PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:01:28.15:08

Menos hijas darán más valor a las mujeres (2)

Los datos reales, sin embargo, nos dicen cada vez con mayor certeza que, de hecho, son las muchachas las que riden mejor en la escuela, por no hablar ya de la universidad.

Con todo, todavía hoy nacen más varones que hembras, porque la educación no es el único valor que se toma en cuenta. La política de un solo hijo está teniendo un efecto indudable; las familias valoran a los muchachos un poco más que a las muchachas, pero si tienen una sola oportunidad, no quieren perderla.

Otra calidad del pensamiento social chino es el elevado valor que comporta la familia. Una vida se considera incompleta sin matrimonio e hijos. Por tradición, los padres también están buscando una pareja adecuada para su hijo. Un marido potencial debe ser capaz de cuidar de su esposa, mientras que una esposa tiene que ser culta, buena madre, y preferiblemente hermosa.

Una parte de ese pensamiento tradicional es también que el amor pasa a segundo plano, en el mejor de los casos, después de las consideraciones prácticas. Los dos integrantes potenciales de la pareja deben ser considerados congeniales. El carácter desempeña su papel en este proceso, pero también lo hacen lo material, la situación social y el origen étnico.

Así las cosas, ¿dónde quedan los millones de hombres chinos que, para 2020, no podrán encontrar una esposa china? ¿Qué efecto tendrá este hecho sobre la cultura?

Claramente, algo tiene que pasar. La mayoría de los analistas que escriben sobre este problema han sido algo pesimistas, al pronosticar un incremento del tráfico humano y la prostitución, especialmente de la importación de mujeres extranjeras de países y regiones más pobres, como el sudeste de Asia y el oriente de Rusia, hacia China. El creciente número de hombres jovenes también puede influir en mayor agresividad en la sociedad.

Pero adoptemos un enfoque más positivo. A la par, es probable que aumente el respeto por las hijas, en la medida en que se reconozca que las hijas suelen ser más fáciles de convertir en buenos adultos que aprenderán bien, trabajarán duro y no olvidará a sus padres. Más importante, al ser el sexo más escaso, tendrán mejores posibilidades en el mercado nupcial.

Para los hombres las cosas se pondrán más difíciles: Las posibilidades de que la esposa sea una extranjera crecerán según escaseen las mujeres chinas. Los hombres tendrán que esforzarse más para atraer y mantener con ellos a su pareja, sea china o extranjera, puesto que las mujeres tendrán más oportunidades para escoger.

Cuanto más pronto se entienda que es mejor tener una muchacha que un muchacho, y cuanto más pronto se eliminen los viejos prejuicios contra las mujeres que alcanzan altos niveles educativos o importantes posiciones, mejor será para China.

Las mujeres no pueden ser vistas como meras productoras de la siguiente generación de hijos. Puede ser que la cultura cambie lentamente, pero ahí están las regiones de Hong Kong y Taiwán, con culturas y tradiciones similares y, sin embargo, ostentan índices de natalidad bajos y coeficientes de género equilibrados. No hay de que la parte continental de China dispone del potencial para cambiar rápidamente.

(Por Gerald Schmidt
El autor es ecologista austríaco y antropólogo cultural, que trabaja como conferencista en alemán en la Universidad de Xiangtan, Hunan. )

(Pueblo en línea)

28/01/2010

[1] [2]

Noticias relacionadas
·Bill Gates respalda a China en polémica por Google (2)
·Bill Gates respalda a China en polémica por Google
·La amenaza nuclear es “real”, dice experto en armas
·Avatar, votación de estrellas de NBA e “Incidente de Google” (Foro Popular)
·La crisis financiera podría generar una sociedad mejor
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh