Actualizado a las 2010:03:29.15:49

El 28 de marzo, monumento en la historia mundial de los derechos humanos

El 28 de marzo de 1959, el Consejo de Estado ordenó la disolución del entonces gobierno local del Tíbet. Entonces, la tenebrosa vida del millón de siervos tibetanos se acabó al compás del clarín de la reforma democrática, de modo que la inmensa tierra de la meseta entró en una nueva época en que el pueblo es dueño de sus propios asuntos. El 28 de marzo fue la línea demarcatoria del renacimiento del Tíbet y también un monumento en la historia mundial de los derechos humanos.

Es sabido de todos que antes de la reforma democrática de 1959, el Tíbet permaneció durante largo tiempo en una sociedad feudal del sistema de siervos que era una unificación del Estado y la iglesia y una dictadura de los monjes y aristócratas. Los propietarios de siervos, que representaban menos del 5% de la población, poseían la totalidad de los medios de producción; los aterrorizantes castigos incluían arrancamiento de los ojos; corte de la nariz, manos y pies; extracción de los tendones y sumergimiento en agua. La vida de un siervo sólo valía una cuerda de paja; los siervos eran objetos de compra-venta, transferencia, obsequio, hipoteca e intercambio. El viejo Tíbet de hace más de medio siglo no fue en modo alguno una linda “Shangrila”, sino una sociedad feudal del sistema de siervos, una sociedad de unificación del Estado y la iglesia, más tenebrosa, cruel, salvaje y atrasada que la Europa medieval…

El 19 de enero de 2009, la Segunda Sesión de la IX Asamblea Popular de la Región Autónoma del Tíbet, adaptándose a la enérgica voz y demanda de la población tibetana de más 2,8 millones de habitantes de diversas etnias, decidió definir el 28 de marzo de cada año como “Aniversario de la Emancipación del Millón de Siervos Tibetanos”.

Estipular el 28 de marzo como “Aniversario de la Emancipación del Millón de Siervos Tibetanos” fue un gran acontecimiento en la vida política del pueblo tibetano. Otrora, a medida del aplastamiento de la rebelión y con la realización de la reforma democrática, se produjeron en el Tíbet grandes virajes en la esencia del régimen político, sistema de propiedad, posición del ser humano, posición económica, posición jurídica, creencia religiosa y derecho de educación. Estos virajes terminaron con la historia de que los siervos y esclavos que representaban el 95% de la población tibetana no tenían derechos humanos, permitiendo que las amplias masas de siervos y esclavos se emanciparan totalmente y llegaran a ser dueños de sus propios asuntos.

Sin embargo, frente a esta fecha de significado histórico, la camarilla de Dalai y unos cuantos países occidentales, reacios al silencio, se aprovecharon de la fecha para atacar al Gobierno de China. Algunos medios de comunicación estadounidenses mostraron también un “entusiasmo extraordinario” al respecto. Ellos calumniaron al Gobierno Central diciendo que toma medidas coercitivas en el Tíbet para destruir la cultura, civilización e idioma locales del Tíbet y perseguir a las personas leales a Dalai Lama. Pero, toda persona que tiene un poco de conocimientos históricos sobre el Tíbet puede darse cuenta de que esto es completamente confundir lo negro con lo blanco. Es sabido de todos que el sistema feudal de siervos de unificación del Estado y la iglesia frenaba seriamente el desarrollo de las fuerzas productivas sociales. En Europa Occidental, este sistema ya fue repudiado por la gente ya hace más de varios siglos. Hoy día, el pueblo tibetano, en medio de la reforma y apertura, ha obtenido progreso y felicidad, sus éxitos económicos y sociales han sido abundantes y extraordinarios, la vida del pueblo ha experimentado un cambio fundamental: Todo esto es evidente para todos. La razón por la cual la camarilla de Dalai se opone al establecimiento del Aniversario de la Emancipación del Millón de Siervos Tibetanos es que la reforma democrática les hizo perder la posición dominante y que hasta hoy abrigan ilusiones y profundo apego al viejo sistema.

La historia es imborrable y la realidad, incuestionable. ¡Estará destinado al fracaso el intento de las fuerzas separatistas por la “independencia del Tíbet” en contubernio con las fuerzas anti-chinas en ultramar de provocar disturbios en el Tíbet! El pueblo chino de las diversas etnias, incluido el pueblo tibetano, los compatriotas de Hong Kong, Macao y Taiwan y los residentes chinos en ultramar, pertenecen todos a la nación china; ellos, con los corazones que laten al unísono y con las manos cogidas, tienen sobre sus hombros la gloriosa misión del gran renacimiento de la nación china; queremos unidad en lugar de división, paz en lugar de violencia, avance en lugar de retroceso…

Para celebrar el aniversario del establecimiento del “Aniversario de la Emancipación del Millón de Siervos Tibetanos”, organizaremos en junio o julio una delegación de residentes y descendientes chinos en Europa para una visita al Tíbet. Vamos a ver un Tíbet como en el sueño, un Tíbet con tierra de encanto y belleza, un Tíbet con abundantes recursos y acomodado pueblo. Estamos convencidos de que a través de este viaje por el Tíbet, conoceremos mejor al Tíbet con sus cosas nuevas y llevaremos lo que veamos y oigamos allí a Europa y lo difundiremos por el mundo.

No ha sido fácil lograr paz y estabilidad en el Tíbet; no ha sido fácil lograr la prosperidad y desarrollo del Tíbet. ¡Que todos nosotros apreciemos todo esto! (Pueblo en Línea)
29/03/2010

Noticias relacionadas
·El Tibet inció su nueva época de desarrollo el día 28 de marzo, 1959 (2)
·El Tibet inció su nueva época de desarrollo el día 28 de marzo, 1959
·La revaluación del renminbi no podrá eliminar la ansiedad económica de EEUU
·Google no es Dios
·China no necesita a un Google politizado
 Más  
Noticias de PCCh