Actualizado a las 2008:12:19.14:54

¿Tiene la Reserva Federal de EEUU más “municiones”?

Frente al continuo empeoramiento de la economía, la Reserva Federal de Estados Unidos se vio obligada a recurrir a su más poderosa “munición”, pues el día 16, tomó otra decisión para bajar la tasa de interés en grandes márgenes, bajando la tasa de interés del fondo federal desde 1% hasta 0,25%, el punto más bajo en la historia estadounidense.

Con anterioridad, los pronósticos sobre la reducción de interés, en su mayoría, eran de 50 puntos básicos, de modo que el margen de baja de 75 puntos básicos resulta obviamente superior a lo que se esperaba. El relajamiento de la presión de la inflación ha creado condiciones para la disminución de interés por parte de la Reserva Federal, pero la causa fundamental de esta “enérgica acción” reside en la cada vez más severa situación económica estadounidense.

No será nada excesivo describir la serie de datos económicos de EEUU con las palabras de “no existe lo peor sino sólo cada vez peor”. Los datos muestran que las empresas estadounidenses redujeron en noviembre más de 530.000 empleos, lo que significa un récord para los últimos 34 años, en tanto que la tasa de desempleo en el mismo mes constituyó el récord para los últimos 15 años; el número de inicio de la construcción de nuevas viviendas se redujo en 19%, lo que significa un total de 625.000 apartamentos tras un reajuste de temporada y el más bajo nivel mensual… Al mismo tiempo, en compañía del fuertemente golpeado índice de precios al consumidor (IPC), aparece la sombra de la deflación. Por deflación se entiende que los precios, el salario, la tasa de interés y los precios de las mercancías como cereales y energéticos caen constantemente, lo que conduce a la continua caída de los ingresos de los trabajadores y de las ganancias de las empresas, contiene la inversión y la producción, conduce a la elevación de la tasa de desempleo y deja a la economía en curso de recesión, sin poder librarse de él.

Desde luego, esta baja de la tasa de interés ayudará a prevenir el círculo vicioso de la caída de los precios y la reducción de las inversiones. Al mismo tiempo, aunque la política monetaria tiene cierto efecto tardío, el mensaje transmitido por esta “acción audaz” de la Reserva Federal para hacer todo lo posible para contener la tendencia decadente de la economía, estimulará la economía estadounidense. Sin embargo, ¿cuántas más “municiones” aún tiene en sus manos la Reserva Federal, que ya ha bajado la tasa de interés hasta cerca de cero?

Como la tasa de interés es tan baja que es difícil de bajar más, parece que la Reserva Federal ya ha perdido su “medio tradicional” de realizar un macrocontrol mediante cambio de tasas de interés. Pero algunos analistas señalaron que esta gran baja de la tasa de interés es probablemente el punto de viraje de la Reserva Federal en su control económico desde el “medio tradicional” al “medio no tradicional”. Por “medio no tradicional” se entiende que en la próxima etapa, la Reserva Federal desempeñará plenamente su papel de “prestamista final” invirtiendo capital en grandes cantidades en el mercado a través de nuevos medios de financiamiento. Ellos dijeron que en comparación con la política de tasa de interés, el uso de ciertos medios más directos frente a la demanda de la movilidad del mercado resultará más efectivo. A criterio de ellos, la actual tarea principal de la Reserva Federal es, frente a las diferentes instituciones y capas sociales en el mercado, colocar movilidad con objetivos definidos y mantener en particular la eficacia de la colocación de movilidad. En otras palabras, es probable que la Reserva Federal desempeñe plenamente en el futuro su función de “máquina impresora de billetes”.

En realidad, el actual presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, tiene antes ya el apodo de “Máquina Impresora de Billetes”. Este conocido erudito que estudia la Gran Depresión estadounidense ha sostenido siempre que una gran lección por ella dada es que la entonces autoridad monetaria no aumentó oportunamente el suministro monetario. Bernanke ha expresado claramente que en esta crisis financiera, la más grave después de la Gran Depresión, la Reserva Federal tiene “más municiones aún” y que va a sondear todos los medios financieros además de la baja de la tasa de interés para resucitar la economía, incluyendo la compra directa de bonos gubernamentales o bonos relacionados con préstamos hipotecarios.

Desde luego, el efecto de la última política monetaria de la Reserva Federal está por observar. Pero, a medida que la más grande economía del mundo se ha esforzado a toda costa por estabilizar la economía rebajando la tasa de interés hasta el suelo, no será difícil de ver la llegada de la “época de la cero tasa de interés” a nivel mundial. A medida del empeoramiento de la crisis financiera y al crecimiento del riesgo de un descendiente crecimiento económico, a partir del mes de octubre de este año, las economías del mundo, grandes o pequeñas, se han incorporado a las filas de bajar sucesivamente las tasas de interés; el nivel de la tasa de interés en no pocos países ya se acerca a cero: 0,3% en el Japón y 2% en Gran Bretaña, cuya tasa de interés será bajada probablemente hasta cero a ojos de algunos analistas. Después que la Reserva Federal disparó su poderosa “munición”, el banco central de China, que mantiene la tasa de interés al nivel de 2,25%, continuará bajando probablemente la tasa de interés y reducir el espacio de la tasa de reserva de depósitos. (Pueblo en Línea)
19/12/2008

Noticias relacionadas
·“La prosperidad de China va en beneficio del mundo”
·Países sudamericanos buscan oportunidades en medio de crisis
·Medios franceses: Sarkozy ya no vale ni un comino
·Detrás del “ataque de zapatos volantes” (Foro Internacional)
·¿Obama será el presidente norteamericano que “depende” más de China?
 Más  
Noticias de PCCh