Actualizado a las 2008:08:05.15:14

La libertad de prensa no estará por encima de la ley

En los últimos días algunos periodistas extranjeros han preguntado insistentemente a los organizadores de las Olimpiadas de Beijing porqué determinadas páginas web, como las dedicadas a Falungong, no pueden ser consultadas en China.

Desde su punto de vista, el hecho de que ciertas páginas web no sean accesibles significa que el gobierno chino ha roto su promesa de permitir a los periodistas extranjeros el uso libre de Internet durante los Juegos de Beijing, violando por tanto la “libertad de prensa”.

El portavoz de los Juegos Sun Weide ha explicado pacientemente la posición del gobierno en varias conferencias de prensa, expresando en numerosas ocasiones la esperanza de que los periodistas puedan respetar las leyes y normas chinas.

“Durante las Olimpiadas de Beijing China dará a los periodistas extranjeros las facilidades necesarias para acceder a Internet. Los corresponsales extranjeros van a tener el camino expedito en Beijing a la hora informar acerca de los Juegos y de China utilizando Internet”, afirmó Sun.

“Si algunas páginas web resultan difíciles de consultar se debe principalmente al hecho de que difunden contenidos prohibidos por las leyes chinas”, dijo.

La libertad de prensa, en cualquier caso, no es un concepto absoluto sino relativo. Incluso para los medios de comunicación en los Estados Unidos el desacato al tribunal o la violación de la intimidad están prohibidos por las leyes.

La libertad de los reporteros para entrevistar a la gente constituye un aspecto importante de la libertad de prensa. Cualquier periodista extranjero sin prejuicios convendrá que, como resultado de las reformas y la apertura de China en las últimas tres décadas, la práctica del periodismo en el país se ha ido liberalizando progresivamente, y que los periodistas extranjeros están mejor atendidos a la hora de hacer su trabajo en China.

En su apuesta por organizar unos Juegos Olímpicos de alto nivel con rasgos diferenciados, promoviendo el espíritu olímpico y ayudando a una mejor comprensión de China en el mundo, el gobierno chino ha adoptado y activado una serie de nuevas leyes y reglamentos, como las “normas para informar de actividades en China por parte de los periodistas extranjeros durante los Juegos Olímpicos de Beijing y el período preparatorio”.

Con el fin de facilitar las actividades informativas de los medios extranjeros en China, el comité organizador de los XXIX Juegos Olímpicos de Beijing (BOCOG, en sus siglas inglesas) y algunos departamentos gubernamentales relevantes han proporcionado a los medios internacionales una serie de servicios, como sistemas de recepción de noticias via satélite, permisos de rodaje en la plaza Tian’anmen o procedimientos simplificados de control aduanero para los equipos de noticias.

El BOCOG también está aplicando una “política de rechazo cero” en lo que se refiere a la petición de entrevistas, lo que significa que todas las peticiones de entrevistas serán atendidas y tramitadas adecuadamente. En tanto que las unidades y los individuos implicados den su consentimiento con antelación, los medios extranjeros no sufrirán restricciones a la hora de llevar a cabo sus entrevistas.

La apertura a los medios de comunicación se ajusta tanto a las convenciones internacionales como a las leyes chinas. China regula Internet según sus leyes, igual que ocurre en otros países.

La ley china prohibe difundir información ilegal, como rezar a un culto maligno tipo Falungong, o hacer cualquier cosa que perjudique los intereses nacionales a través de Internet.

Como afirmó el portavoz Sun Weide, los periodistas extranjeros no van a tener problemas en Beijing para informar sobre los Juegos y sobre China utilizando Internet.

Ju’Nie Shen Muller, editora deportiva del World Journal, el mayor periódico en chino de Norteamérica, dijo que había encontrado el servicio olímpico de Internet “rápido y estable”.

“Puedo enviar mis artículos a la oficina editorial sin ninguna traba, y puedo consultar también cualquier página web para encontrar la información de Internet que necesito en mi reportaje”, afirmó.

China tiene actualmente el mayor número de usuarios de Internet del planeta, aproximadamente 253 millones de internautas. Navegar por Internet se ha convertido en una parte importante de la vida cotidiana de los ciudadanos chinos. Los hechos vienen a demostrar que las leyes y normas chinas en materia de Internet se ajustan a sus condiciones nacionales.

Gracias a la reforma y a la progresiva apertura, China ha conseguido progresar enormemente no sólo en lo que se refiere al desarrollo económico sino también en la elaboración de un sistema legal.

Algunos medios extranjeros declararon hace un tiempo que la Villa Olímpica de Beijing había prohibido la Biblia. Sin embargo, cualquiera que conozca mínimamente las leyes chinas sabrá que en este país la libertad de culto religioso está protegida por la ley, y por ello es ilegal y resulta imposible que exista esa supuesta “prohibición”.

De igual manera, cualquiera que conozca las leyes chinas comprenderá la posición de China respecto a los cultos malignos.

A medida que la cuenta atrás para los Juegos de Beijing llega a su fin, China, como país anfitrión, se ha ido colocando bajo los focos internacionales. De hecho, la nación está haciendo todo lo posible por cumplir sus promesas ante el Comité Olímpico Internacional y la comunidad internacional. No obstante, la importancia de la ley de ninguna manera podrá ser socavada por nadie bajo ningún concepto. (Pueblo en Línea)

05/08/2008

Noticias relacionadas
·JJOO serán un espléndido encuentro para el intercambio, señala presidente argelino
·Impresionan a presidente de Kyodo preparativos para Olimpiada
·BBC utiliza foto de hace ocho años para calumniar China
·Comentario: organizar unos buenos Juegos es algo más que patriotismo
·Beijing es de veras “muy especial” - Entrevistas con turistas extranjeros en calles beijinesas en vísperas de la Olimpiada
 Más  
Noticias de PCCh