Actualizado a las 2009:04:17.15:28

Cumbre de las Américas, veleta de las relaciones entre EEUU y América Latina

La Quinta Cumbre de las Américas está programada para celebrarse del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobaco, con la participación de los jefes de estado de 34 países del hemisferio occidental, a excepción de Cuba. El lema de la reunión es “Asegurar el futuro de nuestros ciudadanos promoviendo la prosperidad humana, la seguridad energética y la sostenibilidad ambiental”. Los medios latinoamericanos afirman que la opinión pública presta mayor atención a la influencia de la reunión sobre el desarrollo de las relaciones entre los Estados Unidos y América Latina, y la actual cumbre constituye una veleta de las mismas.

Obama asiste a la reunión con discreción

Desde que la Casa Blanca anunció su participación en la cumbre, el presidente Barack Obama no ha hecho comentarios sobre la restauración de las negociaciones sobre el libre comercio de las Américas. Ya en febrero dijo que no haría públicas políticas en la reunión, ni haría comentarios, y solo se limitaría a escuchar las opiniones y propuestas de los líderes de países latiinoamericanos. Expresó su deseo de que en la cumbre establecería junto con estos líderes un ambiente de dignidad, igualdad y respeto mutuo.

Tras su gira de visitas por países centroamericanos y suramericanos, el vicepresidente de EEUU Joseph Biden dijo que ha terminado la época en que EEUU dictaba ordenes unilateralmente y solo hacía declaraciones en vez de escuchar a sus interlocutores. EEUU espera dialogar y cooperar con América Latina.

Un grupo de expertos ha analizado las causas históricas del ajuste de la posición de EEUU hacia América Latina.

Originalmente la Cumbre de las Américas estaba destinada a abordar la propuesta estadounidense de establecer la zona de libre comercio en las Américas. En la primera Cumbre de las Américas celebrada a finales de 1994 en Miami de EEUU, los líderes de 34 países de la región (a excepción de Cuba) aprobaron la resolución sobre las conversaciones sobre el establecimiento de la zona de libre comercio de las Américas. Las conversaciones sobre el libre comercio fueron suspendidas en 2003 debido a que no hubo progresos en las negociaciones entre los países del Norte de América y Brasil y Argentina sobre la subvención de los productos agrícolas.

Al asistir la cuarta Cumbre de las Américas celebrada en noviembre de 2005 en Mar del Plata de Argentina, el ex presidente estadounidense George W. Bush estaba convencido de que lograría restaurar las negociaciones sobre el libre comercio. Sin embargo, la situación se desarrollaba en contra de su voluntad, se produjeron enérgicas disputas entre los representantes de los países noramericanos y los países suramericanos incluídos Brasil, Argentina y Venezuela. El plan de la zona de libre comercio quedó en impasse. Bush regresó a su país con las manos vacías y las relaciones entre EEUU y América Latina se hacían más frías.

Distensión de la actitud de la izquierda latinoamericana hacia EEUU

Los líderes de la izquierda de América Latina también se muestran moderados y discretos para con la actual cumbre.

Durante su visita a Washington, el presidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva dijo que abordó el tema de América Latina con Obama para hacerle comprender que en el continente se viven tiempos diferentes y que es necesario abordarlos con una óptica renovada. “Es preciso que Estados Unidos comprenda que América Latina vive una experiencia de crecimiento económico, una experiencia muy rica de ejercicio de la democracia. No hubo nunca un momento más promisorio de fortalecimiento de la democracia”. El presidente venezolano Hugo Chávez dijo el 14 de febrero que su país desea iniciar el proceso de reconciliación con EEUU en cualquier momento, y restauar las relaciones con EEUU al nivel experimentado en el mandato de Clinton. Al reunirse con una delegación de legisladores estadounidenses, el ex líder cubano Fidel Castro dijo que su país desea restablecer las relaciones normales con EEUU.

Según comentan medios latinoamericanos, durante los comicios Obama expresó su deseo de mejorar las relaciones con los países latinoamericanos, y tras asumir el poder ha tomado medidas destinadas a distender las relaciones con Cuba. Los paises latinoamericanos esperan que Obama cambie realmente la práctica del gobierno de Bush de desatender esta región.

Tras el incidente del S-11 de 2001 en EEUU, el gobierno de Bush se centraba en la guerra antiterrorista, desatendiendo la demanda de los países latinoamericanos, lo que lo ha hecho distanciarse de estos últimos. Para contrarrestar la propuesta estadounidense de establecer la zona de libre comercio de la Américas, Chávez propusó en 2001 el plan bolivariano de las Américas con la participación de varios países de la región. El presidente Lula ha promovido el plan de establcer la comunidad suramericana. Actualmente, solo hay pocos países latinoamericanos que tienen interés en el plan de la zona de libre comercio de las Américas.

[1] [2]

 Más  
Noticias de PCCh