Actualizado a las 2007:10:24.13:49

¿Por qué Bush habla enfáticamente de la “Tercera Guerra Mundial”?

En el mundo de hoy, ya muy poca gente menciona la “Tercera Guerra Mundial”, que fue un término de moda durante el período de la “Guerra Fría”. El 17 de octubre, el presidente norteamericano Bush advirtió inesperadamente en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que si se quiere evitar una “Tercera Guerra Mundial”, hay que buscar medios para impedir que Irán obtenga los conocimientos necesarios sobre armas nucleares. ¿Por qué Bush habló enfáticamente de una “guerra mundial”? Esto dio origen a suposiciones y dudas de la comunidad internacional.

No “por un impulso” de Bush

Desde luego, Bush dijo esto no “por un impulso”. El envío de tropas de Estados Unidos a Irak en 2003 cambió la correlación de fuerzas en la región del Medio Oriente y condujo a Irak, que había sido siempre gobernado por los sunníes que representan una minoría en la población iraquí, a tener un gobierno dirigido por los chiítas. Esto es agradable para Irán, donde también gobiernan los chiítas. Frente a Irán que ha obtenido fácilmente el botín de una contienda librada por otros, la Administración Bush se ha visto obligado a “escoger el menor de dos males” y anunciar su plan de retiro de tropas. Algunas personalidades gubernamentales estadounidenses han extendido la rama de olivo a los sunníes iraquíes pronunciándose claramente por definir una región predominada por los sunníes dentro del Irak unificado.

Al hablar sobre la influencia de la nueva línea norteamericana para con Irak, el ex diplomático estadounidense Martin Indyk dijo que después de allanar el camino para el gobierno de los chiítas iraquíes, “nos hemos dado cuenta de que la situación actual es favorable para los iraníes”. El resultado de este conocimiento tardío es: “Nosotros estamos reajustándonos y uniéndonos con los sunníes en esta enorme discrepancia entre sectas religiosas para enfrentar juntos a los chiítas.”

De allí se ve que contener a Irán ya es un punto clave del política norteamericana para con el Medio Oriente y que un ataque militar para frustrar el plan nuclear iranio sigue siendo una alternativa de Estados Unidos. No obstante, partiendo de diversas consideraciones, unirse con las fuerzas de la comunidad internacional para contener a Irán y obligarle a renunciar a su plan nuclear sigue siendo la primera alternativa de Estados Unidos.

Sin embargo, el presidente ruso Vladimir Putin, pese a la oposición norteamericana, insistió en visitar a Irán, firmó con Ahmadinejad un acuerdo sobre la venta de más de 50 motores de avión RD-33 a Irán y declaró que Irán no se propone producir armas nucleares. Y luego, en la Declaración Conjunta, reiteró que “no se puede confundir el terrorismo con cierta nacionalidad, cultura o religión”. Frente a esto, Bush tuvo acabada su paciencia y, por fin, un día después de la visita de Putin a Irán, Bush dijo esas palabras intrépidas de la “Tercera Guerra Mundial”.

Los halcones acuden en ayuda de Bush

Tras la expresión de Bush sobre la “Tercera Guerra Mundial”, al ser consultado sobre si estas palabras son “exageraciones”, la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino defendió a Bush diciendo que Irán es un país que apoya el terrorismo y que ahora no sólo Estados Unidos no quiere que Irán posea armas nucleares, sino que la comunidad internacional no permite que lo haga Irán. Estas palabras de Bush, dijo, no significan que Estados Unidos desencadene la Tercera Guerra Mundial, sino que constituyen sólo una “advertencia a la gente”.

El 18 de octubre, el secretario de Defensa de EEUU Robert Gates, el ex embajador de EEUU en las Naciones Unidas Bolton y el portavoz adjunto del Departamento de Estado de EEUU Tom Casey acudieron uno tras otro en ayuda a Bush. Gates dijo en una rueda de prensa en el Pentágono que está muy de acuerdo con el punto de vista de Bush y que si Irán domina armas nucleares, es muy probable que los países periféricos también procuren armas nucleares, aumentando así grandemente el peligro de una guerra regional en gran escala.

Bolton, siendo uno de los halcones, expresó sin rodeos que el pronóstico de Bush sobre la crisis nuclear irania “no es nada excesivo” e incluso sugirió al gobierno norteamericano recurrir cuanto antes a medios duros contra Irán para no perder la oportunidad propicia. (Pueblo en Línea)
24/10/2007

Noticias relacionadas
·Chile afronta envejecimiento de su población
·China aspira a conformar un sistema sostenible de consumo energético
·Un sólido núcleo dirigente para la construccion de un socialismo con peculiaridades chinas
·Avancemos con brío bajo la gran bandera de la construcción de un socialismo con peculiaridades chinas (3)
·Avancemos con brío bajo la gran bandera de la construcción de un socialismo con peculiaridades chinas (2)
 Más  
Noticias de PCCh