Actualizado a las 2008:11:10.14:26

Expertos chinos proponen fortalecer vigilancia para prevenir riesgos financieros

La crisis hipotecaria en los Estados Unidos y la actual agitación financiera que de ella se deriva se deben principalmente a que durante las últimas décadas no ha ocurrido una caída general en el mercado inmobiliario de EE.UU. y que por su parte, los acreedores y deudores así como las instituciones financieras y los inversores han tomado las medidas casi iguales basándose de estas experiencias históricas. Sin embargo, no lograron superar la férrea ley de la economía de mercado. Esto constituye una advertencia para China al elaborar políticas macroeconómicas y tomar medidas de micro-inversión, dijeron expertos chinos.

Hay que fortalecer la supervión y control de las actividades financieras para evitar los riesgos que podrían causar las renovaciones financieras y las nuevas tendencias en el mercado financiero. Sin embargo, la crisis suele traer oportunidades tal como ocurriera con el anverso y el reverso de la moneda. Se está formando una nueva estructura financiera sobre los escombros del viejo sistema financiero de Wall Street: una política de gestión más segura, una nueva estructura de gestión mixta y un sustema de supervisión y control pertinente.

Han aparecido nuevos cambios en las políticas de gestión. Se realizan las renovaciones financieras sobre una base más segura y estable, presta más importancia a la calidad de los bienes básicos y poner énfasis en el control de los riesgos. Por otra parte, han aparecido indicios de la recuperación de las operaciones bancarias tradicionales. La gestión mixta tiende a acelerarse pero con enormes cambios del contenido. La actual tendencia de gestión mixta se caracteriza por el regreso de la banca inversionista a la banca comercial, en contraste con la anterior práctica en que los bancos mercantiles participaban en los inversionistas.

Actualmente, las principales instituciones financieras internacionales han iniciado la gestión mixta. las instituciones financieras chinas perderán su vitalidad al persistir obstinadamente en la gestión por sector. En la gestión mixta, hay prevenir la transición de los riesgos en distintos sectores y establecer un “cerramiento antifuego” entre diversos sectores. Los bancos chinos deben elegir oportunidades apropiadas de manera razonable para iniciar su operación en el mercado financiero internacional con perspectivas imprevistas. El sistema de supervisión y control financieros del país deben adaptarse a la tendencia del futuro desarrollo.

No se puede negar de manera rotunda la securitización de los préstamos hipotecarios, una creación en el sector financiero. Sin embargo, esta práctica ha revelado sus problemas, como por ejemplo, muchas instituciones acreedoras prestaban créditos a las personas sin experiencias de manera fraudulenta y sin decirles los riesgos. En esta cadena de beneficios, el rígido sistema de supervisión y control, Wall Street que busca beneficios, las irresponsables instituciones de evalúo y los dilatados fundos compesatorios deben asumir la ineludible responsabilidad.

La creciente crisis hipotecaria ha obligado a las instituciones financieras chinas a premeditar con cuatela las creaciones finencieras y hacer bien la prevención de los riesgos. Ha sido limitada la influencia directa de la crisis hipotecaria sobre la banca china comercial. Los bancos chinos deben sintetizar oportunamente las experiencias y lecciones en la actual crisis hipotecaria, lo que les ayudará en la gestión de riesgos por lo menos.

Las instituciones financieras china deben hacer de manera indepenciente el evalúo de los riesgos para elevar la capacidad de valorar y neutralizarlos y no deben invertir en los productos y sectores que no conocen. Deben formular claras estrategias para hacer frente a los riesgos, elaborar estrictas políticas y reglas al respecto y fomentar una práctica sana de enfrentar los riesgos para promover el desarrollo sostenible en el prolongado equilibrio destinado a lograr beneficios en medio de los riesgos.

Los riesgos se están hecho más estrechos en el actual sector financieron y se muestran en forma cada vez más conplicada. La crisis hipotecaria es el resultado de los riesgos crediticio, del mercado y de gestión. Por eso, es difícil distinguir y enfrentar de manera unilateral los riesgos financieros. Esto requiere elevar de manera acelerada el nivel de hacer frente a los riesgos. Hay que seguir de cerca la tendencia del desarrollo del mercado inmobiliario chino, revisar de nuevo el actual sistema de gestión de los préstamos inmobiliarios e hipotecarios y evaluar de manera precisa la posiblidad de “deudas tóxicas” causadas por las empresas inmobiliarias fraudulentas. (Pueblo en Línea)
10/11/2008

Noticias relacionadas
·Bolsas chinas abren con alza gracias a plan de estímulo económico
·Gobierno de Costa Rica establece plazo de un mes para finalizar tramitación del TLC con EE.UU.
·El Nikkei avanza 470,90 puntos (5,49%) para recuperar los 9.000 enteros al mediodía
·IPP de China crece 6,6 por ciento en octubre
·Sólo 4% de los costarricenses reciben remesas del extranjero
 Más  
Noticias de PCCh