PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2012:01:20.08:24

ANALISIS: Japón solicita a EEUU excepción sobre sanciones contra Irán

Japón pidió el día 19 a Estados Unidos que no aplique una ley que prohíbe la operación en territorio estadounidense a instituciones financieras que han realizado negocios con el banco central de Irán.

La solicitud de Japón fue presentada a una delegación de Estados Unidos integrada por Robert Einhorn, asesor especial del Departamento de Estado sobre no proliferación y control de armas, y por Daniel Glaser, secretario adjunto sobre financiamiento terrorista del Departamento del Tesoro.

La petición fue hecha cuando Japón busca reducir sus importaciones de petróleo de Irán a la vez que protege a sus instituciones financieras.

Estados Unidos dijo que la Casa Blanca podría conceder a un país una exención de las sanciones si ese país ha "reducido significativamente el volumen de sus compras de petróleo crudo a Irán".

Japón, por su parte, ha declarado que buscará reducir su dependencia del petróleo iraní, pero ha pedido a Estados Unidos que tome en cuenta los efectos adversos sobre la economía de la nación que tuvieron los dos desastres que sufrió en marzo del año pasado.

El primer ministro japonés Yoshihiko Noda y el ministrio del Exterior Koichiro Gemba han expresado su preocupación por el posible impacto negativo que pueden tener en la economía de Japón las sanciones de Estados Unidos contra Teherán. Sobre todo frente a las crecientes necesidades de petróleo para alimentar las estaciones de energía, ya que la mayoría de las plantas nucleares del país están aún desconectadas tras la crisis nuclear causada por el terremto y el tsunami del 11 de marzo pasado.

Al respecto, un funcionario de la cancillería japonesa pidió hoy a la delegación estadounidense que aplique "flexiblemente" la nueva ley considerando el apoyo de Japón a las sanciones.

El funcionario añadió que luego de dos días de conversaciones las dos partes aún tienen que llegar a un acuerdo acerca de la participación de Japón en las sanciones y la manera en que Japón actuará en las campañas encabezadas por Estados Unidos para aumentar la presión sobre Teherán, destinadas a disuadirlo de sus ambiciones nucleares.

Sin embargo, Washington insiste en que Tokio, quien depende de Irán para satisfacer alrededor de 10 por ciento de sus necesidades petroleras, participe en las sanciones contra Irán.

Las conversaciones iniciales de la semana pasada entre el ministro de Finanzas japonés Jun Azumi y el secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner condujeron a Japón a comprometerse a implementar recortes en las importaciones de petróleo de Irán de una "manera planificada". Sin embargo, posteriormente surgieron preocupaciones acerca de las implicaciones de esas acciones y sobre cómo compensaría Japón su déficit petrolero.

El presidente de una gran asociación de compañías petroleras japonesas dijo hoy que no tendrán más opción que reducir su dependencia del petróleo iraní una vez que las sanciones entren en vigor, pero cuestionó el proceso unilateral de toma de decisiones del gobierno.

"No importa lo que diga el gobierno japonés, no podremos seguir haciendo negocios con Teherán una vez que los bancos se retiren de las transacciones", dijo en Tokio a los reporteros Akihiko Tembo, presidente de Idemitsdu Kosan Co. y de la Asociación de Petróleo de Japón.

"Los refinadores japoneses probablemente están tratando de reducir y sustituir las importaciones petroleras iraníes con otras fuentes en una actitud realista", dijo el jefe de la industria.

El gobierno japonés no tiene derecho a pedir un veto a las importaciones, agregó, pero las compañías no tendrán otra opción más que seguir las sanciones si los bancos no tienen permitido hacer negocios con sus homólogos iraníes.

Tembo indicó que su asociación no está discutiendo el asunto con el gobierno japonés. "Por el momento no estamos en conversaciones con el gobierno", comentó.

Tembo también señaló que Japón puede compensar la falta de importaciones petroleras de las compañías individuales recurriendo a fuentes alternativas como Arabia Saudita, por ejemplo, aunque dijo que las compañías japonesas no han tenido desacuerdos con los bancos acerca de la liquidación de los pagos del petróleo iraní.

Japón importó 312.000 barriles de petróleo iraní al día durante los primeros 11 meses de 2011, 12,3 por ciento menos que en el mismo periodo de un año previo, de acuerdo con datos del Ministerio de Comercio. La cifra es menor a la mitad de los 683.000 barriles por día que Japón importó en 2003, de acuerdo con los datos.

La delegación estadounidense tiene previsto sostener conversaciones con sus homólogos japoneses hasta el viernes. Las conversaciones tuvieron lugar después de la visita de la comisión a la República de Corea para discutir el mismo asunto.(Xinhua)
20/01/2012

 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh