Actualizado a las 2008:01:29.10:09

Gobiernos de Israel, Egipto y Palestina siguen atentos al problema de Gaza

En los últimos 15 días, la Franja de Gaza ha sido un foco de conflicto entre palestinos e israelíes. El domingo, los gobiernos de Israel, Palestina y Egipto siguieron atentos a la destrucción parcial con explosivos del muro de separación ubicado en la frontera entre Egipto y Gaza. Las conversaciones sostenidas y las declaraciones hechas el mismo domingo demostraron en cierto grado las posturas de diversas partes involucradas en el problema de Gaza.

Israel suavizó su posición con respecto al suministro de materiales de ayuda humanitaria y de combustible. El diario israelí The Jerusalem Post informó el domingo que, bajo la presión de varias organizaciones de derechos humanos que han presentado reclamaciones ante la Corte Suprema de Justicia de Israel, el gobierno del primer ministro Ehud Olmert anunció el domingo la reanudación del suministro de combustible hacia Gaza a partir del mismo día. Según informes, conforme a la exigencia de la Corte Suprema de Justicia, Israel proveerá cada semana 2.2 millones de litros de carburante a Gaza.

Durante sus conversaciones sostenidas el mismo día con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, Olmert manifestó que su país consideraría la petición palestina de evitar, en la medida de lo posible, daños a los civiles de Gaza, reduciendo su bloqueo contra este territorio y renovando el suministro de materiales de ayuda humanitaria y combustible.

Por su parte, Egipto ha declarado que adoptaría medidas para restablecer el control sobre sus áreas fronterizas con Gaza. El mismo día, tras conversar con el primer ministro del gobierno provisional palestino, Salam Fallad, el ministro egipcio de Relaciones Exteriores, Ahmed Abul Gheit, expresó que su país tomará lo más pronto posible todas las medidas adecuadas para recuperar la normalidad de la situación fronteriza y manifestó que Egipto seguirá ofreciendo ayuda a la población de Gaza empobrecida por el bloqueo israelí hasta que el pueblo palestino concluya la fundación de su Estado propio. El domingo, el canciller egipcio discutió con Fallad la propuesta formulada por Abbas de que fuerzas de seguridad palestinas retomen el control del paso fronterizo de Rafah.

Algunos medios, citando al ministro de Exteriores palestino Riad al-Malki, informaron que Egipto y Palestina han acordado poner los asuntos fronterizos de Rafah bajo control de las fuerzas de seguridad palestinas, de conformidad con lo establecido en los acuerdos pertinentes alcanzados en 2005, a fin de resolver la actual crisis en este paso fronterizo. Ello significa que Egipto ha rechazado la petición de Hamás de que ambas partes administren conjuntamente los asuntos fronterizos de Rafah.

A simple vista, dicha situación da señales de que una solución a la crisis de Gaza se vislumbra cada día más cercana. Sin embargo, analistas han señalado que la solución a dicho problema realmente afronta varios factores de incertidumbre.

Aunque Israel ha flexibilizado su bloqueo contra Gaza, ha advertido que si hombres armados palestinos en ese territorio continúan lanzando ataques con cohetes contra suelo israelí, reconsideraría restringir la provisión de combustible.

De hecho, tras la destrucción parcial del muro de separación en la frontera de Rafah, han aumentado los temores de Israel de que grupos armados palestinos puedan obtener más libremente armas y apoyo financiero, y, al mismo tiempo, resultará más fácil para los terroristas infiltrarse entre los habitantes locales, buscando oportunidades para lanzar ataques contra objetivos israelíes. Por esta razón, el jueves pasado Israel ordenó a la policía elevar el nivel de alerta en su frontera con Egipto.

El portavoz del gobierno israelí, David Baker, informó que, durante sus conversaciones sostenidas el domingo, Olmert y Abbas no discutieron el problema de Rafah, tal como lo habían esperado los medios de comunicación. Los analistas lo consideraron como una respuesta al anuncio hecho por Egipto de restablecer el control sobre la situación en Rafah. El viceministro de Defensa israelí, Matan Vilnai, expresó su convicción de que Egipto adoptaría medidas apropiadas para resolver las entradas ilegales en su territorio desde Rafah. El miércoles, Abbas discutirá este asunto con el presidente egipcio Hosni Mubarak. Actualmente, lo cierto es que Israel no está de acuerdo con que las fuerzas de seguridad palestinas controlen los asuntos fronterizos de Rafah.

Se cree que las consultas realizadas entre Israel, Egipto y Palestina servirán para resolver el problema de Gaza, pero debido a ciertos factores determinados e incógnitas, la solución a la situación y a la crisis en Gaza no solo será una tarea difícil, sino también necesitará tiempo. (CRI)
29/01/2008

Noticias relacionadas
·Parlamento rumano ratificará Tratado de Reforma de UE próxima semana
·Egipto inicia reconstrucción de barda fronteriza con Gaza
·Egipto busca controlar frontera con Gaza, dice canciller
·Conmemora Polonia Día del Holocausto
·Pentágono: Bush solicitará 70.000 MDD para financiar guerras en 2009
 Más  
Noticias de PCCh