Actualizado a las 2010:01:04.13:51

Irán busca iniciativa mediante un “ultimátum”

Con el campanazo de Año Nuevo, Irán trasladó con éxito el problema del cambio de combustible nuclear hasta el nuevo año. El príncipe Faisal, ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, y Davutoglu, canciller de Turquía, reiteraron el día 2 en la capital saudita de Riad que los dos países siguen esperando resolver a través de esfuerzos diplomáticos el actual litigio nuclear iranio que se encuentra en impasse en la actualidad.

En la conferencia de prensa conjunta ofrecida después de su conversación en el mismo día, Faisal y Davutoglu exhortaron a Irán a responder positivamente a la demanda de la comunidad internacional para el cambio de combustible nuclear y, al mismo tiempo, subrayaron la necesidad de continuar los esfuerzos diplomáticos en busca de la solución pacífica del litigio nuclear iranio aunque ahora ya se ha vencido el plazo final fijado por Estados Unidos para Irán.

La Casa Blanca de los Estados Unidos había expresado con anterioridad que el fin de 2009 sería el plazo final para que Irán aceptara la propuesta de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) sobre el cambio de combustible nuclear y que si Irán se negaba a aceptarla, Estados Unidos tomaría acciones, pero eso fue categóricamente rechazado por el presidente iranio Ahmadinejad. Ahora, según ciertas informaciones, el presidente estadounidense Obama se sintió descontento por la respuesta de Irán sobre el problema nuclear y estaba dispuesto a aplicar una nueva rueda de sanciones contra las industrias iranias de seguros, bancaria y financiera; la Guardia Revolucionaria Irania también será objeto de sanción.

No obstante, la parte irania no dio importancia a esto. El canciller iranio Mottaki declaró el día 2 que su país ya había enviado el “ultimátum” a Occidente, demandándoles aceptar en el plazo de un mes la propuesta irania sobre el cambio de combustible nuclear y que de lo contrario, Irán se apoyará en uranio enriquecido de alta pureza producido por los expertos iranios. Mottaki también acusó a Gran Bretaña de apoyar subrepticiamente a los elementos provocadores de disturbios y criticó a los países occidentales por intervenir en los asuntos internos de Yemen, Irak, Pakistán e Irán. A criterio de analistas, el hecho de que Irán tomara la iniciativa para actuar en el nuevo año muestra que Irán no tiene miedo a las sanciones promovidas por países occidentales y que la gran demora en la solución del problema nuclear iranio muestra precisamente que los países occidentales no tienen buenas medidas para la solución de dicho problema.

Israel, aliado de Estados Unidos, manifestó a finales del año pasado que apoya la imposición de nuevas sanciones por parte de los Estados Unidos contra Irán y exhortó a la comunidad internacional a ejercer nueva presión sobre Teherán. Ayalon, vicecanciller de Israel, dijo el día 2 en Tel-Aviv que la comunidad internacional ya ha alcanzado actualmente un consenso sobre el programa nuclear iranio, sosteniendo que un Irán nuclear socavará el existente orden internacional, y que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tomará probablemente en el plazo de un mes medidas de sanción contra Irán, las cuales ejercerían probablemente influencia en la situación política interna de Irán.

Entre tanto, la posición irania para el uso pacífico de la energía nuclear se ha granjeado el apoyo de algunos países. Según informó la Agencia de Noticias Fars de Irán el 29 de diciembre de 2009, el embajador japonés en Irán subrayó en su reciente reunión con miembros del parlamento islámico de Irán que el Japón ya está preparado para desarrollar cooperación con Irán en el terreno de energía nuclear. Apuntó: “Irán desempeña un papel importante en la región del Medio Oriente; Japón está dispuesto a desarrollar cooperación con Irán en los distintos dominios.” La parte irania expresó que da bienvenida a la cooperación entre los dos países en el uso pacífico de la energía nuclear.

Cuando se encuentra pendiente el problema nuclear, aparecieron nuevas circunstancias en la situación interna de Irán a partir de las elecciones presidenciales de 2009. Por dudar de si eran justos los resultados de las elecciones presidenciales, las fuerzas reformistas iranias y sus partidarios realizaron manifestaciones y tuvieron conflictos con los partidarios de las fuerzas conservadoras e incluso con la policía, dando origen a los más graves incidentes sangrientos en los últimos decenios en el país y a una situación muy tirante en cierto período. Pero a juzgar por las actuales medidas tomadas por el gobierno iranio, las fuerzas oposicionistas no significan amenaza para la base del gobierno. Y ese problema es para Irán un primordial problema atañente a la soberanía nacional, de modo que no le es fácil hacer concesiones sobre este problema. (Pueblo en Línea)
04/01/2010

Noticias relacionadas
·Dubai inaugura la torre más alta del mundo (6)
·Dubai inaugura la torre más alta del mundo (5)
·Dubai inaugura la torre más alta del mundo (4)
·Dubai inaugura la torre más alta del mundo (3)
·Dubai inaugura la torre más alta del mundo (2)
 Más  
Noticias de PCCh