Última hora:  
Español>>Mundo

Romney y los republicanos de tropiezo en tropiezo

Actualizado a las 19/09/2012 - 16:50
(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Los últimos traspiés del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, en especial el pobre resultado de la convención de su partido y las dos recientes entregas de un polémico vídeo en el que aspirante pronuncia un discurso muy diferente al que ha mantenido en su campaña, han disparado el optimismo de los demócratas, que no solo dan casi por descontada la victoria de Barack Obama, sino que confían también en recuperar el control del Congreso.
Palabras clave:

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Los últimos traspiés del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, en especial el pobre resultado de la convención de su partido y las dos recientes entregas de un polémico vídeo en el que aspirante pronuncia un discurso muy diferente al que ha mantenido en su campaña, han disparado el optimismo de los demócratas, que no solo dan casi por descontada la victoria de Barack Obama, sino que confían también en recuperar el control del Congreso.

“Romney no será presidente de Estados Unidos”, dijo con rotunda convicción la senadora demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de 2006 a 2010, quien aseguró que es ahora su partido el que tiene la iniciativa y podría revertir en noviembre, junto con un triunfo de Obama, el revés sufrido en las pasadas elecciones legislativas, en las que su formación perdió la mayoría en la Cámara y duras penas mantuvo una mayoría mínima en el Senado.

“Tenemos unas opciones excelentes de volver a ganar la Cámara”, pues “estamos con el sentir de la mayoría de votantes en los asuntos más importantes de esta campaña”, señaló Pelosi.

A la última metedura de pata conocida de Romney, un discurso pronunciado en mayo en el que criticó duramente al 47 por ciento de los votantes que apoyan a Obama, a los que definió como parásitos que “dependen del Gobierno”, se suman las de varios pesos pesados del Partido Republicano que resultaron fundamentales en la victoria de las pasadas legislativas.

Son los casos del senador Scott Brown, que en 2010, con el apoyo del movimiento radical Tea Party, se hizo con el emblemático escaño del ya fallecido Edward Kennedy, en poder de los demócratas desde 1953, que ha perdido toda la ventaja que poseía sobre su rival Elizabeth Warren, considerada la nueva gran dama del Partido Demócrata estadounidense.

Después de su sonado discurso en la Convención Demócrata, en el que defendió los valores de la su formación y critico un sistema “corrupto”, en el que “los multimillonarios pagan menos impuestos que sus secretarias”, Warren exhibe una ventaja de cuatro puntos sobre Brown, 48,7 por ciento por 44,7 por ciento en la intención de voto.

No menos difícil lo tiene el ultraconservador de Missouri, Todd Akin, quien marcha en las encuestas seis puntos por debajo de su oponente demócrata, Clarie McCaskill, después de sus polémicas declaraciones de agosto pasado en defensa de la prohibición del aborto, en las que afirmó que había violaciones “legítimas”.

La reacción negativa contra ciertas estridencias de los republicanos, indica El País, ha llegado a afectar a una legisladora que hace sólo un año aspiraba a la presidencia, Michelle Bachmann, de Minnesotta, perjudicada por su radicalismo.

Bachmann, fundadora del Tea Party, está empatada en los sondeos desde hace dos semanas y según la encuestadora Greenberg Quinlan Rosner, un 57 por ciento del electorado asegura tener una imagen eminentemente negativa de ella.

Por su parte, el senador demócrata Dick Durbin prefirió ser más cauteloso y auguró que en las elecciones de noviembre “es posible también que tengamos un resultado similar al que hay ahora. Una mayoría demócrata en el Senado y una mayoría republicana en la Cámara, pero menor a la de hoy en día”.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás