Actualizado a las 2010:02:24.16:33

Crisis financiera de Grecia conduce a crisis del euro

Con el anuncio hecho por Grecia en diciembre último en el sentido de que el déficit fiscal había excedido seriamente de lo establecido como línea divisoria, la caída del tipo cambiario del euro frente al dólar ya ha superado el 10% y aún no ha cesado esta tendencia de caída, pues todos ven mal el euro en el mercado de capital. Y lo más riguroso es que la crisis financiera de Grecia contiene los pasos del Banco Central Europeo para el aumento de la tasa de interés y que las no sincronizadas políticas de tasa de interés de Estados Unidos y la Unión Europea están llevando el euro al abismo de devaluación continua.

Desde que Grecia quedó en la crisis financiera, el tipo de cambio del euro frente al dólar ha caído del récord 1:1,51 a 1:1,35 en la semana pasada. Si la devaluación del euro se debió al momentáneo pánico causado por la crisis financiera de Grecia, el criterio de los inversionistas sobre la futura caída del euro se debe a que esta crisis mantendrá secuestrada durante largo tiempo la política del Banco Central Europeo. El mercado juzga que en las actuales circunstancias, el Banco Central Europeo no incrementará pronto la tasa de interés, y prorrogará probablemente las medidas tomadas para enfrentar la crisis financiera internacional como las preferencias de préstamos, e incluso volverá a actuar para salvar el mercado. Esta situación se extenderá no sólo a unos cuantos meses, sino probablemente un año o más largo tiempo y durante este período el euro soportará siempre la presión de la devaluación.

Cuando el Banco Central Europeo se encuentra coaccionado, la Reserva Federal de Estados Unidos elevó inesperadamente el 18 de febrero el tipo de descuento; fue por primera vez en los últimos tres años que la Reserva Federal tomó esta medida. En seguida el tipo de cambio del euro cayó vertiginosamente; el tipo de cambio del euro frente al dólar bajó el día 19 hasta 1:1,3444 en el nivel más bajo. Según análisis de los expertos en la materia, si EEUU aumenta la tasa de interés, será un enérgico apoyo al valor del dólar en tanto que el euro devaluará de manera relativa.

Según estima el mercado, aparecerá pronto la situación en que la Reserva Federal y el Banco Central Europeo no estén sincronizados en la elevación de la tasa de interés. De acuerdo con una encuesta realizada por Bloomberg, los economistas estiman que en el curso de este año la Reserva Federal de Estados Unidos elevará la actual tasa básica de interés de 0-0,25% a 1% en tanto que el Banco Central Europeo, en lo sumo, elevará la tasa básica de interés del 1% al 1,25%, de modo que la diferencia entre ambas se reducirá hasta 50 puntos básicos. Y se estima que hasta mediados de 2011, el nivel de las tasas de interés de ambas partes llegará a cruzarse y, más tarde, la diferencia incluso podrá revertirse, de manera que el euro estará sometido a una presión sostenida.

En el mercado de capital, el criterio de los inversionistas parece llegar a una unanimidad sin precedentes. En el mercado interbancario de Londres, ya se ha reducido rápidamente la diferencia de las tasas de interés del euro y el dólar para los créditos interbancarios de tres meses. En la actualidad, la venta de euro está estableciendo récords y la gran mayoría de los fondos compensatorios y los grandes inversionistas prefieren dejar vacíos los depósitos. Según estima UBS Foundation Group, el tipo de cambio del euro frente al dólar bajará pronto al nivel bajo de 1:1,30. Algunos inversionistas hasta estiman que la caída del euro en esta ronda llegará a igualar el dólar, situación aparecida en 2002 en la ocasión anterior.

Frente a la continua devaluación del euro, el Banco Central Europeo mantiene una actitud ambigua. Jean-Claud Trichet, gobernador del Banco Central Europeo, repitió una y otra vez la consecuente posición de que “no se hace comentarios sobre el mercado, mantener la estabilidad del tipo cambiario del euro no es la meta primordial del Banco Central Europeo y nunca se ha tomado la búsqueda de la posición mundial del euro como la primera meta”.

Aún cuando habló así, los inversionistas prefieren creer que frente a la crisis financiera de Grecia y los problemas de créditos de Irlanda, Portugal, España e Italia, el Banco Central Europeo está viéndose obligado a renunciar a su política de euro fuerte para ayudar a los países de la UE a superar las dificultades. Con excepción de los especuladores, algunos países ven con buenos ojos la devaluación del euro, por ejemplo Alemania, una gran potencia exportadora.

La causa más a fondo reside en que el desequilibrio del incremento económico en el área del euro y Estados Unidos está empujando también la devaluación del euro. De acuerdo con los últimos datos de la Administración de Estadísticas de la UE, después del pequeño crecimiento económico de 0,4% del área del euro en el tercer trimestre del año pasado, el incremento en el cuatro trimestre fue tan sólo del 0,1%. Frente a esto, tras el incremento de 2,2% del tercer trimestre en Estados Unidos, el crecimiento ascendió a 5,7% en el cuarto trimestre. Frente a esta comparación, no se muestran optimistas las perspectivas económicas del área del euro.

En medio de las voces unánimes de caída del euro, se está formando el “efecto manada de ovejas” en el mercado de capital. El mercado materializará probablemente una comprobación por sí mismo, lo que encierra un enorme peligro. El problema de cuándo terminará la devaluación del euro está poniendo en prueba la capacidad de aguante del Banco Central Europeo y de los diversos países del área del euro. (Pueblo en Línea)
24/02/2010

Noticias relacionadas
·El “modelo de China” necesita de la sabiduría china
·Cuestionada la unión de Google con institución monitora
Google es considerada como “marca politizada”

·Expertos occidentales dan puntaje “B-“ a las relaciones chino-estadounidenses
·El Año Nuevo Chino fue “secuestrado” por la Política
·¿Por qué se concibe una nueva unión regional en América Latina?
 Más  
Noticias de PCCh