Actualizado a las 2010:02:26.13:56

La peligrosa coyunda entre Google y los cuerpos de espionaje

La solicitud del buscador de Internet Google a la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA), para que ésta le ayude a investigar recientes ciberataques, puede plantear amenazas graves a la seguridad nacional y comercial de otros países, y ya preocupa a cibernautas de todo el mundo.

Google, fundado por Larry Page y Serguei Brin en 1998, se ha convertido en el mayor motor de búsquedas por la Red del mundo. El mismo opera más de un millón de servidores en centros de datos del orbe, y procesa más de mil millones de peticiones de búsqueda y 20 petabytes de datos generados por los usuarios cada día.

Si comparamos a Google con una máquina globalizada para el procesamiento de la información, deberíamos concluir que su colaboración con la NSA permitiría que sus productos fluyeran en amplio volumen hacia la agencia de espionaje, con lo cual las capacidades de recolección de datos de la misma se verían notablemente incrementados.

Hiroyuki Miyawaki, asesor principal del Instituto de Investigaciones de Japón, dijo a Xinhua que la capacidad independiente de recolección de información que detentan las agencias de inteligencia suele ser limitada, pero si se suman dichas capacidades a las de Google, se produce una mejoría significativa en ese sentido. Esto se manifestaría no sólo en la amplia gama de información disponible, sino también en el uso de la información de la historia de Google, que se cuenta en grandes cantidades.

Al comentar la aproximación entre ambas partes, la revista francesa L'Expansion dijo que muchos abrigan dudas respecto a esta clase de colaboración. Por su parte, la revista estadounidense Wired escribió el siguiente título: “No hagan mal’ se vincula a ‘Espiad a todos’: modo en que el acuerdo con la NSA podría matar a Google”.

“No hagan mal” es el lema oficioso de Google, acuñado por el ingeniero de la firma Paul Buchheit

Varios expertos en diversas latitudes también han expresado preocupación por el acuerdo entre Google y la NSA.

Un investigador en el Instituto de Información Científica y Técnica de China dijo Xinhua que si Google, que abarca un mar de información, y la NSA, que es fuerte en análisis de inteligencia, trabajan juntas, otros países enfrentarán serias amenazas potenciales.

Además, Google no sólo almacena la información de registro de sus usuarios, sino también sus búsquedas. Es decir, agencias de inteligencia tales como la NSA pueden conocer con facilidad quién está interesado en qué, si consiguen la información buscada y descubren la dirección IP del usuario.

Durante la Guerra Fría, la NSA trabajó con compañías como Western Union, para interceptar y leer millones de telegramas. Durante los años de la guerra antiterrorista, la NSA se vinculó a las compañías de telecomunicaciones para escuchar llamadas telefónicas de los clientes y seguir el tráfico de Internet a través de las centrales telefónicas.

Miguel Riguidel, jefe del departamento de Ciencias y Redes Computarizas en telecom Paris Tech de París, dijo que compañías europeas como Airbus y Total podrían ser blancos de la colaboración Google-NSA, porque en el pasado las colaboraciones entre las agencias de inteligencia y las compañías de tecnología de la información se centraron principalmente en áreas comerciales o nacionales de seguridad.
Riguidel sugirió que Europa adopte las políticas correspondientes para que la industria de la información rompa el monopolio que detenta Google y otras corporaciones de tecnología de búsqueda por Internet de EE.UU.

Google guarda silencio en cuanto al polémico pacto. Al responder a Xinhua con respecto a la investigación que Google efectuó sobre los ciberataques que afectaron su seguridad el año pasado, un funcionario responsable de relaciones públicas de la firma en China dijo: “Como dijimos con anterioridad, no estamos comentando nada sobre nuestra investigación.”

Para disipar dudas provenientes del exterior, Google ha enfatizado que su cooperación con la NSA no conllevará manejo de información de usuario.

Pero el sitio web francés sobre tecnología informativa Generation Nouvelles comentó que la promesa de Google difícilmente convenza a alguien, especialmente cuando está de por medio una agencia como la NSA, famosa por interceptar correos electrónicos y estar exenta de control judicial.

Los observadores creen que Google podría ser la primera y más evidente víctima de la cooperación con la NSA, porque los usuarios de Internet expresarán su disgusto a fuerza de golpes de ratón. Incluso evitarán a Google para proteger su privacidad.
Izumi Harada, principal asociado en la Sociedad de Administración de Crisis y Riesgos de Japón, declaró a Xinhua: “Personalmente, no volveré a utilizar tales motores de búsqueda que cooperan con las agencias de inteligencia de EE.UU.”
(Pueblo en línea)
26/02/2010

Noticias relacionadas
·El modelo chino: ¿Enigma impenetrable para el mundo?
·CELC, nuevo blogue de America Latina y Caribe sin EEUU ni Canadá
·¡Muéstrate toda, China encantadora!
·Perforación petrolífera británica en Malvinas podría dañar lazos con América Latina
·Un Irán más desafiante saca de quicio a EE.UU.
 Más  
Noticias de PCCh