Actualizado a las 2010:02:23.15:34

Israel presionará a China sobre diferendo nuclear con Irán

Una delegación israelí de alto nivel viajará a Beijing a finales de mes, para sostener discusiones sobre temas políticos, de seguridad y económicos con importantes funcionarios chinos. El tema central de las negociaciones será el programa nuclear iraní, y el pedido israelí de sanciones contra Teherán.

La delegación, encabezada por el ministro de Asuntos Estratégicos, Moshe Ya'alon, y el presidente del Banco de Isragel, Stanley Fischer, se conformó a iniciativa del primer ministro Benjamin Netanyahu, en momentos en que suben de tono las discusiones entre las seis superpotencias sobre la posibilidad de aumentar las sanciones contra Irán.

Durante el fin de semana, el ministerio de Asuntos Exteriores de Israel publicó una declaración que respondía al más reciente informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica, según el cual se sospecha que Irán intenta producir armas nucleares.

“La comunidad internacional y sus instituciones deben comenzar a imponer sanciones eficaces contra Irán tan pronto como sea posible, para hacerle entender el alto precio que pagaría si continúa desarrollando su programa nuclear”, señaló el documento.
Un funcionario empresarial iraní dijo que las sanciones promovidas por Occidente contra Irán para obstaculizar sus polémicas actividades nucleares no tendrán el impacto deseado.

Mohammad Nahavandian, jefe de la Cámara de Comercio de Irán, dijo que las sanciones han aumentado los costos para el comercio iraní. Pero los líderes de línea dura iraníes han descartado que las sanciones de la O.N.U tengan un impacto significativo.
“Ha quedado demostrado que la economía iraní no es sancionable… la meta declarada de las sanciones es política, algo que nunca se ha alcanzado,” afirmó Nahavandian.
EE.UU. está promoviendo una cuarta ronda de castigos de la O.N.U contra Irán, debido a su negativa a detener sus sensibles labores atómicas.

Las empresas occidentales son cada vez más cautelosas en cuanto a invertir en Irán, el principal exportador de petróleo del mundo, debido al contencioso nuclear y a la inestabilidad política en el país.

“Obama desplazó la política de EE.UU. hacia Israel y pidió a Tel Aviv no atacar a Teherán, en contraste con George W. Bush, que presionó constantemente a la O.N.U para sancionar a Irán. Sin embargo, la nueva política de Obama no ha conseguido mucho progreso. Bajo una presión cada vez mayor, Obama está comenzando a adoptar decisiones cada vez más duras, lo que proporciona a Israel nuevas oportunidades de buscar ayuda internacional,” admitió Li Shaoxian, investigador del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China.

“Tel Aviv ha mantenido una diplomacia activa en la protección de sus intereses, incluyendo la visita de Netanyahu a Moscú, que hizo que Rusia se inclinara por nuevas sanciones contra Irán. Ahora su equipo negociador viene a China con el mismo propósito”, añadió Li.“Pero China ha siempre ha sostenido que la negociación es la mejor manera de solucionar el problema nuclear de Irán. La postura de China no será afectada por la presión de potencias extranjeras”, indicó Li Weijian, director del Centro de Estudios sobre Oriente Medio en el Instituto de Estudios Internacionales de Shanghai.
(Pueblo en línea)
23/02/2010

Noticias relacionadas
·Sarkozy se reúne con Abbas (3)
·Sarkozy se reúne con Abbas (2)
·Sarkozy se reúne con Abbas
·Jefe de ONU urge a Liberia a edificar arquitectura de seguridad nacional
·Condena UE asesinato de líder de Hamas y robo de pasaportes
 Más  
Noticias de PCCh