Actualizado a las 2009:02:19.09:54

Aprobación de Obama de aumento de tropas en Afganistán indica cambio de dirección en lucha contra terrorismo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el martes la decisión de desplegar más tropas en Afganistán, lo que indica el comienzo de un cambio de dirección en la lucha estadounidense contra el terrorismo, que se centrará ahora más en el país centroasiático.

Sin dar a conocer el número exacto de efectivos adicionales, el presidente afirmó que había aprobado la petición del Pentágono de desplegar una Brigada de Expediciones de la Marina a finales de esta primavera y una Brigada de Artillería este verano.

Según informes de la prensa estadounidense que citaban fuentes gubernamentales y militares sin identificar, la Brigada de Expediciones de la Marina estará formada por unos 8.000 soldados, y la Brigada de Artillería por unos 4.000.

Fuentes oficiales afirmaron que se desplegarán además unos 5.000 efectivos extra de apoyo antes de las elecciones de Afganistán, programadas para el 20 de agosto, con lo que el número total de soldados ascenderá hasta los 17.000.



NECESIDADES URGENTES, CONSIDERACIONES A LARGO PLAZO

Obama afirmó que hay "urgentes necesidades de seguridad" cuando explicó su primera decisión sobre un masivo despliegue militar en el extranjero desde que asumiera su cargo el 20 de enero.

"Lo hago hoy consciente de que la situación en Afganistán y Pakistán requiere una atención urgente y unas acciones rápidas", afirmó. "Los talibanes están resurgiendo en Afganistán, y al-Qaeda apoya esta insurgencia y amenaza a EEUU desde su refugio a lo largo de la frontera con Pakistán."

La situación de la seguridad en Afganistán ha empeorado desde principios de 2008, y cada vez son más frecuentes los ataques con minas y atentados suicidas sobre objetivos del ejército afgano y de tropas extranjeras. Más de 5.000 personas han muerto en los actos de violencia.

Comandantes estadounidenses en el terreno han advertido de que sus tropas no son suficientes en ciertas áreas, especialmente en el centro y el este de Afganistán.

Además de las urgentes necesidades, el aumento de tropas estadounidenses en Afganistán también responde a los cambios producidos en la administración de Obama en cuanto a sus políticas antiterroristas a largo plazo.

Durante su campaña electoral, Obama criticó la decisión del ex presidente George W. Bush de lanzar una guerra en Irak que provocó un importante gasto económico, una gran cantidad de bajas de soldados y una pobre imagen internacional.

Obama prometió retirar las tropas de Irak y trasladar estos recursos a Afganistán, el país que él considera el principal frente en la lucha contra los talibanes y los militantes de al-Qaeda, que suponen una amenaza para la seguridad de EEUU.

Su política fue apoyada por oficiales del ejército y de inteligencia y por congresistas, quienes coinciden todos en que el mayor reto al que se enfrenta EEUU se encuentra en Afganistán.

La decisión de enviar más tropas a Afganistán se tomó después de que Obama concluyera que la situación en Irak ha mejorado en gran medida ahora que el ejército y la policía locales pueden asumir más responsabilidades sobre la seguridad.

Además, ciertos analistas sospechan que el cambio de dirección tiene razones más profundas.

Conocido como "el cruce de caminos de Asia central", el valor geopolítico de Afganistán siempre ha sido muy estimado por los estrategas estadounidenses.

MAS PROBLEMAS POR DELANTE

A pesar del aumento de tropas, Obama expresó que su actual revisión de la estrategia total en Afganistán "no predetermina los resultados" posibles.

El presidente declaró que el asunto de Afganistán no se puede resolver sólo con medios militares, y que requiere que se empleen "todos los elementos de nuestra capacidad nacional para cumplir los objetivos viables en Afganistán."

Poco después del anuncio de Obama, tanto los republicanos como los demócratas del congreso pidieron que se realice una revisión estratégica completa de la política estadounidense con respecto a la guerra en Afganistán.

"Aunque recibo con alegría el anuncio de hoy, espero que esto sólo sea el primer paso de un enfoque nuevo e integral con respecto a Afganistán. Se necesita un importante cambio de dirección", afirmó el senador republicano John McCain.

El líder del Partido Demócrata en el Senado, Harry Reid, también señaló la necesidad de "revisar estratégica y completamente la política que estamos llevando a cabo actualmente."

Los logros de los objetivos estratégicos de EEUU en Afganistán dependen, en gran medida, de la coordinación con sus aliados de la OTAN, la otra fuerza militar importante en el país.

Sólo dos días antes de viajar a Canadá para realizar su primera visita al extranjero, Obama pidió en una declaración a los "amigos y aliados" de EEUU que cooperen para encontrar los recursos que se necesitan para lograr el éxito en la guerra de Afganistán.

En la Conferencia sobre Seguridad de Munich celebrada a principios de este mes, el gobierno estadounidense no ocultó que Obama quiere que Alemania y otros países europeos aumenten su implicación en la misión de mantenimiento de la paz dirigida por la OTAN.

Alemania y Francia se han mostrado reticentes a aumentar sus tropas. El gobierno alemán es especialmente cauto al respecto, ya que el país celebrará elecciones generales en septiembre.

¿COMO ES LA NUEVA ESTRATEGIA?

Las medidas para estabilizar la situación en Afganistán deben centrarse en formar a los líderes locales, mejorar la formación de la policía y el ejército afgano, y presionar a Kabul para que luche contra la corrupción, afirmó una institución estadounidense el martes.

Se debe reconsiderar el asunto de la seguridad en Afganistán para poner solución a los fracasos registrados en los siete años que han pasado desde el derrocamiento de los talibanes después de los ataques del 11 de septiembre, añade el informe del Instituto de la Paz de EEUU, financiado por el congreso estadounidense.

El enfoque deductivo para construir el país centrado en el gobierno central de Kabul no ha funcionado debido a que ignora la historia de descentralización de Afganistán, según el informe de la institución, titulado "Asegurando Afganistán".

La comunidad internacional debería trabajar con los líderes locales y con los consejos tribales para darles legitimidad, suministrar servicios y conectarlos con el gobierno central, dice el informe.

El informe asegura que EEUU y la OTAN no podrán derrotar a los talibanes y a otros grupos insurgentes ellos solos porque su misión despierta reacciones nacionalistas ante lo que es percibido como una ocupación extranjera.

"Una mayor cantidad de tropas estadounidenses en Afganistán puede ayudar, pero sólo si las usan para construir la capacidad (de defensa) de Afganistán", asegura el informe. Washington, que está planeando casi duplicar los 37.000 efectivos que ya hay en Afganistán, debería destinar una mayor cantidad de tropas a la formación de altos cargos de la policía y el ejército afganos, añade.

Un analista político chino, Gao Yijun, escribió en un artículo que se espera que el aumento de tropas sea principalmente simbólico desde el punto de vista psicológico.

Dependiendo sólo de sus soldados y de sus misiles, EEUU no podrá asegurar una paz duradera en Afganistán, afirmó Gao, añadiendo que se requiere un enfoque diplomático y económico en todos los aspectos. (Xinhua)
19/02/2009

Noticias relacionadas
·Anunciará Obama plan de ayuda hipotecaria de 75.000 millones de dólares
·EEUU promete fortalecer asociación con sureste asiático ante crisis y desafíos de seguridad
·Califica India a Talibán de "amenaza para humanidad y civilizaciones"
·Anuncia Obama plan de ayuda hipotecaria para enfrentar crisis de vivienda
·Cancilleres de Polonia y Georgia se reúnen para hablar de aspiraciones de Georgia a OTAN
 Más  
Noticias de PCCh