Actualizado a las 2007:10:23.15:40

China aspira a conformar un sistema sostenible de consumo energético

La Academia de Ciencias Naturales de China (ACNCh) dió a conocer recientemente un informe de investigación sobre el desarrollo energético del país. Este informe propone que el gobierno asuma una visión de largo alcance y defina una meta estratégica de desarrollo energético abordando un reajuste estructural en los próximos 30 ó 50 años, para conformar un sistema energético de desarrollo sostenible.

Este informe, que lleva por título "Enfrentando el desafío: un sistema energético sostenible", ha sido elaborado por la Academia de Ciencias Naturales de China, y en él participaron expertos en energía, medio ambiente, clima, políticas científicas y tecnológicas, entre otros. En un simposio sobre el mismo que tuvo lugar el lunes, el presidente de la ACNCh, Lu Yongxiang, dijo que desde finales de la década de los 70 del siglo pasado, cuando se emprendieron la reforma y la apertura, la economía ha experimentado un desarrollo muy rápido, con un promedio de crecimiento anual superior al 9%, pero, a la vez, ha suscitado considerables presiones en materia de recursos, energía y medio ambiente. Indicó también que para hacer realidad la meta de alcanzar el nivel medio de los países desarrollados en el año 2050, además de seguir manteniendo el veloz ritmo de crecimiento económico, hace falta impulsar también el ahorro energético y reducir en gran medida la emisión de contaminantes y mejorar, en cuanto sea posible, la estructura energética:

"Ante todo, hay que esclarecer la meta estratégica de desarrollo energético de nuestro país. Será conveniente, por ejemplo, que el volumen de consumo químico y petrolero no sobrepase en un 50% el volumen del año 2005, mientras el consumo energético por unidad de producto interior bruto debe situarse en el nivel promedio de entonces de los países desarrollados. Además, hay que reajustar la estructura energética facilitando el incremento del consumo de energías renovables y energía nuclear. Por otra parte, sería aconsejable que la energía renovable no hidráulica represente alrededor del 25% del total, mientras que la electricidad de origen hidráulico y nuclear, debe ser superior al 20%."

En los últimos años, la ACNCh ha investigado y realizado estudios estratégicos acerca del problema de la energía en China, y ha planteado sus opiniones sobre el reajuste de la estructura energética y la construcción de un sistema de desarrollo sostenible en esta materia. Los investigadores indican que para conformar este sistema en la primera mitad del siglo XXI, se deben abordar los cinco siguientes imperativos: seguir desarrollando las tecnologías de uso limpio del carbón, garantizar el suministro de petróleo y gas natural, desarrollar a plenitud la energía no hidráulica y nuclear, desarrollar las energías renovables, y apoyar más intensamente las investigaciones de nuevos tipos de energía.

Según se ha podido conocer, China ha elaborado una serie de políticas y orientaciones para enfrentarse ante el desafío energético y ha tomado una serie de contramedidas. Refiriéndose a ello, el Sr. Zhao Zhongxian, director de la comisión de consulta y valoración del departamento académico de la ACNCh, dijo:

"China ha promulgado el "Proyecto nacional frente al cambio climático" y la "Ley de energías renovables". También está modificando la "Ley de ahorro energético", iniciativas que, junto con otras medidas complementarias de ahorro energético y la reducción de emisiones contaminantes, han ofrecido una singular garantía para resolver los problemas energéticos y medioambientales."

El informe de la ACNCh indica, además, que el problema energético es un desafío que enfrenta toda la Humanidad, y que, por lo tanto, para resolver los problemas energéticos y de cambio climático, se deben agrupar los recursos y la inteligencia de todo el globo, afrontando la solución de estos problemas como una causa común universal.

El presidente de la ACNCh, Lu Yongxiang, ha indicado que el planeta es el hogar de toda la humanidad, y que la energía y los recursos constituyen un valor patrimonial común. Los diversos países comparten el derecho a la utilización de la energía y también son responsables de la protección de nuestro hogar. Teniendo en cuenta su respectivo nivel de desarrollo, los diversos países deben asumir sus obligaciones y deberes en cuanto al volumen acumulado de contaminantes y el nivel actual per cápita de emisiones para alcanzar, paso a paso, la meta de un desarrollo igualitario y sostenible.(CRI)
23/10/2007

Noticias relacionadas
·Un sólido núcleo dirigente para la construccion de un socialismo con peculiaridades chinas
·Avancemos con brío bajo la gran bandera de la construcción de un socialismo con peculiaridades chinas (3)
·Avancemos con brío bajo la gran bandera de la construcción de un socialismo con peculiaridades chinas (2)
·Avancemos con brío bajo la gran bandera de la construcción de un socialismo con peculiaridades chinas
·Visita del presidente de Costa Rica a China promoverá el desarrollo de las relaciones entre los dos países
 Más  
Noticias de PCCh