Actualizado a las 2007:10:08.13:15

Acerca de la “fuerza blanda” de Estados Unidos

Desde que el conocido profesor Joseph Nye de la Universidad de Harvard formuló el concepto de “fuerza blanda” en los años 80 del siglo pasado, la fuerza blanda ha venido siendo considerada cada vez con mayor importancia por diversos países. Estados Unidos, que siempre se ha sentido orgulloso de su poderío y dureza, ahora también da mucha importancia a la fuerza blanda debido a que se encuentra profundamente empantanado en Irak y Afganistán.

¿Qué es fuerza blanda? De acuerdo con lo que dice Joseph Nye, se trata de una fuerza inspiradora y atractiva, que significa algo así como “someter a las fuerzas enemigas sin combatir”. Durante el mandato del presidente Carter, Nye fue alguna vez secretario de Estado adjunto. Fue poco después de terminada la Guerra de Vietnam. En aquel entonces, la opinión contra la guerra predominaba en Estados Unidos, sosteniendo que no se debía haber librado la Guerra de Vietnam y que para EEUU, lo ganado no compensaba lo perdido. Fue entonces cuando Nye formuló el concepto de “fuerza blanda” a fin de buscar una salida para Estados Unidos. Si se puede lograr aplicar sin guerra los valores de Estados Unidos, ¿cómo no hacerlo con gusto?

No obstante, Estados Unidos también cuenta con unos cuantos cerebros políticos, detrás de los cuales están las sombras de los grandes traficantes de municiones y de los magnates petroleros. Estos se sintieron muy deprimidos ante la derrota en la Guerra de Vietnam y no pensaban sino exhibir otra vez su poderío y ejercer hegemonía en el mundo. Ellos fueron ese grupo de personas denominadas más tarde como “neoconservadores”. Ellos, reunidos bajo el mando del presidente Reagan, tenían buena suerte, pues se toparon con la desintegración de la Unión Soviética y los bruscos cambios en Europa Oriental. Todo esto fue algo tremendo para ellos, de manera que se volvió calentada su mente, creyendo que había llegado el día en que Estados Unidos podría hacer y deshacer a su antojo en todo el mundo. Siendo así, la tragedia del “11 de septiembre” les dio excelentes oportunidades para recurrir a la fuerza. Fue entonces cuando libró la guerra tanto en Afganistán como en Irak.

¿Es cierto que ellos persiguen el objetivo de luchar contra el “terrorismo”, generalizar la “democracia” y prevenir la proliferación de armas de destrucción masiva? En aquellos días, la mayoría de la gente en el mundo no se lo creía, tampoco se lo creían algunos de sus aliados europeos. Ahora, han pasado ya seis años cuando las cosas se han vuelto cada vez más claras. Una persona inesperada se puso de pie para hablar. Fue nada menos que el conocido Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos. En su memoria dada a luz el pasado 17 de septiembre, Greenspan escribe: “La Guerra de Irak sirve principalmente para el petróleo.” Después de ser denunciada una sagrada mentira, lo embarazoso que quedó Estados Unidos es imaginable.

[1] [2]

Noticias relacionadas
·El 17° Congreso Nacional del PCCh a ojos de los extranjeros
·Beijing en los ojos de extranjeros: “Beijing me parece más atractiva que París” (2)
·Beijing en los ojos de extranjeros: “Beijing me parece más atractiva que París”
·Audiencia pública sobre rebaja del precio del metro: un 84% de representantes está por 2 yuanes para todas las líneas (2)
·Audiencia pública sobre rebaja del precio del metro: un 84% de representantes está por 2 yuanes para todas las líneas
 Más  
Noticias de PCCh