Actualizado a las 2009:05:15.14:12

El núcleo invariable (Foro Internacional)

El Departamento de Estado de los Estados Unidos publicó días atrás un informe, en el cual sigue poniendo a Cuba, Irán, Siria y Sudán en la lista de “países de apoyo al terrorismo”. El canciller cubano reaccionó inmediatamente y denominó al redactador del informe de la parte estadounidense como delincuente internacional. El gobierno estadounidense mostró un espíritu “reformista” en numerosos temas diplomáticos y una práctica moderada y práctica. Esta lista que parece no llevar el campás con la “reforma” refleja el núcleo invariable de la diplomacia estadounidense.

Ante todo, el cambio es un medio para hacer realidad el objetivo, y lo invariable es el ojetivo estratégico. El vicepresidente estadounidense Biden resumió las tácticas diplomáticas del gobierno estadounidense en “contacto”, “escuchar atentamente” y “consulta”. Pero Obama manifestó que “renunciar a la posición líder de Estados Unidos en el mundo es un error que no debemos cometer en absoluto”. Lo que quiere cambiar Washington no es más que “el modo de dirigir el mundo”. Aunque mostró una postura de diálogo con Cuba y otros países en el período anterior, Estados Unidos sigue considerando a estos países como rivales en el aspecto estratégico. La lista de “apoyo al terrorismo” demuestra las preocupaciones de Estados Unidos por las “amenazas reales y latentes”.

En segundo lugar, lo que cambia es el estilo de actuación y lo invariable es la tradición diplomática. El gobierno estadounidense no ha renunciado definitivamente al núcleo de la tradición diplomática estadounidense como la búsqueda de fuerza dura y la seguridad tradicional, sino que ha puesto énfasis en las formas y habilidades para poner en práctica estas tradiciones y apoyarse en mayor grado en el empleo de “fuerza hábil” para satisfacer las necesidades de intereses de los Estados Unidos. Mantener a Cuba y otros países en la lista de “apoyo al terrrorismo” conserva el contenido de la tradición diplomática estadounidense y, al mismo tiempo, integra la “presión moral” y el relajamiento en las sanciones, con miras a utilizar esta fuerza integrada para alcanzar su objetivo. La “lucha antiterrorista” siegue siendo un énfasis de la diplomática estadounidense; al subrayar la cooperación internacional y el traslado estratégico, EEUU procura más bien el compartimiento del costo antiterrorista por otros países y la elevación de la eficiencia antiterrorista, y no significa que Estados Unidos se vea obligado a pasar a la defensiva en el problema antiterrorista por la presión de la crisis financiera interna. En esta lista de “apoyo al terrorismo”, algunos países no tienen muchos vínculos con los principales campos de batalla de Estados Unidos en la lucha antiterrorista, pues mantenerlos en la lista refleja desde un lado el inento estadounidense de continuar predominando en el derecho de palabra en la arena internacional.

En tercer lugar, lo que cambia es la idea administrativa del gobierno estadounidense y lo invariable es el procedimiento complejo de toma de decisiones diplomáticas y la prueba de fuerza por intereses. Aunque el reajuste diplomático ha sido objeto de muchos elogios, ha hatraído también dentro del país crítica de los conservadores y ataque de las fuerzas duras. Ciertos grupos poderosos estadounidenses no tienen buena gana de aceptar conciliación y negociaciones. Ellos recurren al Congreso y los medios de comunicación para ejercer presión, haciendo que la Casa Blanca preste atención a sus reclamos. En cierto sentido, la política dura hacia los “países de apoyo al terrorismo” es producto de la prueba de fuerza entre las fuerzas de diversas tendencias en los Estados Unidos.

Con respecto al objetivo tradicional decidido por los intereses nacionales, la fuerza y las ideas diplomáticas, los dos partidos estadounidenses son siempre idénticos en lo fundamental y diferentes en detalles, de modo que el invaraible núcleo de la dipolmacia estadounidense tal vez no pueda ser afectado por el reajuste táctico. (Pueblo en Línea)
15/05/2009

Noticias relacionadas
·El ex diplomático francés Lionel Vairon explica malentendido occidental sobre China
·¿Cúal de las modalidades económicas será mejor para encarar la crisis financiera? ¿La china o la estadounidense?
·EEUU y el mundo islámico: Se espera un cambio radical
·Las finanzas de Asia se abrazan juntas para calentarse
·Ausencia de EEUU en Expo Mundial Shanghai no daña prestigio chino
 Más  
Noticias de PCCh