Actualizado a las 2007:12:26.10:30

Brasil se perfila como potencia petrolera

Brasil inauguró en 2007 la era de descubrimientos de campos petrolíferos gigantes a grandes profundidades, pero la extracción dependerá de la rentabilidad y la superación de barreras técnicas.

En noviembre, la estatal Petróleos de Brasil (Petrobras) confirmó la existencia de petróleo en el campo Tupí, en el mar de la Cuenca de Santos, frente al litoral sur del país.

El yacimiento está a 7.000 metros de profundidad desde la superficie del mar, más allá de una capa de sedimentos salinos de hasta dos kilómetros de espesor.

Petrobras calcula que el yacimiento abarca 100 kilómetros cuadrados y contiene entre 5.000 millones y 8.000 millones de barriles de petróleo liviano. Petrobras explora la región con las empresa BG (británica) y Galp (portuguesa).

Los expertos aseguran que la explotación del yacimiento convertirá a Brasil en una potencia petrolera.

Petrobras prevé que en 2013 completará un proyecto piloto en Tupí para la extracción de 100.000 barriles diarios de petróleo (BDP) y de cuyos resultado dependerán futuras inversiones para la explotación a gran escala.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), sin contar Tupí, Brasil producirá en 2010 unos 2,5 millones de BDP, con una demanda de 2,4 millones de BDP que crece 2 por ciento anual.

En 2020, el país extraerá 3,3 millones de BDP y consumirá tres millones. En 2030, Brasil producirá 4,1 millones de barriles diarios de petróleo y consumirá 3,5 millones, segun la AIE.

En 2007, Brasil extrajo un promedio de 1,8 millones de BDP y la aumentará a 2,1 millones en 2008 en campos marinos tradicionales, mucho menos difíciles de trabajar que las nuevas capas del "pre sal".

Además del Tupí, Petrochina halló este año un yacimiento, el Jidong Nanpu, con 3.200 millones de barriles de reservas probadas, en la bahía de Bohai (China).

La AIE dijo que el descubrimiento de campos gigantes suscitará un aumento de los suministros fuera del Medio Oriente, en alusión a una futura baja en los precios internacionales.

Tupí es el mayor descubrimiento jamás hecho en Brasil, pero su explotación tendrá muy altos costos, aseguró.

Tupí es un hito porque aumenta las reservas petroleras de Brasil en momentos en que los altos precios harían hoy rentable la explotación, a decir de los expertos.

Según especialistas, la demanda mundial de hidrocarburos mantiene una tendencia ascendente con posibilidades de que los altos precios del crudo contribuyan a una recesión mundial.

La AIE calculó un crecimiento anual de la demanda global de 1,6 por ciento hasta el 2030, y dos tercios de ella provendrá de países en desarrollo en los que la economía y la población crecen a un ritmo más acelerado, justamente el caso de China y Brasil.

Eso significa que Brasil será el principal cliente de su nuevo petróleo y aportaría poco crudo al mercado mundial, según los expertos.

Petrobras ha comparado su nuevo campo con otros grandes del mundo, incluyendo los de países árabes.

En Medio Oriente y Africa del Norte los costos totales, incluida la exploración, desarrollo, equipos y combustible, están entre tres y cinco dólares por barril; comparado con más de 15 en el Mar del Norte y 12 en el Golfo de México, según la AIE.

El experto brasileño Giuseppe Bococcoli calculó que el crudo de Tupí no saldrá por menos de 35 dólares el barril, sin incluir costos financieros.

Parte del problema técnico es que la sal se desplaza al paso de los taladros, que fácilmente pueden romperse u obstruirse, lo que dificulta aún más las estimaciones futuras de producción.

Esa incertidumbre impacta en los costos, que en esos horizontes se cuadruplican cuando se duplica la profundidad de un pozo, según empresas de perforación.

Pero evaluar y cuantificar con precisión yacimientos más allá de las complejas estructuras geológicas del pre sal brasileño requiere una inversión de tiempo y dinero muy diferente a la de los campos convencionales y hasta los salinos del Golfo de México. Por lo pronto ya los especialistas se apresuran a medir el impacto del nuevo campo en la economía brasileña.

Según el Instituto de Economía de la Universidad de Río de Janeiro, el sector de bienes y servicios ampliará dos veces y media su capacidad para atender el auge del sector petrolero entre 2013 y 2025.

El Instituto de Estudios Para el Desarrollo Industrial (Iedi) calcula que el papel del petróleo en al Producto Interno Bruto industrial brasileño pasará del actual 16 por ciento a 20 por ciento al comienzo de la próxima década. (CRI)
26/12/2007

Noticias relacionadas
·Nuevos avances de China en la lucha contra el narcotráfico en el 2007
·“Sin las mercancías chinas, sería cara la Navidad”: cliente argentino (2)
·“Sin las mercancías chinas, sería cara la Navidad”: cliente argentino
·China elabora su primera ley destinada a la protección de los activos estatales
·Recrudece explotación de Amazonia brasileña
 Más  
Noticias de PCCh