Actualizado a las 2010:03:05.15:37

Interpretaciones de ciencia económica para el “milagro de China”

En los últimos 30 años, China ha logrado éxitos excepcionales en su desarrollo económico, de modo que sólo se puede describirlos con el término “milagro”. En los 30 años, más de 20 millones de habitantes se han librado de la pobreza. China ha hecho en tan corto tiempo los mayores aportes a la causa mundial de la reducción de la pobreza.

El tema que yo quisiera sondear es: ¿Por qué China ha podido lograr éxitos tan excepcionales a partir de 1979? ¿Por qué China no pudo lograr éxitos excepcionales similares en los 30 años antes de la reforma? ¿Por qué las otras economías socialistas o no socialistas que hicieron reforma no han podido obtener éxitos similares? ¿Podríamos nosotros resumir algunas experiencias del desarrollo y transformación de China para servir de referencia a otros países en vías de desarrollo para lograr desarrollo económico similar?

Sobre la primera pregunta, sabemos que a partir de la revolución industrial, el crecimiento sostenido de cualquier economía depende de las continuas innovaciones técnicas y del reajuste de la estructura industrial. China, que entró en el proceso de modernización en 1949, es un país que inicia tarde su desarrollo, lo que tiene sus propias ventajas. Al observar la trayectoria del crecimiento después de 1979, se puede darse cuenta que China ha aprovechado sus ventajas propias del desarrollo tardío para reducir el costo de las innovaciones y hacer realidad sus objetivos: El escalonamiento tecnológico, el escalonamiento industrial y el escalonamiento del sistema social y económico.

Entonces, puesto que las potencialidades de estas ventajas ya existían antes de 1979, ¿por qué fue tan bajo el desarrollo económico de China entre 1949 y 1979? A mi criterio, porque China no sabía cómo aprovechar estas potencialidades. Porque los dirigentes de la primera generación de China fueron revolucionarios, quienes deseaban convertir rápidamente a China en un país modernizado, tratando de crear, sobre la base de la economía agrícola, industrias de capital intensivo o de tecnología intensiva similares a las de los países de ingresos altos. Pero la economía agrícola está caracterizada por abundancia de mano de obra y escasez de capital. Por tanto, las industrias que quería apoyar el Gobierno iban en contra de las ventajas comparativas de China. En un mercado abierto y competitivo, estas industrias no tenían capacidad de sostenerse, razón por la cual el Gobierno las protegía y subsidiaba a través de torcidos medios de precios de todos tipos y esos medios torcidos dieron origen a la escasez y, al mismo tiempo, el Gobierno recurrió a toda clase de medios administrativos de distribución para movilizar recursos a favor de estas empresas. A través de estos medios, el Gobierno sí pudo construir las industrias de desarrollo preferencial, pero los recursos de toda la economía fueron equivocadamente repartidos y el mecanismo de estímulo, refrenado.

Entonces, ¿por qué las otras economías de reforma y de transformación no han arrojado buenos resultados? En el primer período de la reforma de muchos países, éstos no están conscientes de que estos precios torcidos son inherentes, porque estos medios sirven para proteger a las empresas sin capacidad de sostenerse por sí solas dentro de las industrias de desarrollo preferencial. Además, si se anula inmediatamente estos medios de torcimiento, esas industrias de desarrollo preferencial se derrumbarán con rapidez. Esto, sin duda, agrava el desempleo y el descontento social y la reducción del PIB. Para evitar estos problemas sociales, algunos países continúan adoptando medios más ocultos para subsidiar a estas empresas y, a su vez, la eficiencia de éstas se vuelve cada vez más baja. Pero China ha comprendido este punto y adoptado una forma “de doble vía”. Por un lado, China continuó ofreciendo protección transitoria a las empresas incapaces de sostenerse dentro de las industrias cruciales y, por el otro, permitió el acceso a las industrias en que tiene ventajas comparativas, por ejemplo, las industrias de mano de obra intensiva. Razón por la cual China logró un crecimiento estable y vigoroso. Este crecimiento creó gradualmente condiciones para que China reformara esas industrias sin ventajas comparativas, de modo que el país marchó paso a paso hacia la economía de mercado.

Ahora a la última pregunta: ¿Podrían los demás países en vías de desarrollo lograr éxitos iguales? La respuesta es obvia: Todos y cada uno de los países en vías de desarrollo tienen las mismas oportunidades. China puede ofrecer cierta experiencia en este aspecto, esto es, una forma gradual de doble vía. La participación de las empresas privadas y la inversión directa extranjera traen un proceso de desarrollo para reformar gradualmente esas viejas industrias. En mi opinión, esos países también podrán lograr éxito en el proceso de transformación. Espero que esto sea lo que China puede aportar al mundo, en otras palabras, la comprensión de los desafíos contemporáneos y la comprensión de los desafíos de transformación y reforma. (Pueblo en Línea)
05/03/2010

Noticias relacionadas
·China llega a una nueva “coyuntura de viraje” (Por Wanghailou)
·Las masas populares chinas presentan propuestas acerca de su vida a la APN y la CCPPCh
·Las experiencias chilenas en prevención de las calamidades naturales
·Toyota pide disculpas en tanto que la industria manufacturera china también debe hacer un autoexamen
·Frente a los desastres naturales
 Más  
Noticias de PCCh