Actualizado a las 2008:11:11.15:43

Se revela que la parte militar estadounidense toma acciones secretas en el extranjero

De acuerdo con una orden secreta de 2004, la parte militar estadounidense ha venido realizando ataques secretos contra Al-Qaeda y otros elementos armados en numerosos países.

Los portavoces de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y la parte militar se negaron a responder sobre la orden secreta.

Orden secreta de la parte militar

“The New York Times”, citando a varios funcionarios o ex funcionarios de la parte militar, departamentos de inteligencia y el gobierno, informó que el entonces secretario de Defensa Donald Rumsfeld, con ratificación del presidente George W. Bush, firmó a comienzos de 2004 una orden secreta, autorizando a la parte militar golpear en cualquier lugar del mundo a Al-Qaeda y tomar acciones militares en países no en estado de guerra con Estados Unidos.

Estos funcionarios revelaron las noticias en forma de anonimato. Señalaron que de acuerdo con este documento secreto, el Departamento de Defensa ha simplificado el procedimiento de ratificación de acciones de la parte militar fuera de las zonas en que EEUU declare oficialmente la guerra, de modo que el tiempo de decisión se redujo de los anteriores varios días a sólo unas cuantas horas.

La orden secreta establece cómo reaccionan los altos funcionarios en circunstancias en que las acciones de EEUU se encuentren en situaciones desfavorables. Un ex alto funcionario militar dijo: “Si un helicóptero en misión en Siria se estrella, la parte estadounidense no debe responder en forma apresurada.”

“The New York Times” comentó que se trata de un escalonamiento de las acciones del gobierno estadounidense de buscar o eliminar a miembros de Al-Qaeda a nivel mundial. Bush ya había ordenado con anterioridad autorizar a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) realizar la tarea de combatir a Al-Qaeda a nivel mundial.

Afectando a numerosos países

Funcionarios de la parte estadounidense dijeron que el Departamento de Defensa envía de vez en cuando comandos a entrar en otros países. Pero se negaron a revelar más detalles y se limitaron a decir que se tomaron las acciones arriba mencionadas en Siria, Pakistán y otros países.


Entrenamiento de comandos “Delta” de las fuerzas estadounidenses aerotransportados para asalto (fotos de archivo)

Un funcionario gubernamental dijo que la orden secreta de 2004 tiene algo que ver con 15-20 países por lo menos, incluyendo a Siria, Pakistán, Somalia, Yemen, Arabia Saudita y varios otros países del Golfo, en donde, según se cree, los miembros del Al-Qaeda están escondidos o realizan actividades.

Los funcionarios de la parte militar estadounidense señalaron que se había discutido sobre si se incluía a Irán en la orden secreta de 2004, pero finalmente lo dejaron a un lado. Insinuaron que las tropas estadounidenses, por otra instrucción secreta, habían efectuado tareas de reconocimiento en Irán.

Un alto funcionario de la parte militar dijo que ésta, con la participación de la CIA, atacó a Siria el 26 de octubre pasado y que, no obstante, ésta no fue la primera acción contra Siria. Desde la Guerra de Irak en 2003, comandos estadounidenses ya cruzaron varias veces la frontera para atacar a elementos armados e instalaciones en territorio sirio.

Además, la parte militar estadounidense envió a fines de 2006 a comandos para penetrar sigilosamente en el poblado etíope de Dire Dawa, desde donde entraron en repetidas ocasiones en territorio de Somalia para buscar y capturar altos dirigentes de la sucursal de Al-Qaeda, los cuales, según se cree, deben responsabilizarse por los ataques a la embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998.

Necesitan aprobación

Los funcionarios estadounidenses indicaron que aún cuando contando con la orden secreta, todas y cada una de las acciones de la parte militar necesitan previa aprobación de parte de altos funcionarios gubernamentales. Por ejemplo, los objetos de ataque en Somalia deben contar por lo menos con la aprobación del secretario de Defensa en tanto que las acciones en algunos países, entre ellos Pakistán y Siria, deben ser autorizadas por el presidente.

Estas acciones son fundamentalmente tomadas por unidades especiales militares, con estrecha colaboración de la CIA o su participación directa. Por ejemplo, cuando los comandos “Lobos Marinos” de las fuerzas estadounidenses atacaron en 2006 un objetivo sospechoso en la zona tribal de Bajaur en Pakistán, funcionarios de la CIA observaron todo el proceso desde el Centro Antiterrorista en el estado norteamericano de Virginia a 11.300 kilómetros.

Pero, no todas las acciones propuestas por la parte militar pudieron ser realizadas, a veces fueron canceladas por razones de información o políticas. Los funcionarios acotaron que en los cuatro años transcurridos 10 acciones fueron canceladas, pues altos funcionarios gubernamentales consideraron que serían demasiado arriesgadas, podrían dar origen a conflictos diplomáticos o por informaciones insuficientes.

“The New York Times” informó en julio del año pasado que la parte militar estadounidense canceló a comienzos de 2005 la acción de capturar en territorio pakistaní a Ayman Al-Zawahiri, el hombre No. 2 de Al-Qaeda.

En aquel entonces, el personal de inteligencia creía que Al-Zawahiri se encontraba en una reunión en la región de Bajaur. El Mando de las Unidades Especiales Conjuntas de Estados Unidos elaboró urgentemente un plan de captura, pero más tarde, debido a divergencias entre el Departamento de Defensa y la CIA, Rumsfeld canceló finalmente la acción. (Pueblo en Línea)

11/11/2008

Noticias relacionadas
·Dos heridos en explosión en la sede del Gobierno tailandés
·Olmert: Israel debe ceder partes de Jerusalén para tener paz
·Presidente electo Obama entra a Casa Blanca para reunirse con Bush
·Mubarak reitera apoyo de Egipto a unidad de Sudán
·Acuerdan Africa y Alemania romper barreras en desarrollo de asociación
 Más  
Noticias de PCCh