Actualizado a las 2008:02:20.13:27

La politización de la Olimpiada es impopular

Cierto director de cine occidental fue muy ingenuo al tomar una acción irrazonable sobre la Olimpiada de Beijing, lo que se debió tal vez al temperamento específico de esa personalidad de Hollywood; no obstante, lo “ingenuos” que se muestran ciertos medios de comunicación occidentales en torno a la Olimpiada de Beijing resulta ridículamente infantil.

Vincular el problema de Darfur de Sudán con la Olimpiada de Beijing no se ha iniciado hoy. En los últimos años, los conflictos en Darfur han causado la muerte de unas diez mil personas y la pérdida de hogar para cerca de un millón de personas. Pero el problema de Darfur no ha sido causado por China ni tiene relación alguna con la política de China hacia África.

En los últimos dos años, China ha hecho esfuerzos activos por la solución de Darfur y ha enviado a esa región fuerzas de mantenimiento de paz. Cada vez mayor número de personas en la arena internacional han visto que la solución de este problema requiere esfuerzos mancomunados de la comunidad internacional y que no es justo vincular el problema de Darfur con la Olimpiada de Beijing.

El que ciertas personas u organizaciones occidentales actúen así se debe a dos causas en lo fundamental. Una es que ellos, a través de anteojos de color, siempre recurren al criterio occidental para mirar la política de China hacia África. Occidente divide las esferas de influencia conforme al criterio de dominio colonialista y espera que China, al igual que Occidente, recurra a la sanción u otras medidas coactivas para “administrar bien” las supuestas “esferas de influencia”. Ellos no comprenden que el principio que sigue China en la solución de los problemas de conflictos africanos y nacionales está fundado en la base política integrada y equilibrada y representa en realidad un nuevo modelo de cooperación estratégica. El ministro de Estado y de Relaciones Exteriores de Senegal, Tidiane Gadio, dijo hace poco: “El nuevo modelo de las relaciones de asociación y cooperación estratégicas entre China y África ha abierto un camino acertado para el desarrollo del continente africano...ha abierto un camino para el resurgimiento y desarrollo prolongado del continente africano.”

La segunda causa es que ciertas personas u organizaciones de Occidente utilizan el problema de
Darfur como pretexto para desaguar su descontento con China. Aparentemente, ellos dicen que actúan en bien de los intereses del pueblo de Darfur y, en realidad, parten de sus propios intereses y ejercen presión sobre China para obtener capital político, haciendo caso omiso del espíritu olímpico. En los últimos años, no ha cesado nunca esta bulla y casi todas las actividades internacionales que tienen algo que ver con Beijing se han convertido para ellos en oportunidades para hacer bulla y es natural que no dejen pasar la oportunidad de la Olimpiada de Beijing.

Frente a la primera, con tal que persistamos en caminar a la luz de nuestra política para con Africa, hagamos bien las cosas en África y beneficiemos a ella, podremos ampliar gradualmente la influencia de este nuevo modelo establecido entre China y Africa y cambiar los puntos de vista de esas personas. Esperamos sinceramente que el mencionado señor director de cine occidental sea una de esas personas.

Frente a la última, organizar con éxito la Olimpiada de Beijing será la más enérgica respuesta. Normalmente estas personas tienen una característica común: sobreestimarse a sí mismas. A medida que se aproxime la Olimpiada de Beijing, elevarán más su tono, pero el tono alto no logrará sino revelarlas en mayor grado y dañar su propio prestigio. Al igual que todas las modas, cuando el ataque a China llega a ser una moda, significa que se volverá anticuada muy pronto.. Pocos días atrás, el presidente norteamericano George W. Bush expresó claramente: “Estaré presente en la Olimpiada; sostengo que los Juegos Olímpicos constituyen un evento deportivo.” Varios ministros británicos también expresaron descontento con la conducta de ese director de cine y consideran que boicotear la Olimpiada de Beijing es erróneo.

Precisamente como dicen medios de comunicación occidentales, la Olimpiada de Beijing es un gran escenario. No obstante, entre los que representan en este gran escenario no sólo figura China, sino también esos supuestos activistas de derechos humanos. Ciertos medios de comunicación occidentales deben comprender que China no se caerá ante presiones y que la Olimpiada de Beijing no se caerá ante presiones. El desarrollo de China pasará necesariamente la prueba de todo tipo de malentendidos, burlas y maldiciones y, a este respecto, estamos psicológicamente preparados. Lo que mostrará la Olimpiada de Beijing será una China madura, segura de sí misma y que encara imperturbable al mundo. (Pueblo en Línea)
20/02/2008

Noticias relacionadas
·Castro anuncia que no aceptará cargos de Presidente y Comandante en Jefe
·China establecerá un sistema de seguro ecológico
·Líderes de Rusia y Ucrania logran un acuerdo sobre el gas
·¿Se hará realidad la amenaza de Chávez de suspender el suministro de petróleo a EEUU? (2)
·¿Se hará realidad la amenaza de Chávez de suspender el suministro de petróleo a EEUU?
 Más  
Noticias de PCCh