Actualizado a las 2009:08:26.13:09

Desde “Animo, Wenchuan” hasta “Animo, Taiwan”: Firme la colomna vertebral de la nación china (Comentario Popular)

Desde “Animo, Wenchuan” hasta “Animo, Taiwan”: Esta poderosa voz proveniente del pueblo transmite la decisión de enfrentar conjuntamente las calamidades naturales y la vigorosa fuerza impulsadora de la integración de ambos lados del Estrecho.

Las aguas desbordadas han hecho llorar a las montañas verdes. El tifón Molak, que no se haya visito en cincuenta años, ha tocado los profundos sentimientos en el fondo del corazón de la nación china y las espontáneas actividades benéficas han dado origen a un nuevo “reventón”.

Días atrás, los representantes de los aldeanos de las tres “Aldeas Xiaolin” lanzaron una campaña beféfica “Somos todos aldeanos de Xiaolin” llamando a las 16 Aldeas Xiaolin de la parte continental a ayudar juntas a la gravemente damnificada Aldea Xiaolin del distrito Gaoxiong, Taiwan. El director del Comité de Aldeanos de la Aldea Xiaolin de Liuyang manifestó emocionado: “Lo que ha pasado a la Aldea Xiaolin de Taiwan afecta a nuestro corazón en todos los momentos. Como todos tenemos el nombre de Aldea Xiaolin, el desastre de que ellos sufrieron es también un dolor que nosotros sentimos en carne propia.”

“Somos todos aldeanos de Xiaolin.” Estas palabras sencillas son una revelación espontánea de los sentimientos de parentesco y una profunda expresión de los sentimientos carnales de las mismas raíces y antepasados. Estas expresiones las oímos en los momentos más críticos de la lucha contra las secuelas del tifón Molak:

El 11 de agosto, el compatriota hongkonés Liang Haiming exhortó, en el sitio web de la “Comunidad Daya”, uno de los sitios web de mayor popularidad dentro del país, a reunir donaciones por el desastroso tifón en Taiwan, con la iniciativa “Las inundaciones son despiadadas pero los seres humanos tenemos sentimientos; todos somos chinos”. El sitio web colocó en la noche del mismo día esa iniciativa en el lugar más destacado y, en varios días, se granjeó la respuesta y apoyo de centenares de miles de personas.

Frente a los desastres naturales, los compatriotas de ambos lados del Estrecho se ayudan en forma recíproca. Con motivo del fuertísimo terremoto del año pasado en Sichuan, los compatriotas taiwaneses desembolsaron generosamente y brindaron gran ayuda. Los equipos de rescate y socorro de Ciji y Fagushan acudieron a una área gravemente afectada para prestar servicios de ayuda y atención médica en tanto que numerosos compatriotas taiwaneses extendieron sus manos de ayuda y donaron dinero y materiales a las zonas damnificadas.

Hoy día, el gran dolor de los compatriotas taiwaneses lo sienten los sichuaneses como en carne propia. Desde Beichuan hasta Wenchuan, desde Dujiangyan hasta Qingchuan, la gente que ha salido de la calina del terremoto y que sigue recibiendo ayuda se ha incorporado invariablemente a las filas de ayuda a los compatriotas taiwaneses. Entre los donantes hay ancianos que ofrecen todas sus herencias y niños que contribuen con su dinero para gastos menudos...

Jet Li, fundador del “Fondo Yi”, no sólo acudio personalmente a Taiwan, sino que invitó a los sitios web Sina y Tencent a recaudar donativos. Expresó: Tal vez no podamos participar personalmente en las labores de socorro in situ ni en las pesadas tareas de la reconstrucción tras la calamidad, pero nuestros sentimientos de amor darán a los compatriotas fuerza para vencer el desastre natural. El amor permitirá que Taiwan no se sienta solo. Ma Ying-jeo, profundamente conmovido, dijo: “Este es un momento doloroso para Taiwan, pero la conducta de las diversas partes destaca la fuerza cohesiva y la fueza de unión de la sociedad; todos somos de una misma familia, todos compartimos un mismo destino. ”

La filantropía popular es una manifestación de la responsabilidad del ciudadano y, en mayor grado, la profunda solicitud espiritual y aspiración moral. Con motivo de los desastres de hielo y nieve y el terremoto de Wenchuan de 2008, se produjo un “reventón” de donativos populares. La suma de los donativos individuales de los ciudadanos de la parte continental en ese año ascendió a 45.8000 millones de yuanes, superando así por primera vez los donativos de las empresas y llegando a ser el punto más brillante de los donativos benéficos. Este noble espíritu de las masas populares acrecentó la cultura de la benevolencia e impulsó el desarrollo y perfeccionamiento de la peculiar causa benéfica china.

“!Animo, Taiwan!” Es la consigna de los daminificados del norte de Sichuan. “Tanto los habitantes de la parte continental como los taiwaneses somos chinos, que debemos ayudarnos entre nosotros.” Las palabras del anciano sichuanés Wang Xianyou son conmovedoras.

Tenemos presentes los gritos “¡Animo, Wenchuan!” y “!Animo, Sichuan!”, que eran el deseo y acción comunes de los chinos dentro y fuera del país. La poderosa voz popular desde “¡Animo, Wenchuan!” hasta “¡Animo, Taiwan!” transmite la decisión común de luchar juntos contra las calamidades naturales, trasmite la poderosa fuerza impulsora de la integración entre ambos lados del Estrecho. Detrás de esta fuerza, está la identificación de que “yo soy chino”, está la columna vertebral cada día más firme de la nación china.

Dar importancia a la amistad, estar agradecido y respetar la tenacidad son virtudes tradicionales de la nación china y el “arma secreta” del “vigoroso surgimiento de China”. Estamos seguros de que después de salir airosos de la prueba de grandes calamidades, los hijos de la nación china seguramente podremos cumplir la misión histórica del renacimiento nacional. (Pueblo en Línea)
26/08/2009


Noticias relacionadas
·De nuevo sobre con qué contribuye China al mundo
·Comentario: problemas en las elecciones prersidenciales de Afganistán aparte de su resultado
·Diferencias políticas de la izquierda latinoamericana (Foro Internacional)
·Que la voz de Asia sea escuchada en todo el mundo
·Primer “precio chino” en negociaciones sobre minerales de hierro
 Más  
Noticias de PCCh