Actualizado a las 2007:12:17.13:38

Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático finaliza con "Hoja de ruta de Bali"

Tras 15 días de intensas reuniones, la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático finalizó el sábado en Bali de Indonesia. La conferencia de Bali adopató una hoja de ruta para negociar un nuevo acuerdo sobre el calentamiento global que sustituirá al Protocolo de Kyoto. A diferencia de éste, el nuevo pacto incluye a Estados Unidos, el único principal país industrializado que no acepta el Protocolo de Kyoto. Dicho documento ofrece una agenda clara de los temas clave a negociar hasta el año 2009, y marca un hito en la lucha contra el cambio climático.

La delegación estadounidense había rechazado anteriormente un documento que implicaba negociaciones para un nuevo pacto contra el calentamiento global. Dicho acuerdo requería que las naciones desarrolladas ayudaran a los países en vías de desarrollo para frenar las emisiones de gases.

No obstante, la delegación de EE.UU. viró su postura en el último minuto, bajo la presión del principal bloque de naciones en vías de desarrollo, el G-77.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aplaudió el resultado.

Un alto funcionario del departamento climático del organismo internacional describió el documento afirmando que ahora tenemos una hoja de ruta, una agenda y una fecha límite.

Según Ban Ki-moon, la Agenda de Bali logra tres objetivos que implican negociaciones sobre un acuerdo internacional contra el cambio climático, un acuerdo sobre una agenda para dichas negociaciones, y el consenso de finalizarlas para 2009.

La hoja de ruta requiere "recortes profundos" de las emisiones globales para evitar un impacto humano peligroso en el clima.

Las negociaciones para el siguiente acuerdo climático deberían durar dos años, y terminar en 2009, para poder implementarlas a finales de 2012.

El año que viene se celebrarán cuatro grandes reuniones sobre el cambio climático.

Los negociadores deberían considerar un pacto vinculante para la reducción de emisiones de gases por parte de países industrializados, mientras que las naciones en vías de desarrollo deberían considerar iniciativas para controlar el crecimiento de dichas emisiones.

Los países desarrollados deberían trabajar para transferir tecnología respetuosa con el medio ambiente a las naciones en desarrollo.

Los negociadores deberían apoyar medidas urgentes para ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse a los efectos inevitables del calentamiento global.

Los negociadores deberían considerar "incentivos positivos" para reducir la deforestación en países en vías de desarrollo, muchos de los cuales buscan compensaciones internacionales por mantener sus bosques, ya que absorben dióxido de carbono. (cctv)
17/12/2007

Noticias relacionadas
·Australia advierte de dificultad para fijar consenso sobre emisiones CO2
·Presidente paquistaní levanta estado de excepción
·Kirguizistán celebra elecciones parlamentarias anticipadas
·Decepcionado Rusia por conversaciones sobre defensa de misiles con EEUU
·Cazas turcos alcanzan posiciones del PKK en norte de Irak
 Más  
Noticias de PCCh