PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:09:10.15:06

COMENTARIO: Tras nueve años de guerra contra el terrorismo, EEUU aún tiene muchos desafíos por delante


[1] [2]

Tras nueve años del atentado terrorista contra el World Trade Center de Nueva York, Estados Unidos ha hecho progresos en su lucha contra el terrorismo: aunque Osama Bin Laden siga estando fugitivo, otros destacados líderes de al Qaeda han sido abatidos.

Pero la guerra contra el terrorismo que declaró en 2001 está lejos de llegar a su fin, y EEUU sigue afrontando significativos desafíos en su intento por erradicar la que a su juicio es la mayor amenaza para su seguridad nacional: la aparición de yihadistas crecidos en casa, el aumento de grupos afiliados a al Qaeda y la cuestionable eficiencia de sus operaciones militares en el exterior.

Faisal Shahzad, un ciudadano estadounidense de origen paquistaní, fue detenido en mayo de este año en conexión con una tentativa de atentado con coche bomba en la plaza neoyorquina de Times Square. Según parece, Shahzad se radicalizó mientras vivía en EEUU.

En diciembre del año pasado, cinco estadounidenses de los suburbios de Washington D.C. fueron detenidos en Pakistán en una redada policial contra una casa vinculada supuestamente con un grupo insurgente. Las revelaciones se produjeron apenas un mes después de que el comandante Nidal Malik Hasan hubiese matado a 13 de sus compañeros en Fort Hood, Texas. La masacre, a su vez, tuvo lugar después de que se supiese que Najibullah Zazi, un afgano que residía en EEUU, había sido acusado de planear atentar contra varios objetivos en Nueva York.

"Diversos incidentes recientes protagonizados por extremistas violentos en EEUU que están comprometidos con la lucha, tanto dentro como fuera, han subrayado que la amenaza viene de individuos radicalizados en casa", se indica en la Estrategia de Seguridad Nacional 2010 de EEUU.

Desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, grupos como al Qaeda han estado bajo la intensa vigilancia de EEUU y sus aliados, y eso dificulta el reclutamiento de combatientes fuera de EEUU para llevar a cabo ataques terroristas contra territorio norteamericano, indican los expertos. Como resultado, al Qaeda ha cambiado sus tácticas para reclutar a más individuos que nacieron, crecieron o residen en EEUU.

Además, existe un creciente peligro de ataques contra territorio estadounidense por parte de grupos afiliados a al Qaeda pero que no están integrados en esa organización.

Tehrik-e-Taliban Pakistán, generalmente conocido como TTP, fue incluido recientemente en la lista de grupos terroristas extranjeros por parte de la administración Obama. El grupo declaró que estuvo detrás del intento de atentado en Times Square.

Al Qaeda en la Península Arábica, con sede en Yemen, estuvo detrás del frustrado intento de atentar en un avión que se dirigía a EEUU el Día de Navidad de 2009.

"Esto nos lleva a una pregunta acerca de la política: ¿Debe EEUU cazar a los miembros afiliados, trabajar con los servicios de inteligencia de los países aliados y, en lugares como Pakistán, usar aviones no tripulados para atacarlos y matarlos?", dijo Daniel Byman, académico de la Institución Brookings.

"No hacer eso suele suponer perder oportunidades para atacar a los enemigos antes de que te ataquen a ti. Todavía existe un peligro. Golpear a estos grupos los debilita, pero también los hace más propensos a atacar a EEUU por su propia cuenta o en combinación con al Qaeda", manifestó.

Por tanto, ¿cómo se gana la guerra contra el terrorismo?. Posiblemente ninguno de los que toman las decisiones políticas en EEUU puede responder a eso con total confianza. El gobierno estadounidense ha utilizado todos sus recursos, tanto militares como diplomáticos, e incluso ha ofrecido ayuda al desarrollo a los estados que considera frágiles.

Los expertos advierten que los ataques militares contra grupos terroristas puede ser "una espada de doble filo". Desde un punto de vista operativo, los extremistas siempre son debilitados, a veces de forma severa. Por otro lado, la presencia de fuezas estadounidenses puede invalidar el gobierno local, haciéndolo más impopular y desacreditándolo ante la opinión pública.

Los expertos también advierten del vínculo que existe entre la política externa de un país y las amenazas internas que pueda sufrir.

"Matar a los líderes afiliados a al Qaeda en lugares como Yemen y Somalia constituye un golpe para la organización (terrorista), pero también puede provocar el enfado de los estadounidenses de estas comunidades dentro del país", dijo Byman. (Xinhua)
10/09/2010

[1] [2]

Noticias relacionadas
·Colisión en Islas Diaoyu, un juego peligroso
·Experto:Calidad de crecimiento económico es más importante que su magnitud (3)
·Experto:Calidad de crecimiento económico es más importante que su magnitud (2)
·Experto:Calidad de crecimiento económico es más importante que su magnitud
·¿Cuándo aprenderá EEUU? (2)
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh