Actualizado a las 2008:11:24.15:47

Las relaciones chino-estadounidenses en la época de Obama: China debe considerarlas desde el ángulo de sí misma

El profesor Huang Ping, director del Instituto de Estados Unidos y del Centro de Investigación Política Internacional de la Academia de Ciencias Sociales de China, dijo hoy en una conferencia que cuando el presidente electo de EEUU, Barack Obama, entre en contacto con China, el primer problema tratado será el problema financiero y que en cambio, para China, en el futuro debe poner aún énfasis en “hacer bien sus propias cosas”.

Huang Ping apuntó: Después de asumir Obama la presidencia, el problema primordial debe ser, desde luego, el de enfrentar la crisis financiera. Debido al aumento de la fuerza económica de China y a la gran cantidad de bonos estatales estadounidenses que posee, en el tratamiento del problema financiero por parte de los Estados Unidos, no podrá faltar la participación de China.

A criterio de Huang Ping, teniendo en cuenta que el debido ordenamiento del equipo de Obama necesita algún tiempo, haría falta esperar hasta el período de marzo a mayo del año próximo para ver con claridad si el gobierno estadounidense formula una política económica realmente buena. A pesar de que tanto Obama como Hillary Clinton tuvieron en su respectiva campaña electoral palabras de crítica a China, Huang Ping sigue considerando buenos tanto el estado actual como las perspectivas de las relaciones chino-estadounidenses. El está seguro de que aún cuando seguirán existiendo durante largo tiempo algunos problemas tradicionales en la diplomacia en las relaciones entre China y EEUU como los de Taiwan, Tíbet, derechos humanos y religiosos, no serán colocados inmediatamente sobre la mesa de Obama o del nuevo secretario de Estado.

Huang Ping manifestó que durante la comunicación telefónica tenida días atrás con Obama, el presidente chino Hu Jintao subrayó la necesidad de tratar apropiadamente los problemas sensibles entre ambos países, en particular el problema de Taiwan, y que además, las relaciones entre las dos orillas del Estrecho están volviéndose calientes. Estimó que el Partido Demócrata, que controla el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, probablemente “meterá baza” en más oportunidades en el problema del Tíbet.

En opinión de Huang Ping, el segundo problema primordial en el futuro contacto chino-estadounidense será el energético y el medioambiental. Expresó su esperanza de que la parte estadounidense rompa la barrera, permitiendo que ambas partes realicen una cooperación esencial en los terrenos tecnológicos como energía renovable y energía sustituta para alcanzar el resultado de ganar-ganar.

Huang Ping sostuvo que otro factor importante en las relaciones China-EEUU es el problema comercial, incluyendo los temas de equilibrio comercial, tasa de cambio, propiedad intelectual, calidad de los productos e inversión de China en Estados Unidos. A medida de la extensión gradual de la influencia de la crisis financiera a la economía física, es posible que Obama preste mayor atención al problema comercial. Por lo tanto advirtió que probablemente se destacarán una vez más los conflictos comerciales entre ambas partes.

A criterio de este erudito, en comparación con sus relaciones con Asia y el Pacífico, la Administración Obama dará mayor importancia a sus relaciones con Europa y una de las razones reside en la necesidad de enfrentar juntos la crisis financiera; otra consiste en que tras la Guerra de Irak, se han alejado en cierto grado las relaciones entre EEUU y Europa, pero últimamente han vuelto gradualmente a acercarse. Expresó su convicción de que Obama colocará las relaciones EEUU-Europa en una posición más alta en el rumbo de su política.

Huang Ping puntualizó: Al continuar su desarrollo, China necesita un ambiente estable, incluido un ambiente internacional estable y bueno. Actualmente la situación básica de China sigue siendo población numerosa, base débil, bajo PIB per cápita y gran distancia que separa su nivel económico real del estándar internacional. Razón por la cual frente a los cambios del ambiente internacional, hay que ver conscientemente que ante todo China debe poner énfasis en hacer bien sus propias cosas y fijar durante largo tiempo sus ojos en la construcción económica, sin vacilación alguna. (Pueblo en Línea)
24/11/2008

Noticias relacionadas
·Por qué China se vuelve centro de atención en conferencias internacionales
·China se convirtió en el mayor acreedor de EEUU, medios internacionales
·Latinoamerica debe aprender de la experiencia de desarrollo de China, según Dussel
·¿Hasta qué grado afecta a China la tempestad financiera?
·¿Cómo Obama invalidará las políticas de la época de Bush?
 Más  
Noticias de PCCh