Actualizado a las 2009:10:20.14:05

Negociaciones y sanciones (Foro Internacional)

El Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaron sucesivamente mociones destinadas a aumentar las sanciones económicas contra Irán. Una consiste en que los gobiernos estaduales y locales están autorizados para suspender las inversiones en las empresas que tienen inversiones superiores a 20 millones de dólares en el terreno de petróleo y gas natural en Irán; la otra consiste en prohibir que las empresas extranjeras vendedoras de productos derivados de petróleo por monto mayor de un millones de dólares a Irán participen en los concursos de licitación del Departamento de Energía de Estados Unidos. Irán acababa de realizar negociaciones a comienzos de octubre con seis países, incluido Estados Unidos, y ambas partes han acordado reunirse de nuevo el día 19.

El que las negociaciones puedan surtir efecto o no depende de la sinceridad y el límite de los intereses de las dos partes. A criterio de muchos norteamericanos, al realizar negociaciones con Estados Unidos y otros países, Irán tiene como objetivo principal aprovecharse de la oportunidad para ampliar su influencia internacional y aliviar la presión externa, en lugar de resolver auténticamente el problema. A ojos de ellos, el nuevo proyecto paquete presentado recientemente por Irán antes de las negociaciones de Ginebra sigue proponiéndose desviar el tema para continuar su táctica de demora. Según el informe de agosto de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), el programa nuclear de Irán ya se encuentra en la zona intermedia entre el uso pacífico de la energía nuclear y el desarrollo de armas nucleares. Israel hasta afirmó que si los dirigentes iranios toman la decisión, su país podrá fabricar bombas nucleares en el plazo de un año. Estados Unidos precisamente utiliza las nuevas sanciones para emitir a Irán la siguiente señal: “La ventana de los contactos no permanecerá indefinidamente abierta.”

El que las sanciones puedan alcanzar o no lo esperado es un gran problema. En la actualidad, la posición de Irán sobre el problema nuclear no ha cambiado. En el período anterior, el presidente iranio Ahmadinejad manifestó que su país ya está preparado para enfrentar todas las sanciones más rigurosas y que si Estados Unidos suspende la importación de derivados de petróleo por Irán, éste suspenderá la exportación de petróleo y cerrará el Estrecho de Ormuz.

¿Quién puede llevar ventaja en la nueva rueda de juego? Esto depende de quién tiene más cartas en la mano. A juzgar por la parte norteamericana, para impedir el programa nuclear de Irán, Estados Unidos ha utilizado en los últimos años casi todos los medios, entre ellos, amenazas militares, sanciones económicas y negociaciones diplomáticas, pero no han surtido efecto obvio. Más la carga de los problemas de Irak y Afganistán y el impacto de la crisis financiera internacional, Estados Unidos ya se siente, ante Irán, “incapaz de hacer lo que quiere hacer de buena gana”, de modo que su posición se ablanda gradualmente. Esta tendencia ya apareció en el último período de la Administración Bush y se hizo más evidente después que Obama asumió la presidencia. Obama considera que la política estadounidense hacia Irán es la llave para superar la situación difícil en el Medio Oriente y expresó que está de acuerdo con realizar con Irán diálogo directo sin condiciones previas. Por su parte, por efecto de la crisis financiera internacional y la caída de los precios de petróleo, se ha reducido en cierta medida la capacidad de Irán de contrarrestar las sanciones internacionales, pero tiene buenas cartas para negociar con Estados Unidos en los puntos calientes regionales como Irak, Afganistán, El Líbano y Palestina, de modo que se puede decir que tiene ventajas dentro de sus debilidades. Ahamadinejad expresó públicamente que “Occidente necesita a Irán más que éste de Occidente”.

En la actualidad, con el prerrequisito de que no cambie de posición, Irán toma una actitud más positiva para participar en las negociaciones sobre el problema nuclear, esperando obviamente vender a buen precio y mayores concesiones de parte de los Estados Unidos. (Pueblo en Línea)
20/10/2009

Noticias relacionadas
·Obama visitará China para mejorar las relaciones entre ambos ejércitos, medios de EEUU
·Radiografía económica: el sistema monetario internacional tiende al equilibrio
·Lo que está detrás del ataque a la Guardia Revolucionaria de Irán
·Marginados, 60 millones de obreros-niño indios con un promedio de 1,3 dólares de ingreso semanal
·Para desarrollarse, ¿qué más necesita China?
 Más  
Noticias de PCCh