Actualizado a las 2007:12:18.13:51

Sin avances finaliza primera jornada reunión de Mercosur

Los cancilleres y ministros de Economía de los países del Mercado Común del Sur (Mercosur) se reunieron el lunes en Montevideo, Uruguay, en la primera jornada de la reunión semestral del bloque sudamericano, sin lograr acuerdos para superar las asimetrías.

La reunión del Consejo del Mercado Común, que sesionó esta mañana y tarde en la sede del bloque sudamericano, fue calificada por el canciller uruguayo Reinaldo Gargano como de "absolutamente positiva", pero careció de avances concretos.

Gargano explicó que en sólo 16 años (en referencia a la fundación de la unión aduanera en 1991) no pueden corregirse las asimetrías internas del bloque que integran dos grandes economías, Argentina y Brasil, y dos pequeñas, Paraguay y Uruguay.

Quedaron pendientes para la próxima cumbre temas como el Código Aduanero, que permitiría la eliminación del doble cobro del Arancel Externo Común (AEC), y un Plan Estratégico para superar las asimetrías internas.

"Fue una reunión franca, sincera, responsable, cordial", dijo el ministro uruguayo.

Gargano apuntó que todos los secretarios de Estado coincidieron en que "estamos viviendo en el continente más rico del planeta en recursos minerales, alimentarios".

El martes, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez traspasó la presidencia pro témpore del bloque sudamericano a su homóloga argentina Cristina Fernández, quien hace su primer viaje internacional. En tanto, el canciller venezolano Nicolás Maduro destacó el mismo día como positivo el documento de apoyo a que su país ingrese como miembro pleno del Mercosur, que suscribirán el martes los mandatarios del bloque.

El acceso de Venezuela como socio pleno del Mercosur está pendiente de ratificación del protocolo de ingreso por parte de los congresos de Brasil y Paraguay.

Los presidentes Cristina Fernández (Argentina), Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Michelle Bachelet (Chile, como estado asociado al bloque), Nicanor Duarte Frutos (Paraguay) y Hugo Chávez (Venezuela), llegaron a Montevideo entre el lunes por la noche y el martes por la mañana.

Al asumir la presidencia, hace una semana, Cristina Fernández agradeció la asistencia de su par uruguayo, pero responsabilizó a su gobierno de violar el estatuto del río limítrofe por la instalación en Uruguay de la planta de celulosa de Botnia.

En tanto, Bolivia, estado asociado al Mercosur, que pidió su ingreso como miembro pleno, también será uno de los centros de atención, aunque su mandatario Evo Morales anunció que no asistirá a la cumbre.

La tensa situación boliviana, donde varias regiones iniciaron un proceso de autonomía, seguramente tendrá un espacio en los discursos de los presidentes o en la declaración final.

Los cancilleres de los estados miembros del bloque sudamericano y de países asociados declararon el 30 de noviembre "su firme sostén al régimen institucional boliviano, basado en el respeto a los principios democráticos".

Este mediodía, en una de las primeras actividades oficiales de la jornada, la Unión Europea (UE) firmó un convenio para aportar 50 millones de euros para el fortalecimiento institucional del Mercosur.

El aporte de la UE es no reembolsable, y se destinará para el apoyo institucional del bloque.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, y el canciller Gargano, fueron los encargados de rubricar el convenio.

Almunia dijo en una breve declaración conjunta con Gargano que el acuerdo se enmarca en los intentos de avanzar en las negociaciones, ahora estancadas, para la firma de un acuerdo comercial bilateral entre ambos bloques regionales.

"Hay dificultades como en toda negociación importante, pero son dificultades y obstáculos que estoy seguro que con voluntad política podemos superar", afirmó el comisario europeo.

Por su parte, Gargano señaló que la clave para los países sudamericanos es "entendernos económicamente para poder entendernos políticamente" y "poder incidir en el mundo de una manera decisiva".

La UE y el Mercosur llevan años negociando un acuerdo comercial que está trabado por los subsidios agrícolas europeos que son rechazados por los países sudamericanos. (CRI)
18/12/2007

Noticias relacionadas
·Los productos chinos gozan de una buena acogida en Cuba
·“The Wall Street Journal” de EEUU: China empieza a descalentar la economía
·Año de avances positivos en la solución del problema nuclear coreano
·Línea de información ciudadana en Lanzhou
·Las relaciones China-EEUU se desarrollan en forma estable y zigzagueante (2)
 Más  
Noticias de PCCh