguiente, el viernes 14 de septiembre, recibirán los medios que los identifican, que incluyen "pullover", gorra, credencial, bolsos y cuestionarios.

El sábado 15 de septiembre comenzará la investigación, que sin duda es trascendental para la toma de decisiones que tendrán un impacto sobre el futuro de la nación.

Alfonso aseveró que lo captado durante el censo, que es una herramienta para actualizar informaciones que pueden ayudar a evaluar la marcha de la implantación de los lineamientos, una hoja de ruta con más de 300 medidas económicas aprobadas por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en abril del año pasado.

El funcionario señaló que el censo va desde el nivel nacional hasta el más bajo de la división político-administrativa del país, es decir permite saber la situación de una localidad o asentamiento poblacional en cualquier lugar.

No por gusto, los censos son considerados como La investigación de las investigaciones y, en el caso cubano, permite tener una idea exacta del país a nivel de nación, provincia, municipio, Consejo Popular y asentamiento, explicó.

En Cuba existen más de 7.000 asentamientos poblacionales, que van desde ciudades como La Habana, con dos millones de habitantes, hasta localidades con apenas 15 o 20 pobladores.

También se captará la información referida a quienes que viven aislados, por lo regular en zonas rurales montañosas, un grupo que en el anterior censo llegó hasta 800.000 personas. Los censos son muy armonizados internacionalmente, con preguntas muy similares a partir de las recomendaciones de la División de Estadísticas de Naciones Unidas, pero cada uno lo adapta a su realidad.

Cuba tiene un sólido sistema estadístico montado sobre la organización social del país, por lo tanto no se necesitó incluir en el censo preguntas acerca de algunos temas sobre los que se hicieron recientes investigaciones por el Cepde, como la Encuesta de Fecundidad 2009-2010 y un estudio nacional sobre envejecimiento 2010-2011.

A diferencia de otros países, en Cuba se preguntará sobre la llamada migración pendular, que no es más que el lugar donde se vive y el sitio donde se trabaja.

Cuba comenzó a hacer censos de población en 1774, conteo que es considerado como el primero de Hispanoamérica, como reconoce el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía.

Esa investigación abrió una seguidilla de ocho censos en la etapa colonial que llegó hasta el período de la intervención estadounidense.

Así, en 1899 y 1907 el Buró de Censos de Estados Unidos dirigió metodológicamente otros dos conteos.

Otros cuatro se realizaron en la etapa republicana, el último de los cuales fue en 1953, cuando además se contabilizaron las viviendas.

El primer conteo de cubanos de la época revolucionaria se realizó en 1970 y fue un censo de facto, pues las personas se contabilizaron a partir del lugar en que se encontraban el día de la investigación.

Once años después, en 1981, tuvo lugar el segundo que censó a las personas por su lugar de residencia habitual, independientemente de que se encontraran o no en casa el día elegido.

Las condiciones económicas retrasaron el conteo durante 21 años para que llegara el tercero, el de 2002, considerado como el de mayor cobertura y calidad, con una omisión de personas de sólo 0,3 por ciento y de 0,2 para las viviendas, lo cual fue garantía de seguridad y confiabilidad en el uso de los datos obtenidos.

Se consideró que el 99,77 por ciento de los cubanos fueron correctamente enumerados, al igual que el 99,83 por ciento de las viviendas. El índice de consistencia, que mide la coincidencia entre los cuestionarios censal y de evaluación de calidad, fue de 95 por ciento para los hogares y de 90 para las personas. Por la precisión y veracidad de los datos, el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía consideró al último censo cubano como el mejor realizado en América Latina, pues ninguno de los organizados entonces en la región se acercó a los resultados obtenidos en la isla, lo cual se pretende repetir en el próximo conteo.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás