PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:11:09.14:04

La brecha de riquezas se sustenta sobre la corrupción y el monopolio

La brecha entre ricos y pobres es un grave problema social en China, que ha estado agravándose con cada año que pasa desde la década de los 80 del siglo XX.

Hay muchas razones para la enorme disparidad en la distribución de riquezas. Pero ningún otro factor compite con la corrupción y el monopolio como sustentos de esta desigualdad.

Necesitamos entender correctamente las causas del problema. En ocasiones se atribuye la creciente brecha de la riqueza al mercado, pero se ha demostrado que esta teoría carece de fundamento. Las disparidades de ingresos en una economía de mercado son mayores que en una economía planificada. Pero no son tan evidentes que no resulten tolerables. Tanto el Gobierno como los sectores no gubernamentales deben intentar atenuar los efectos negativos de la brecha de riquezas vinculada al mercado. Pero es preciso reconocer que son disparidades distintas a las que generan el poder administrativo y el monopolio.

A menudo, el público despliega una hostilidad ciega hacia los ricos, y esto puede conducir a la inestabilidad social. Algunos ricos ganaron su fortuna gracias a las conexiones con funcionarios. Otros, sin embargo, lo lograron a fuerza de duro trabajo y buena gestión.

La clase media de profesionales y trabajadores de cuello blanco está creciendo en China. Son un baluarte muy importante de la estabilidad social. Actualmente, la proporción de la clase media en China es exigua, pero crece a pasos acelerados y está emergiendo gradualmente como fuerza social importante.

Pero no debemos ser demasiado optimistas con respecto a la clase media china, debido a sus muchas debilidades. Sus integrantes todavía no han comprendido que sus intereses fundamentales descansan en la mejora del sistema económico del país. Muchos de ellos todavía buscan atajos para mejorar sus vidas, y la manera más fácil de hacerlo es entablar amistad con los funcionarios. Pero este proceder daña los intereses de otros.

La clase media carece de sentido cívico y algunos ubicados en este segmento poblacional han olvidado sus deberes como ciudadanos. No acaban de comprender que la mejora de sus vidas personales depende del desarrollo de la sociedad como un todo. Un individuo no puede aspirar a una vida mejor en un sistema social imperfecto.(Pueblo en Línea)
09/11/2010

Por Wu Jinglian

Noticias relacionadas
·Gato encerrado en designaciones de funcionarios
·Una nueva ronda de "revaluación monetaria" no ayudará a EEUU
·Juegos Asiáticos rebasan ámbito deportivo.
·Los pobres siguen en el fondo
·La orientación política es crucial
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh